Cómo superar la ansiedad naturalmente con alimentos

Aunque lidiar con un desorden completo de ansiedad requiere usualmente terapia y/o medicación, los casos leves de ansiedad pueden tratarse con cambios en el estilo de vida, incluyendo mejoras en la dieta. Para superar la ansiedad con alimentos, prueba los siguientes consejos.

Pasos

  1. Reduce el consumo de ácidos grasos omega-6 y aumenta el consumo de ácidos grasos omega-3. Los ácidos grasos omega-6, que en gran parte se obtienen de los aceites vegetales, pueden aumentar la inflamación en el cerebro y se han relacionado con los desequilibrios del estado de ánimo. Por otra parte, los ácidos grasos omega-3 protegen contra la inflamación y se ha demostrado que mejoran el estado de ánimo general de las personas, la capacidad para hacerle frente al estrés y la capacidad para dejar el hábito de consumir sustancias adictivas.Los ácidos grasos omega-3 se encuentran especialmente en el aceite de pescado.
  2. Toma té de manzanilla. Estudios recientes han demostrado que la manzanilla puede reducir los síntomas de ansiedad.
  3. Come alimentos con alto contenido de triptófano. Este aminoácido puede reducir la ansiedad promoviendo un mejor sueño. Algunos ejemplos son: el queso, el pollo, los productos de soja, los huevos, el tofu, el pescado, la leche, el pavo, las nueces, el maní y la mantequilla de maní, las semillas de calabaza y las semillas de sésamo.
    • Para hacer que las comidas cargadas con triptófano sean más efectivas, hazlas ricas en hidratos de carbono complejos, pero usa una porción de media a baja en proteínas. Los carbohidratos ayudan a que el triptófano esté disponible en el cerebro, pero las proteínas tienen el efecto contrario.
  4. Come hidratos de carbono complejos. Estos se cree que aumentan el nivel de serotonina en el cerebro, lo que tiene un efecto calmante. Aunque los hidratos de carbono complejos tienen un efecto positivo en el cuerpo, como los que se encuentran en los granos enteros, evita los carbohidratos simples como los alimentos azucarados.
  5. Evita el alcohol. A pesar de su efecto calmante inmediato, el proceso de digestión del alcohol puede hacerte sentir nervioso e interferir cuando quieras dormir.
  6. Incorpora más vitaminas del grupo B en tu dieta. Las vitaminas B, se cree que combaten la ansiedad al afectar la producción de neurotransmisores en tu cerebro. Algunas fuentes naturales de vitaminas del grupo B son:
    • B-6: los granos de cereales, las legumbres, las hojas
    • B-12: el salmón, el queso, los huevos
    • Niacina: la carne, el trigo, los hongos o setas
    • Tiamina: las semillas, las nueces, la carne de cerdo
    • Riboflavina: el yogur, el queso cottage, el hígado
    • Ácido pantoténico: las legumbres, los huevos, la levadura
    • Biotina: la coliflor, los cacahuetes, los hongos o setas
    • Folato: los cítricos, las hojas verdes, las semillas
  7. Toma raíz de kava. Los estudios han sugerido que la kava puede tener un efecto relajante. Sin embargo, también se ha vinculado a problemas de hígado, así que asegúrate de no tomarla si tienes un hígado débil o si bebes alcohol a diario.
  8. Incluye proteínas en el desayuno. Hacer tu desayuno con más energía puede ayudarte a combatir los efectos de la ansiedad durante el día.
  9. Mantente hidratado. Incluso la deshidratación leve puede afectar negativamente tu estado de ánimo.
  10. Toma raíz de Valeriana. Algunos estudios han indicado que la Valeriana tiene un efecto sedante, por lo que se utiliza habitualmente como una ayuda para dormir.
  11. Evita la cafeína. Además de elevar la ansiedad haciéndote sentir nervioso, el efecto estimulante de la cafeína puede tardar hasta ocho horas en desaparecer y puede interferir cuando quieras descansar.
  12. Toma un té o tintura de paja de avena. Aunque leve, la paja de avena es una de las más populares nervinas (es decir, sustancias usadas para calmar los nervios) y se cree que es un estabilizador del estado de ánimo. Como beneficio adicional, no tiene efectos adversos conocidos o interacciones medicamentosas.

Advertencias

  • Es completamente posible que estés ansioso sin tener una deficiencia vitamínica. Si éste es tu caso, cambiar tu dieta hará poco (o nada) para aliviar tu ansiedad.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página