Cómo darte cuenta de si un vino tiene sabor a corcho

¿Te preocupa que tu vino pueda tener ese olor rancio? Date cuenta de si tiene sabor a corcho (está contaminado con olor a corcho) o arruinado de algún modo, leyendo estos pasos.

Pasos

  1. No asumas que sólo por el hecho de que hay pedacitos de corcho flotando en el vino éste tendrá “sabor a corcho”. La frase “sabor a corcho” se refiere a lo que sucede cuando se produce una sustancia conocida como TCA (2,4,6-Tricloroanisol), cuando las soluciones de cloro que se utilizan para esterilizar los corchos entran en contacto con el molde de los corchos.
    • Quizás ni siquiera sea el corcho. El sabor a corcho del vino puede provenir de un barril, de otros elementos de la tonelería o incluso de la madera utilizada en los almacenes del sótano.
  2. Huele el vino. Si el vino sabe a corcho, te darás cuenta con facilidad por el olor. Te hará recordar al olor que tienen las toallas húmedas que se han quedado dentro de la lavadora durante días o a hongos, tierra húmeda, calcetines olorosos o cartón mojado.
    • Incluso si la esencia del vino con sabor a corcho es sutil, podrás percibir olores rancios o mohosos.
    • Ten en cuenta que tu primera olfateada será más confiable que las posteriores. ¡Confía en el olor que percibas al principio!
  3. Pruébalo. Si tu olfato no te ha permitido darte cuenta, probar su sabor de seguro lo hará. El vino con sabor a corcho tiene un gusto amargo y las mismas características del sabor que tienen los olores mencionados en el paso anterior. Si has llegado lo suficientemente lejos como para decidirte a probarlo, enjuaga tu boca con agua y ve a buscar una botella de vino bueno para que te ayude a superar la indignación.
  4. Siempre haz que una persona pruebe el vino antes de servirlo. Esto permitirá que tu invitado vea si el vino es adecuado para el consumo y evitará que sirvas el vino en varios vasos antes de descubrir que no estaba en condiciones de beberse. Devuelve el vino con sabor a corcho a la tienda en donde lo compraste para que te lo cambien o te den un rembolso.
  5. Listo.

Consejos

  • Las botellas con tapa a rosca ayudan a evitar la posibilidad de que el vino esté contaminado con sabor a corcho, a menos que la contaminación provenga del barril, en cuyo caso ¡necesitarás preocuparte más por los controles de calidad de la marca que estás bebiendo!
  • El TCA es un vapor volátil, lo cual significa que una botella de vino con sabor a corcho sirve perfectamente para cocinar ya que el TCA se evaporará cuando lo cocines.
  • Si el vino está más bien oxidado, en lugar de tener gusto a corcho, olerá como si estuviese pasado, viejo. O también podría tener un olor a huevos podridos debido a la contaminación provocada por el azufre.
  • El vino con sabor a corcho afecta alrededor del cinco por ciento de los vinos que utilizan corchos.
  • También puedes detectar TCA en tés o agua potable.
  • Las personas son capaces de detectar TCA en una medida tan ínfima como dos partes por trillón (0,000000000002 gramos en un litro de vino).

Advertencias

  • Si tienes un resfrío, podrías no ser capaz de oler el TCA tan fácilmente. Entonces, una vez más, si tienes la nariz tapada, ¡posiblemente tampoco puedas sentirle el gusto!
  • El TCA no representa un riesgo para la salud en las pequeñas cantidades en las que puedes hallarlo dentro del vino. Sin embargo, ¡sí puede echar a perder la experiencia de disfrutar de un buen vino!
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página