Cómo cosechar arroz salvaje

El “arroz salvaje” que compras en las tiendas está procesado de manera que los granos se pongan más duros (eso les ayuda a mantenerse intactos durante el proceso, de manera que las personas compren granos largos y uniformes), sin embargo, producir granos de arroz agradables a la vista tiene un costo: no se cocinan tan suave como deberían. El arroz cosechado y procesado a mano si lo hace (la textura no es tan diferente a la del arroz cultivado) y sabe delicioso.

Pasos

  1. Busca una zona amplia donde haya arroz salvaje y que tenga agua superficial que sea relativamente fácil de remar.
  2. Haz que una persona reme lentamente la canoa a través del arroz salvaje.
  3. Que otra persona golpee los tallos después de doblarlos sobre la canoa de manera que las espigas sueltas caigan al fondo de la embarcación. Puedes utilizar dos varas de maderas llamadas aldabas. Mira el video para saber cómo es el movimiento.
  4. Recoge el arroz salvaje en una lona. Las espigas que se encuentran en la parte superior de las plantas son hogar de orugas (llamadas gusanos de arroz), saltamontes, distintos tipos de arañas, mariquitas y otros insectos. La alfombra de arroz al fondo de la canoa probablemente esté llena de vida.
  5. Deja que el arroz se seque (le tomará entre 2 a 3 días en un clima seco).
  6. Coloca el arroz en una olla de hierro muy grande y colócala sobre el carbón. El truco aquí es secar el arroz y hacer que las cáscaras queden frágiles sin quemar el grano. Te tomará un momento calcular la temperatura. Es bastante útil que quites la olla de vez en cuando para mover y sacudir todo el arroz.
    • Ahora tienes granos de arroz secos, los cuales se tornan de un color entre marrón y dorado después de calentarlos (tenían muy poco color).
  7. Una vez secos, coloca los granos de arroz en un hoyo cubierto por un cuero.
  8. La meta ahora es girar. Utiliza tus talones y muévelos de izquierda a derecha para presionar sobre los granos de arroz. Para este proceso, necesitas algo que sujete el arroz, como un cuero teñido (hoy en día también se usan suelas de goma). No debes saltar sobre el arroz (esto no logra que los granos se retuerzan como deben para desgranarse).
  9. Luego de haber pisado completamente el arroz (alrededor de 10 minutos para esta pequeña cantidad), debes llevarlo afuera y colocarlo en un contenedor grande para separarlo de la paja.
  10. Debes hacer este proceso mediante un movimiento hacia abajo del contenedor, lo cual mueve toda la cascarilla hacia el frente del tazón (lejos de la persona a cargo), donde se pueda eliminar fácilmente. Una gran parte de la cascarilla se vuela con el “vacío” que se crea al momento de mover el contenedor hacia abajo, mientras que el resto (material más grande) lo puedes quitar con la mano o soplarlo.
  11. Ahora tienes arroz completamente limpio. Date cuenta de que hay muchos granos largo (algunos rotos también), pero no hay cascarilla que no te permita disfrutar del arroz.

Consejos

  • También ves mucha vida silvestre mientras cosechas arroz (aves, peces, mamíferos, etc.).
  • Los Ojibwa llaman al arroz silvestre del norte como “manoomin” o “buenas bayas”.
  • En algunos lugares, como en el estado de Minnesota, debes comprar una licencia para poder cosechar arroz.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página