Cómo ayudar a tu cónyuge a aceptar tu amistad con parejas anteriores

Si quieres establecer una nueva amistad con tu ex pero tu cónyuge no acepta la situación, hay algunos pasos que puedes tomar para convencerlo o convencerla de que lo acepte.

Pasos

  1. Seduce a tu cónyuge. Considera que, en este momento, es probable que se sienta amenazado por ese viejo amor. Sí, es cierto que el matrimonio significa amor y compromiso, pero también quiere decir cuentas, responsabilidad, el pago de la hipoteca, noches sin dormir para atender al bebé y una gran cantidad de otros deberes muy poco románticos. Tu ex, por otro lado, es un misterioso hubiera podido ser en tu vida y resulta difícil competir con ese tipo de posibilidad desconocida. Asegúrate de que tu pareja sepa que sigue siendo la luz de tu vida al renovar el romance en la relación. Salgan, hablen sobre sus sueños a la luz de las velas en las madrugadas, déjale notas cariñosas y hazla sentir apreciada.
    • Si tu cónyuge es muy inseguro, podría malentender tus gestos románticos y verlos como culpa, compensación excesiva o como una manera de encubrir una aventura. Si piensas que lo anterior es posible, habla sinceramente con tu cónyuge y dile que estás tratando de poner más romance en el matrimonio. Dile que quieres que sepa que es muy especial y que es valorado.
  2. Aclara que tu ex no tiene segundas intenciones contigo. Señala hechos tales como que tu ex está felizmente casado, en una relación o que recientemente anunció que es gay. En ocasiones, saber que tu ex también ha avanzado podría hacer que tu cónyuge se sienta más tranquilo.
    • Si tu ex apareció nuevamente en tu vida después de una ruptura, sé sincero contigo mismo sobre la posibilidad de que desee más que tu amistad. Si este fuera el caso, habla con tu ex y establece límites claros. Si no está dispuesto a aceptar estos límites, aléjate.
  3. Ten una conversación seria con tu cónyuge en un entorno en el que se sienta cómodo. Aun en el caso de que ya hayan hablado al respecto, nunca es mala idea volver a hablar sobre un tema que aún no se haya resuelto, especialmente si la conversación anterior no resultó muy bien. Algunas personas parecen sentirse más cómodas al sostener una discusión mientras están ocupadas, mientras que otras prefieren un entorno tranquilo para concentrarse totalmente en la información. Las siguientes son algunas sugerencias que es aconsejable que tengas en cuenta cuando toques el tema:
    • Haz una cita privada preestablecida y aparta un tiempo tranquilo para hablar de tus intenciones. Manda a los niños a la cama o a dormir con algún amigo y organiza una cena, ya sea en casa o haz reservaciones en tu restaurante favorito.
    • Considera la posibilidad de tocar el tema en la noche, cuando se hayan acostado. Tal vez desees hablar del tema mientras ambos se relajan en la cama, después de haber acostado a los niños y mientras ven la televisión o leen juntos. Mantén un enfoque casual y pacífico a fin de que tu cónyuge se sienta cómodo.
    • Mientras ven la televisión, trabajan en el jardín o en otras tareas de la casa. A algunas parejas les gusta hablar de temas importantes mientras trabajan juntos en la casa. Escoge un momento en el que ambos se encuentren en la misma habitación y puedan hablar del tema sin interrupciones.
  4. Habla de la amistad en un tono racional y neutral. Algunos cónyuges se alteran si piensan que su pareja intenta enfatizar demasiado el hecho de querer iniciar una amistad con un ex amor. Planea con anticipación lo que vas a decir. Prepara las razones por las cuales te gustaría ser amigo de tu ex, incluyendo tanto los pros como los contras. Expresa tu mensaje de una manera lógica y sin emociones, a fin de que tu cónyuge no piense que estás desesperado por conectarte con tu ex amor.
  5. Invita a tu cónyuge a establecer algunas reglas razonables. Tal vez tu cónyuge desee que cortes todos los lazos con esa persona. A lo mejor deseas que tu cónyuge deje de entrometerse y te dé la confianza que mereces. En realidad, ninguna de las dos opciones es justa dentro de un matrimonio. Tu cónyuge no tiene el derecho de prohibirte que veas a alguien, pero tú tampoco tienes derecho a ignorar totalmente sus sentimientos. Lleguen a un compromiso justo al permitirle a tu cónyuge algo de control sobre tus interacciones con tu ex. Por ejemplo, acepta cenas en casa si eso significa que puedes comer semanalmente con tu ex.
    • Pregúntale a tu cónyuge qué tienes que hacer para que se sienta seguro. Un gesto como este puede ayudar mucho a que no se sienta ansioso.
    • Si tu cónyuge está totalmente en contra de esa amistad, probablemente lo mejor sea que lo aceptes, al menos hasta que haya tenido más tiempo para digerir la información. No querrás poner en peligro tu relación con tu pareja actual por la posibilidad de ser amigo de un ex. De ser posible, vuelve a tocar el tema en una ocasión posterior si tu ex sigue en tu vida. Tal vez con el tiempo y si tu cónyuge ve que puede confiar en ti, tu amistad con tu ex amor sea posible.
  6. Escucha con mucha atención lo que tu cónyuge te diga sobre cómo se siente. Asegúrate de que se sienta escuchado, ya que eso podría ayudar mucho a resolver el desacuerdo. Tal vez desees continuar con la relación a pesar de todo, pero lo mejor será que le des a tu cónyuge el espacio y que escuches con toda tu atención lo que tenga que decir. Su respuesta podría hacer que cambies tu determinación cuando evalúes cuál de las dos personas te importa más.
    • Valida los sentimientos de tu cónyuge. Si tu cónyuge dice "De ninguna manera, esa situación no me gusta para nada", no interrumpas y comiences a dar tus razones por las cuales la nueva amistad es una buena idea. Deja que tu cónyuge exprese todos sus sentimientos antes de hablar.
    • Responde a todas sus preguntas honestamente. Si te pregunta si todavía sientes algo por tu ex, sé honesto. Tu cónyuge necesita toda la información a fin de mantener una relación basada en la confianza.
    • Ponte en el lugar de tu cónyuge. ¿Honestamente te sentirías perfectamente bien si fuese él quien se está viendo con un viejo amor o sentirías celos? No te engañes, piensa en el ex amor más antiguo de tu pareja actual y considera cómo te sentirías si quisiera incluir a esta persona nuevamente en su vida.
    • Conoce a tu cónyuge. Si tu cónyuge es tranquilo, amistoso y se siente encantado de aceptar a toda la gente en su vida, aceptar a un ex podría serle mucho más sencillo que si es propenso a los celos, la inseguridad y siente aversión por sus propios amores del pasado.
  7. Presenta a ambos con cuidado. Si haces arreglos para una reunión entre los tres en un lugar neutral, como un café, podrías acabar con el misterio sobre tu amistad con tu ex. De hecho, tu cónyuge y tu ex podrían llevarse bien y desarrollar una amistad. Sin embargo, si existen posibilidades de activar muchas inseguridades en tu cónyuge (por ejemplo, si tu ex es un ingeniero respetado que gana mucho dinero al mes y que además modela en su tiempo libre), tal vez lo mejor sea que evites una reunión entre ellos.
  8. Sé completamente honesto contigo mismo en lo referente a esa amistad. Cuanto más seguro estés de que tus sentimientos son platónicos, más seguro se sentirá tu cónyuge. ¿Qué ganarán tu ex y tú si permanecen en contacto como amigos? ¿Es positivo que tu ex amor vuelva a formar parte de tu vida o podrías caer en viejos hábitos tales como las discusiones o los celos? El motivo debe ser sustancial, no simplemente porque pienses que es agradable ser amigo de tus ex amores. La amistad podría estar relacionada con los negocios, con el trabajo, con la iglesia o ser un asunto social pero, cualquiera que sea la razón, asegúrate de que no tenga nada que ver con el arrepentimiento por lo que "habría podido ser" y que no involucre la vaga esperanza de volver a encender algo más que una amistad. Si te sientes presionado por tu ex, considera que esa no es una buena razón, por otro lado, si ambos se separaron amigablemente y después de haber salido siguieron en contacto durante todos estos años construyendo una amistad sólida y no romántica, entonces probablemente esta sea una buena razón para continuar con la relación, aunque ahora estés casado con otra persona. Algunas de las cosas que querrás considerar incluyen:
    • Todavía tienes sentimientos sin resolver. ¿Terminaste tu relación abruptamente y quedaron sentimientos sin resolver o todavía ansías su compañía? Ten mucho cuidado si no estás seguro de exactamente qué sientes por tu ex amor. Debes saber, sin lugar a dudas, si sigue existiendo una atracción mutua o si se trata de una amistad platónica para ambos. Si todavía no sabes de qué se trata, no intentes ser amigo de tu ex.
    • Si cuando se separaron terminaste apreciando más a tu ex como amigo o amiga que como novio o novia. ¿Terminaron porque la llama se había extinguido pero te agradaba como amigo? Tal vez necesitaban que pasara un tiempo antes de iniciar una amistad y ahora se volvieron a encontrar.
    • Tienes que enfrentar el hecho de ver a tu ex con regularidad. Supón que los hijos de ambos están en la misma clase o que acabas de conseguir empleo en el mismo lugar en el que trabaja tu ex. En este caso, tal vez desees considerar la posibilidad de mantener una relación civilizada, a fin de que ambos puedan funcionar juntos en la sociedad.

Consejos

  • Compara la importancia de tener una amistad con un ex amor con lo que tienes ahora. ¿Vale la pena poner en riesgo tu matrimonio o hacer que tu cónyuge se sienta incómodo? Considera cómo hace sentir a tu pareja actual el hecho de que tengas una amistad con un ex.
  • Aclárales tanto a tu ex como a tu cónyuge que esta es una relación platónica, de negocios, profesional, o lo que sea, y que no se trata de nada con una inclinación romántica. La claridad en este aspecto es absolutamente vital para todos los involucrados, incluyéndote a ti.
  • Establece reglas y lineamientos para tu amistad con tu ex en cuanto al tipo de actividades o encuentros que están fuera de los límites. Por ejemplo, tal vez no quieras salir a tomar una copa con tu ex porque bajarías la guardia, algo que a su vez te llevaría a conductas inapropiadas.
  • No trabajes con tu ex por las razones equivocadas. Trabajar con un ex puede ser muy peligroso, especialmente si se cruzan los límites de las emociones y el trabajo. Esto es particularmente relevante si tu ex ahora es tu jefe y paga tu salario. Considera que podrían surgir conflictos y entonces tú estarías en peligro de sufrir problemas emocionales y financieros.

Advertencias

  • Si tienes la idea de que tu ex todavía tiene sentimientos románticos por ti, considera poner en pausa la amistad o hasta terminarla permanentemente. Los sentimientos de romance de tu ex podrían llevarlos a ambos a confusiones y problemas más adelante y podrías tomar una mala decisión como resultado de las presiones que tienes en tu vida actual.
  • Si ya tienes una historia de regresar a las relaciones románticas con tus ex, no intentes hacer que tu cónyuge lo acepte de nuevo en sus vidas. Los riesgos son demasiado grandes y lo más probable es que tu pareja actual se entere en alguna parte de que ya habías vuelto a caer en una relación amorosa con un ex amor.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página