Cómo convencer a tus padres para que te dejen ir de viaje sin ellos

Algunos padres son estrictos y otros son más relajados. Probablemente lo has escuchado muchas veces en el pasado, pero tus padres te aman incondicionalmente. Pero, por supuesto, esto no evita que a veces pienses que son irritantes. A veces los padres pueden ser demasiado estrictos, pero tienes que darte cuenta cuando tienen razón. Mientras vivas bajo su techo, lo mejor es hacer lo que ellos digan y así no te meterás en problemas.

Pasos

  1. Considera la opinión de tus padres. Admítelo: a veces los padres tienen la razón con respecto a las cosas. Tal vez ir de viaje con amigos es una de las grandes causas de discusiones entre los padres y sus hijos. ¿Por qué? Casi siempre es porque tienen miedo y no pensarán en las cosas divertidas que harás con tus amigos, solo se imaginarán en todo lo que podría salir mal o, si tienes más edad, lo que puedas hacer mal:
    • La mayoría de padres realmente se interesa en el bienestar de sus hijos y se preocupan por su seguridad. Así que no mientas diciéndoles que vas a ir a un lugar que ellos aprueben, diles a dónde vas realmente. Si no lo aceptan, entonces cambia de lugar. En realidad es muy simple. Por ejemplo, dices que vas por una noche a la casa de un amigo cercano en el que confíen. De verdad vas a estar con tu amigo, pero en otro lugar.
    • La mayoría de padres no acepta el hecho de que ya tienes la edad suficiente. Si es así, intenta el acto de "culpa"; cuéntales sobre todos los que salen sin que los molesten. Si nada de esto funciona, no te quejes ni llores como un bebé (eso les dará la razón: eres demasiado joven). A veces tienes que relajarte y aceptarlo: eso les demostrará que eres lo suficientemente maduro para entender cuándo tienen razón y puede hacer que te dejen salir en el futuro. Puede ser difícil, pero es la clave para asegurar a tus padres que eres responsable.
  2. Crea confianza. Si crees que tus padres no confían en ti, considera tu comportamiento. Mientras seas menos honesto, menos confiarán tus padres en ti. Si la razón por la cual quieres ir de viaje sin tus padres es comportarte inadecuadamente, da un paso atrás y piensa en sus preocupaciones. Después de todo, son ellos quienes tendrán que rescatarte de una situación difícil. Intenta mantener una relación honesta con tus padres y experimentarás más libertad a lo largo de tu vida.
    • Intenta expresarles o demostrarles que eres responsable. Ofrécete a cuidar a tus hermanos menores o a sacar la basura más seguido, etc. Así, verás que cambiarán su respuesta si demuestras suficiente responsabilidad. Asimismo, hacer cosas útiles y de manera amable en la casa sin esperar recibir algún tipo de reconocimiento, realmente te ayudará a estar del lado correcto. Esto puede incluir, entre otras cosas, lavar los platos, sacar la basura y sacar a pasear a tu perro (si tienes uno).
  3. Piensa en tu relación con tus padres. La última vez que saliste, ¿excediste algún plazo?Si es así, sería una buena idea disculparte por ello y demostrar un cambio de actitud. Una disculpa inmediatamente te concederá un viaje, si no se repite el error. Tienes que ganarte su confianza. Evita disculparte si el incidente ocurrió hace más de 3 meses. Si dicen que esa es la razón por la que no te dejan ir, entonces discúlpate. Haz que cumplir con los plazos de tus padres sea un hábito; puede significar irte de una fiesta en el momento más divertido o dejar a tus amigos en el centro comercial, pero así estarás creando confianza con tus padres.
  4. Encuentra el momento adecuado para preguntarles. Probablemente has vivido con tus padres desde que naciste, conoces sus hábitos y modales, usa esto a tu favor. Sabes que tu mamá está irritable después del trabajo, así que espera un rato después de que llegue a casa o ¿en la mañana antes de que vayas a la escuela? ¿Te escuchará tu papá cuando ha traído trabajo de la oficina para hacerlo en casa? Probablemente no. La idea es no usar sus 'momentos malos' a tu favor (aunque puede funcionar), esto es para asegurar que están informados de tus planes.
    • Escoge un momento en el que puedas explicar tu situación detalladamente y responder sus preguntas. (¡NUNCA LEVANTES LA VOZ NI TE QUEJES! Déjalo pasar si te interrumpen, siempre y cuando no te griten). ¿Podrán encontrarte en caso de emergencia? Si no es a ti, ¿a quién más pueden llamar para localizarte? ¿Qué tan lejos de casa estás yendo? ¿Qué información tienes acerca de tu destino? Preguntarles en el momento adecuado les permitirá considerar la decisión con una mentalidad sensata: el enojo que tienen por el trabajo o el cansancio que tengan debido a una discusión en la oficina no interferirá en tu viaje.
  5. Proporciona detalles. ¿Por qué tienes que ir? ¿Cuándo piensas salir? ¿Con quiénes? ¿Hasta cuándo? ¿Cómo llegarás hasta ahí? ¿Quién planeó el viaje? ¿Por qué? ¿Por qué TÚ tienes que ir a ese viaje? Dar todos estos detalles confirmará a tus padres que todo está bien organizado y que tienes buenas intenciones. Incluso, estas preguntas pueden ser más (o menos) de lo que ellos te pregunten. La idea es hacer tu tarea antes de enfrentarlos. Y hablando de tarea, ¿qué debes hacer antes de ir? ¿Algunos quehaceres? ¿Tareas? ¿Asuntos familiares? ¿Existen alternativas para el viaje? Presenta esta información de forma clara y mantente listo para explicarlo en caso de que hayan preguntas.
  6. Sé cuidadoso acerca de "cómo" lo dices. "¡Pero mamá, todos están yendo!", "¡Tienes que darme permiso, papá! ¡Tienes que hacerlo!". Esas peticiones cargadas presionan a tus padres, pero no justifican ninguna razón, simplemente dicen que tienes que ir y no por qué tienes que ir, y tus padres quieren escuchar el "por qué". Si solo sigues quejándote, entonces luces muy testarudo y esto da la impresión de que no tienes nada que hacer en el viaje; si usas la lógica y no la emoción, te presentas como una personas razonable y madura y esto es lo que tus padres quieren ver.
    • Elige cuidadosamente tus palabras, pero no planees todo palabra por palabra, cualquiera se puede dar cuenta de un espectáculo armado. Sé lo más real posible. Sé honesto, incluso sobre las cosas que no les pueda gustar del viaje.
  7. Dales tiempo para que superen el hecho de que ya no eres un niño. Si eres el más joven de tu familia, o eres hijo único, esto tomará un poco más, pues eres su "bebé".
    • Si dicen que lo van a pensar, déjalos hacerlo, no acudas a ellos a cada momento para recordárselos.
  8. Escucha sus preocupaciones.
    • Aunque cuando te acerques a tus padres vas a explicar tu situación, no te olvides del poder que tiene saber escuchar. Evita discrepar en un acuerdo. Muchas veces, escuchar demuestra respeto, incluso si la respuesta es un contundente "no". El punto no es necesariamente ir a este viaje; probablemente habrán muchos más en el futuro a los que podrás ir.
    • Hazlo bien y no tendrás que hacerte cargo de esto en otras ocasiones. Escucha lo que ellos tienen que decir; ¿qué no les gusta acerca del viaje? ¿Por qué? ¿Qué cambiarían ellos del viaje para que te dejen ir? ¿Qué creen que debes hacer para mejorarlo? sus respuestas serán los indicadores de sus consideraciones con respecto a este o a otros viajes. Si no prestas atención, solo recordarás que dijeron que no, no por qué. Es importante saber por qué dijeron que no, para así corregir esas razones en el futuro y poder ir al viaje.
  9. No te pongas sentimental si te dicen que no. Mantén la calma y actúa de forma madura, incluso si no es fácil. Tal vez no valores su posición, pero asegúrales que vas a trabajar en sus sugerencias. Esto puede hacer que te dejen ir a los próximos viajes, o hasta incluso pueden cambiar de parecer.
  10. Intenta verlo desde su perspectiva. Si dices que sabes por qué no te dejan ir, tal vez te den permiso porque eres lo suficientemente maduro como para no solo pensar en ti mismo.
    • Sé consciente de que tus padres tienen razones para no dejarte ir e intenta lograr un enfoque común.
  11. Escribe un plan.
  12. Planifica a dónde vas a ir, a qué horas vas a llamarlos y algún otro aspecto. A los padres les encanta cuando se escribe el plan, eso demuestra responsabilidad. ¡Si dicen que sí, solo asegúrate de cumplir con el plan!
  13. Si dicen que no una y otra vez, entonces de verdad es no. Asúmelo.
  14. ¡No los presiones!
    • En primer lugar, no vale la pena. Cuando seas mayor, tendrás muchas otras mejores oportunidades.
    • No pienses en ti mismo. Hazte estas preguntas, "¿qué sentirían mis padres si no estoy?" o ¿Qué pasaría cuando regrese a casa? ¿Habrá paz y armonía?"
    • Recuerda que no debes seguir molestándolos al respecto. Eso simplemente es más inmaduro y puede ser fastidioso. Lo más probable es que no te conduzca a obtener la respuesta que quieres.
  15. Sé responsable. Si te dejan ir, asegúrate de llegar a casa a tiempo y cumple cualquier promesa que hiciste. Si no puedes llegar a casa a tiempo, asegúrate de llamar a tus padres y decirles por qué no puedes hacerlo. Nunca los ignores, si lo haces, existe un gran riesgo de que nunca más te dejen salir de tu casa.
    • Si efectivamente puedes salir, compórtate o no volverán a confiar en ti por mucho tiempo. Recuerda que estás comprando un boleto de ida y otro de vuelta solo una vez. ¡No lo arruines con un único acto de inconsciencia!
    • Si realmente te sientes mal por no poder ir, intenta la psicología inversa. Di algo como: "mamá, tienes razón. Sería una pérdida de dinero. Entiendo tu punto de vista. Johnny va a venir pronto para devolverme el dinero que ahorré para el viaje". ¡Puede fallar miserablemente, pero vale la pena intentarlo!
  16. Empieza por cosas pequeñas. No tienes que ir a una gran ciudad solo, tal vez solo pregúntale a tus padres si puedes ir a la tienda de ropa que está al lado, mientras ellos se van de compras. Sé paciente y, al final, tus padres descubrirán que eres lo suficientemente maduro y sensato para ir a lugares solo.
  17. No te compares con otros. A los padres no les gusta eso, pues todos son diferentes. Permanece en tu propia situación y no les digas cuántos de tus amigos están yendo y que por eso tú también debes ir.
  18. Empieza a darles razones por las cuales tú debes ir. Por ejemplo, comienza a hacer más cosas en la casa, ayudar a tus hermanos, si tienes hermanos menores ofrécete a cuidarlos, empieza a cocinar la cena, ofrécete a salir con tu papá o mamá. Todas esto puede funcionar. Pero recuerda que a veces ellos tienen razón y es por tu seguridad.
  19. Si nada funciona, diles que una persona mayor de confianza también está yendo al viaje.

Consejos

  • Sé persuasivo y dales razones para que crean que eres capaz de hacer cosas por ti mismo.
  • Ofrécete a renunciar a algo por este viaje. Probablemente funcionará y es posible que también obtengas la cosa a la que renunciaste.
  • Encuentra un buen momento para contarles sobre tus planes.
  • Ayuda en casa. Adular a tus padres puede sonar mal, pero realmente puede ayudar en tu situación.
  • Hazles creer que eres lo suficientemente responsable como para salir solo. Aspira si es necesario. Realiza diferentes quehaceres sin preguntar.
  • No seas muy insistente, de lo contrario sospecharán.
  • El consejo número uno para este tipo de situaciones es no rogar. Los padres detestan que sus hijos rueguen, así que si lo haces nunca dirán que sí.
  • No los molestes.

Advertencias

  • Este artículo está dirigido principalmente a adolescentes cuyos padres son sobreprotectores. Lamentablemente, en la actualidad, muchos padre son sobreprotectores con sus hijos y es por eso, que muy pocas veces les dan la oportunidad de alejarse y probar cosas nuevas. Sin duda, es mucho más difícil convencerlos de dejarte ir solo, que convencer a los padres que tienen más confianza. Este no siempre es el caso: muchos adolescentes tienen padres que son menos protectores, a veces hasta negligentes (lamentablemente). Pero si tus padres son sobreprotectores, estarán muy ocupados acompañándote como para darse cuenta de que eres una persona inteligente que quiere hacer cosas por sí mismo y experimentar nuevas cosas. Es por esto que debes saber que no todos los padres te permitirán ir. Los resultados variarán en diferentes hogares.
  • Si tus padres te dejan ir, asegúrate de decirles "gracias" (por todo lo que hacen por ti, recuerda que ellos solo quieren que te vaya bien en la vida).
  • No intentes salir con mentiras. Si alguna vez se enteran que mentiste, puedes meterte en problemas y perder completamente su confianza.
  • No tiene sentido preguntar si nunca haces tu tarea, no te esfuerzas en las clases y nunca ayudas en la casa. Si no eres responsable, no confiarán en ti.
  • Nunca intentes culpar a tus padres. Eso hará que piensen que quieres manipularlos y engañarlos para obtener lo que quieres y nadie confía en una persona manipuladora.
  • No preguntes hasta el punto que sea molesto. Tus padres se enojarán y dirán que no.
  • Si estás planeando ir con amigos, no les digas que puedes ir hasta que tengas permiso. Puede ser que tengas que decirles la verdad, lo que será más vergonzoso que haberles dicho desde un inicio que no podías ir.
  • Intenta no pedirle a tus padres dinero o favores antes de salir. Asegúrate de ser super amable con ellos la semana anterior a la que quieres salir.
  • Muchos comentarios sugieren adular a tus padres antes de pedirles permiso. Esto no siempre funciona. Algunos padres lo aceptarán y es más probable que digan que sí, como se pretende; pero muchos otros se darán cuenta de lo que estás haciendo y pensarán que es un truco barato en lugar de una amable insinuación (esto fracasará y tal vez hará que digan que no). Tú conoces a tus padres, así que piensa.

Cosas que necesitarás

  • Una actitud positiva. Nadie quiere hacer algo por una persona que tiene una actitud negativa.
  • Un plan. Si tienes un plan, es más probable que tus padres te permitan hacer ciertas cosas.
  • Necesitarás una gran sentido de madurez que debes demostrar hasta el final para así asegurar a tus padres o apoderados que mereces su confianza.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página