Cómo evitar manchas con las toallas femeninas durante tu periodo

Tener que lidiar con los calambres, cambios de humor y otros efectos secundarios desagradables del período menstrual parece ser suficiente. No obstante, si además de eso tienes que preocuparte por las manchas cuando usas una toalla femenina, tu período menstrual puede ser muy abrumador. Sin embargo, hay muchos trucos que puedes usar para tener un período sin manchas ni preocupaciones.

Asegúrate de obtener la mejor protección

  1. Cerciórate de colocar la toalla femenina correctamente. Para hacerlo, debes sacarla del empaque, retirar la envoltura y asegurarte de colocarla justo en el medio de tu ropa interior para que no se suba ni se baje demasiado. Si tiene alas, retira la envoltura de las alas y asegúrate de doblarlas firmemente alrededor de la parte inferior del medio de la ropa interior para que la toalla femenina permanezca en su lugar. Una vez que hayas colocado la toalla femenina firmemente dentro de la ropa interior, puedes ponértela aplanándola para cerciorarte de que esté en su lugar.
    • Asegúrate de lavarte las manos antes de colocarte la toalla femenina. Después de usarla, envuélvela en su envoltura o en papel higiénico y arrójala a un bote de basura.
    • Algunas mujeres prefieren usar toallas femeninas de tela en lugar de las comunes. No son más absorbentes que las comunes pero son más ecológicas.
  2. Usa toallas femeninas que tengan la longitud y el grosor correctos. Si te manchas con frecuencia y tienes flujo abundante, debes comprar toallas femeninas que sean tan absorbentes y largas como sea posible. En la noche, asegúrate de usar toallas femeninas nocturnas, que son mucho más largas. Aunque son bastante gruesas, también puedes usarlas durante el día si tienes flujo abundante y tiendes a mancharte con frecuencia.
    • Compra toallas femeninas con alas para asegurarte de que permanezcan adheridas firmemente a tu ropa interior y no se muevan demasiado.
  3. Considera usar protectores diarios para obtener una protección adicional. Algunas mujeres colocan protectores diarios a los lados, sobre y debajo de la toalla femenina. Hacerlo puede proporcionarte protección adicional en zonas en las que tiendes a mancharte. Incluso puedes colocar algunos protectores más delgados perpendicularmente a tu toalla femenina para tener más protección. No obstante, hacerlo puede ser un poco incómodo, especialmente si las toallas femeninas o los protectores de los lados se aflojan. Por lo tanto, asegúrate de usar ropa interior ajustada y de asegurar bien la toalla femenina.
    • Si siempre tiendes a mancharte en frente o detrás de la toalla femenina, puedes moverla un poco hacia arriba o hacia abajo, dependiendo de la zona en la que te manches con mayor frecuencia.
  4. Usa ropa interior más gruesa. Otra forma de minimizar las manchas es usar ropa interior más gruesa porque es menos propensa a mancharse. Aunque hacerlo no garantiza que estarás totalmente protegida de las manchas, puede ayudarte a minimizarlas y a absorber más sangre. Tan solo saber que usas ropa interior más gruesa y más absorbente puede hacerte sentir más cómoda.
    • Asegúrate de que tu ropa interior no se afloje demasiado. En realidad, usar ropa interior holgada hace que tu toalla femenina se mueva más y es más probable que te manches.
  5. Considera usar ropa interior especial para el período menstrual. Si realmente tienes flujo abundante y te manchas frecuentemente, considera comprar ropa interior especial para el período menstrual. No se trata de la ropa interior fea que solo usas cuando estás con el período y luego te olvidas de ella. Es un tipo especial de ropa interior con tres capas diferentes que evita que la toalla femenina se desborde. La primera capa es absorbente, la segunda es a prueba de desbordes y la tercera es de algodón. Estas capas son ventiladas, te mantienen fresca y cómoda además de garantizarte la mejor protección.
    • Aunque un par de calzones para el período menstrual pueden costar de 20 a 30 dólares o más, si solo compras unos cuantos pares y los usas durante el período, tu inversión valdrá la pena.

Toma precauciones adicionales

  1. Lleva contigo una bolsa de artículos de reserva. Si no quieres mancharte durante tu período, asegúrate de llevar más toallas femeninas, protectores, ropa interior o incluso un cambio de ropa para la parte inferior en caso de que lo necesites. Si tienes espacio en tu bolso o casillero, tener un cambio de ropa puede ayudarte a sentirte segura. Aunque probablemente nunca tengas que usarlo, solo saber que está allí puede hacerte sentir más segura.
    • Si te quedas sin toallas femeninas o protectores, no temas pedir ayuda a tus amigas o incluso a tu maestra. Recuerda que todas las mujeres tienen el periodo menstrual y aunque tus amigas no puedan ayudarte, serán solidarias contigo. Si entre tu grupo de amigas eres la primera en menstruar, puedes preguntarle a una persona que sabes que podría ayudarte.
  2. No te muevas tanto como lo harías normalmente. Cuando usas una toalla femenina puedes hacer la mayoría de cosas que harías normalmente aunque es más probable que te manches si das volteretas, corres, saltas o te mueves de un lado a otro demasiado rápido. Ten cuidado con la forma en la que te mueves cuando estés con el período, especialmente en los días en que tengas flujo abundante. No querrás que el movimiento haga que la toalla femenina se mueva o que se quede en el lugar equivocado haciendo que te manches.
    • No obstante, no faltes a tu clase de gimnasia ni pases todo el día sentada en una esquina sintiéndote miserable cada vez que tengas el período. En realidad, ¡hacer ejercicio puede ayudarte a reducir los calambres!
  3. Usa ropa más oscura u holgada. Te sentirás más aliviada si usas ropa en la que las manchas sean menos visibles. La ropa oscura oculta cualquier mancha posible. Además, de esa forma ya no tendrás que preocuparte de que tu ropa clara se manche y no puedas quitar la mancha. Cuando usas ropa más holgada, te sientes menos incómoda al usar una toalla femenina y puedes moverte con mayor libertad.
    • No obstante, no tienes que usar ropa desaliñada durante el período. Debes sentirte hermosa todo el tiempo. Si usas ropa más oscura, no te preocupará tanto mancharte.
  4. Ve al baño más seguido. Otra forma de asegurarte de que tu toalla femenina no se desborde es ir al baño más seguido de lo normal. Ve al baño después de 1 o 2 horas para cambiarte la toalla femenina o simplemente asegurarte de que todo esté en orden. Es una buena forma de evitar mancharte antes de que eso suceda. De esa forma, sabrás exactamente cuándo debes cambiarte la toalla femenina y te sentirás libre y protegida.
    • Si debes ir al baño durante clases, no tengas miedo de enojar a tu maestro o maestra. Si se lo pides cortésmente y no lo haces todos los días, todo estará bien.
  5. Duerme sobre una manta oscura o una toalla vieja. Si te preocupa mancharte durante la noche, especialmente si tienes una pijamada en la casa de tu amiga, puedes colocar una manta vieja o incluso una tolla vieja que ya no uses. De esa manera, no tendrás que preocuparte por manchar las sábanas y podrás dormir profundamente sin tener que revisarlas con demasiada frecuencia. Hacerlo puede ayudarte a dormir profundamente y preocuparte menos por mancharte.
    • Recuerda, lo peor que podría suceder es que las sábanas se manchen y alguien se entere. Es probable que solo otra mujer se dé cuenta y ella comprenderá completamente lo que sucede, así que no debes preocuparte de nada.
    • Si tu padre u otro hombre ve las manchas de sangre en las sábanas, también comprenderá lo que sucedió. No te preocupes demasiado por lo que podría pasar y concéntrate en dormir profundamente.
  6. Siéntete orgullosa por tener el período. Ya sea que te manches o no, tener el período no debe avergonzarte. Debes sentirte orgullosa de este cambio en tu cuerpo y saber que es algo con lo que todas las mujeres tienen que vivir y deben afrontar. Cuanto más pronto lo aceptes, será mejor. Conversa con tus amigas o incluso con tus familiares mujeres sobre el período y verás que no tienes nada de qué avergonzarte porque es algo perfectamente natural.
    • Por supuesto que mancharse en público puede ser vergonzoso por un minuto o dos, pero no debes andar en público sintiendo miedo de mancharte en cualquier momento. No dejes que el período evite que disfrutes de la vida.
    • Si realmente te sientes incómoda cuando usas una toalla femenina, puedes probar si te sientes más cómoda usando un tampón o una copa menstrual. No obstante, debes cambiarte los tampones a lo sumo cada 8 horas y las copas menstruales aproximadamente casa 10 horas. Usar estas alternativas puede evitar que te manches y te sientas más cómoda que al usar toallas femeninas.

Consejos

  • Si tu ropa interior se mancha durante el período, no las tires a la basura, simplemente colócala en la lavadora y guárdala en el cajón de la ropa interior para usarla nuevamente cuando tengas el período. Ya que está manchada no importará si la manchas nuevamente.
  • Si vas a usar una falda, usa pantalones cortos de compresión o de licra debajo de ella.
  • Si vas a usar jeans o pantalones de otro color que nos sea negro, usa un par de mallas debajo de ellos.
  • Usar camisetas largas puede ser muy útil cuando tienes que enfrentarte con una mancha.
  • Compra toallas femeninas que tengan la máxima absorción.
  • Si te manchas, no te asustes. Simplemente cálmate, ve al baño con tu bolso de artículos de reserva y limpia todo. Puedes usar las toallas femeninas más gruesas o incluso las nocturnas.
  • Asegúrate de llevar siempre al menos dos toallas femeninas a donde sea que vayas. Nunca sabrás cuándo tendrás el período.
  • Las faldas no son exactamente las mejores prendas para usar durante el período. Los jeans u otros pantalones están cerca de tu entrepierna y evitan que la toalla femenina se mueva de su lugar.
  • Si tienes una sudadera, átala alrededor de tu cintura para esconder las manchas de sangre.
  • ¡Tener el período no debe ser un obstáculo para tus planes!

Advertencias

  • Asegúrate de cambiar la toalla femenina higiénica con frecuencia o cuando sientas que está demasiado empapada. Usar una toalla femenina sucia puede causar enfermedades sin mencionar que puedes mancharte mucho. Es recomendable que cambies la toalla cada 6 horas si tienes poco flujo o flujo regular, o cada 3 horas si tienes flujo abundante.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página