Cómo controlar la caída de una persona

Si sospechas que alguien está a punto de colapsar, a lo mejor porque se van a desmayar, a menudo la mejor forma de ayudar no consiste en mantenerlos de pie, sino ayudarlos a que caigan de una manera segura y controlada para así prevenir cualquier lesión. Te lo explicamos a continuación.

Pasos

  1. Coloca tus brazos alrededor de la persona. Ponte detrás de ellos si puedes.
  2. Una vez la hayas atrapado, afloja un poco tu agarre. Mantén tus brazos alrededor de ellos, pero no intentes mantenerlos parados.
  3. Deja que se caigan apoyados en ti. Toma una postura estable con tus rodillas ligeramente flexionadas y un pie delante del otro. Apoya el peso de la persona contra tu cuerpo, pero no intentes mantenerla de pie.
  4. Estando tu parado, deja que la persona se deslice hacia el suelo. Si puedes, guía la caiga para evitar que la persona se dé un golpe con el borde de un mueble o algún otro obstáculo. No intentes sostener a la persona ni mantenerla de pie.
  5. Sostén y protege la cabeza. Haz lo que puedas para evitar que la persona se dé un golpe en la cabeza.
  6. Mantén cómoda a la persona. Arrodíllate al lado o detrás de ellos y trata de calmar a la persona. Una almohada o una camisa enrollada es de mucha ayuda. Si la persona se encuentra desorientada, desaliéntalos para que no se levanten.
  7. Llama por ayuda. Llama inmediatamente a los servicios de emergencia, a menos que estés seguro que la persona no corra peligro. Si alguien se ha caído y no sabes porque, igual llama y explica lo que ocurrió.
  8. Acompaña a la persona. Dile a los operadores de emergencia todo lo que puedas. Menciona que controlaste la caída y coméntales si la persona se lastimo de alguna forma al caer.
  9. Aplica primeros auxilios o reanimación cardiopulmonar si es necesario y apropiado que lo hagas. Cuando mínimo, asegúrate que la persona esté respirando y toma los pasos que hagan faltas para mantener las vías respiratorias libres.
  10. Si crees que la persona se ha vomitado, ponlos de costado y, si hace falta, usa tus dedos para limpiarles las vías respiratorias.

Consejos

  • Ninguna caída es planeada. Si las cosas no van como aparecen en esta guía, haz lo que sea que haga falta. Por ejemplo, si no logras llegar a tiempo para sostener a la persona por detrás, igual intenta controlar la caída de la forma que puedas para evitar alguna lesión.
  • Si alguien se está sintiendo mareado o débil pero no se ha caído aun, párate detrás de ellos, guíalos por los hombres en caso de que tengas que controlar una caída y ayúdalos a que se sienten o se acuesten. Lo mejor es prevenir la caída.
  • Si crees que alguien está teniendo una convulsión, no le coloques nada en la boca. No contengas las convulsiones, a menos que haya un riesgo inmediato de lesión. Recuerda que una persona que está teniendo una convulsión no puede controlar su cuerpo en lo absoluto, e incluso puede que tampoco recuerde que la tuvo.
  • Una persona que se haya caído puede estar desorientada, especialmente si ha perdido el conocimiento, así que trata de calmarlas y desaliéntalos a que se pongan de pie.
  • No intentes mover una persona que se haya lastimado a no ser que dejarlas en ese lugar suponga un mayor riesgo para ellos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página