Cómo hacer dormir a un gatito hiperactivo

Si tienes a un gatito nuevo, es probable que sea muy activo. Por naturaleza, los gatitos y los gatos adultos son cazadores nocturnos; por ello, es común que sean activos durante la noche. Los gatitos jóvenes suelen tener mucha energía, y sus dueños suelen quejarse de que los mantienen despiertos durante la noche. Existen diversas maneras de hacer que un gatito duerma de noche.

Entrenar a tu gato para que te deje dormir

  1. Implementa un ritual para la hora de dormir. Tanto tu gatito como tú deben seguir este ritual o rutina. La rutina natural de un gato consiste en estar activo durante la noche y dormir en el día; por ello, es casi seguro que necesitarás entrenarlo para que haga lo opuesto. Para ello, puedes crear un ritual y realizarlo todas las noches. Esto no solo le indicará que se acerca la hora de dormir, también empleará la mayor cantidad posible de su energía, así se sentirá cansado.
    • Primero realiza una sesión de juego activa con tu gatito tarde en la noche, quizás una hora antes de irse a dormir.
    • Luego de que hayan terminado de jugar, dale un bocadillo o una golosina para la hora de dormir.
    • Una vez que el gatito termine el bocadillo, inicia tu rutina habitual para la hora de dormir y haz que el gatito te siga. El objetivo de que te mire siguiendo tu rutina es que aprenda cuáles son las actividades que señalan tu hora de dormir (y la suya).
    • Ve a la cama y apaga las luces. Acurrúcate con tu gatito. Para ese momento, debe estar cansado.
    • A medida que culmines tu rutina todos los días, tu gatito aprenderá su significado y comprenderá mejor qué es lo que se espera que haga.
  2. Reproduce música relajante para tu gatito. Reproduce canciones especiales para gatitos o gatos, así lo ayudarás a relajarse y dormirse. YouTube cuenta con diversas listas de reproducción diseñadas especialmente para relajar a los gatitos. Reproduce la música mientras te alistes para ir a la cama, así ayudarás a tu gatito a tranquilizarse. Si notas que esto funciona para tu gatito, inclúyelo en la rutina para la hora de dormir, así le indicarás que es el momento de ir a la cama.
  3. Aleja los juguetes. En ocasiones, el aspecto más molesto de que un gatito hiperactivo no desee dormir es el ruido que hacen sus juguetes. Muchos juguetes para gatos cuentan con campanas y sonidos chillones, o están hechos de plástico duro u otro material sólido. Si es el momento de irte a dormir, aleja los juguetes de tu gatito colocándolos en una caja de juguetes. Si tienes que dejarlos fuera, solo deja los juguetes blandos que no hagan ruidos. La falta de juguetes con los cuales jugar podría hacer que el gatito opte por tomar una siesta, y esto podría hacer que con el tiempo juegue más en el día (cuando puede usar sus juguetes favoritos) y duerma en la noche.
  4. Disuade a tu gatito para que no tome siestas cuando estés cerca. Lo irónico es que los gatos adoran dormir; sin embargo, los gatitos suelen dormir menos que los gatos adultos. Si tu gatito decide tomar una siesta en la tarde o la noche, y te mantiene despierto toda la noche porque es hiperactivo, trata de evitar que tome esas siestas. Si lo ves tomando una siesta, despiértalo para jugar. No tendrás que hacerlo por mucho tiempo, ya que aprenderá que se debe jugar en la tarde y dormir en la noche.
  5. Establece la regla de “no hacer nada”. Los gatitos hiperactivos podrían seguir siéndolo debido a que reciben algún tipo de atención cuando se comportan así. Si un gatito te molesta hasta llegar al punto en el que empiezas a jugar con él, alimentarlo o darle algún tipo de atención; él volverá a mostrar el comportamiento una y otra vez (¡ya que te tendrá entrenado!). Si bien puede ser difícil, uno de los tipos de entrenamiento más eficaces que un gatito puede recibir consiste en entender que no siempre estarás allí para atenderlo solo a él. No hagas nada si es hora de dormir o si ya estás en la cama, y tu gatito se acerca en busca de tu atención. Hazle caso omiso y sigue haciendo lo que estabas haciendo.
    • Esta no es una solución rápida; sin embargo, este tipo de entrenamiento es esencial para el futuro de un gatito. Tu gatito tendrá que aprender en una etapa temprana que tiene que esperar a que inicies las actividades como la alimentación y la hora de juego.
  6. Corrige a tu gato con amor. Esto podría parecer contraproducente; no obstante, si tu gatito empieza a molestar por algún motivo, acércate y dale un gran abrazo. Sujétalo, quiérelo y abrázalo. Notarás que es probable que no esté muy sorprendido por este exceso de amor, lo cual es algo bueno. Si le das estos grandes abrazos cuando está haciendo algo que no debería (como jugar con tus pies cuando intentas dormir), con el tiempo dejará de realizar esa actividad. Tu gatito empezará a relacionar determinadas actividades con el gran (y molesto) abrazo, lo que hará que deje de realizar la actividad que lo provoque con el fin de evitarlo.
  7. Bríndale un desayuno por el cual no tengas que despertarte. Los gatos cuentan con un ciclo de sueño más corto que el de las personas. Incluso si haces que duerma a la misma hora que tú, podría despertar más temprano para buscar el desayuno o tu atención. Lo peor que puedes hacer es levantarte y brindarle esa atención. Si lo haces, ¡te habrá entrenado a la perfección en poco tiempo! Si tu gatito se levanta primero, es probable que desee buscar un poco de comida, por lo que debes dejar un poco la noche anterior, así podrá consumirla en el desayuno.
    • Existen todo tipo de tazones de comida para gatos con temporizador que se abren o proporcionan la comida en intervalos determinados. Estos tipos de tazones no requieren que te levantes a alimentar a tu gatito; además, los intervalos harán que tu gatito siga una rutina específica. Si tu gatito sabe que el tazón tendrá comida aproximadamente a las 7 a. m., no te molestará para que le des el desayuno. En lugar de ello, esperará cerca del tazón hasta que la comida aparezca.

Crear un área para dormir

  1. Crea posaderos. Los gatos son observadores por naturaleza y les gusta estar en lo alto observando las actividades del hogar. Es probable que los gatitos estén menos dispuestos a molestar durante la noche si cuentan con un lugar en el cual les guste dormir. Un posadero podría ser un lugar grandioso para tu gato.
    • La mayor parte de las tiendas de mascotas comerciales e independientes venden muebles para gatos. También puedes comprarlos en Internet y en algunas tiendas por departamentos. Estos pueden ser un poco costosos, (en los EE.UU., pueden costar más de $100), pero la inversión podría valer la pena si tu gatito escala las cortinas y los estantes que no tiene permitido escalar.
    • Si no puedes costear un mueble para gatos, podrías retirar una parte de un librero o un estante para tu gato. Si colocas su comida, su tazón de agua o sus juguetes allí, esto le permitirá saber que ese es su lugar.
    • Asimismo, podrías crear tu propio mueble para gatos apilando jaulas o cajas. No obstante, debes asegurar las cajas con pegamento o cinta. El mueble podría derrumbarse si tu gato salta con mucha rapidez o si la casa cuenta con algún tipo de perturbación, como una puerta que se cierra de golpe. Debes cerciorarte de que tu gato no se lastime.
  2. Coloca una manta cálida en el área para dormir de tu gato. En ocasiones, los gatitos interrumpen el sueño de sus dueños porque extrañan la calidez de su madre y sus hermanos. Si tu gatito se ha separado hace poco de su camada, podría inmiscuirse en tu espacio de noche porque considera que es poco natural dormir solo. Si colocas una manta o una cama en tu secadora 20 minutos antes de dormir, esto las calentará. Si tu gatito considera que su espacio para dormir es agradable y cálido, podría ser menos probable que te moleste.
  3. Mantén a tu gatito en una habitación aparte durante la noche. Podrías adorar la idea de acurrucarte con tu amigo felino a la hora de dormir; no obstante, si tu gatito es propenso a la hiperactividad, podría ser una buena idea dejarlo fuera de la habitación hasta que madure.
    • Cuando llegue la hora de dormir, cierra la puerta y no dejes que tu gato entre. Podría llorar o rasguñar la puerta un poco; no obstante, es probable que evite ese comportamiento cuando note que le prohíbes pasar.
    • Si tu gatito sigue rasguñando la puerta por mucho tiempo, crea un dispositivo que evite que se acerque a ella. Coloca una cubierta de vinilo para alfombras, cuyo lado con protuberancias apunte hacia arriba, o pega cinta de doble cara cerca de la puerta.

Hacer que tu gato sienta sueño

  1. Contempla la opción de conseguir otro gatito. Si tu gatito es muy hiperactivo, podría liberar parte de su energía acumulada en el día si le brindas un compañero de juego.
    • A los gatitos les suele ir bien si se les presenta otro gato a una edad joven. Es probable que aun así tengas que presentarlos poco a poco, manteniéndolos en espacios separados de tu casa por unos días.
    • Cerciórate de que tu gatito actual no cuente con ningún problema de comportamiento que pueda dificultar el hecho de presentarle a otro gatito. Si tu gatito proviene de un hogar abusivo o si muestra tendencias agresivas, es probable que aún no debas conseguir otro.
  2. Modifica las horas de las comidas. Si no alimentas a tu gatito a una hora constante o si lo alimentas muy temprano en la noche, podrías elevar la probabilidad de que duerma en la noche si modificas su hora de comer.
    • Alimenta a tu gatito aproximadamente media hora antes de la hora de dormir. Una comida podría hacer que tu gatito sienta sueño. Además, será más probable que descanse si lo alimentas.
    • Si tu gatito te despierta temprano en la mañana porque desea comida, podrías evitar que te moleste si compras un alimentador automático en Internet o en una tienda de mascotas.
    • No te levantes para alimentar al gatito si hace alboroto durante la noche, ya que estarás premiando su comportamiento.
  3. Juega con tu gatito durante el día. Los gatitos requieren mucha estimulación. Si juegas con tu gatito en el día y todas las noches antes de la hora de dormir, esto será de utilidad para cansarlo y hacer que sea más probable que duerma en la noche, en lugar de molestarte.
    • Las sesiones de juego deben ser similares a la manera en la que los gatos cazan en la naturaleza. Los juguetes grandiosos para los gatitos son aquellos que pueden arrastrarse en el piso o sacudirse en el aire. Incluso puedes atar un juguete de ratón a un pedazo de hilo. Asimismo, puedes conseguir un juguete similar a una caña de pescar en una tienda de mascotas de tu localidad o en Internet.
    • Por lo general, los gatos requieren de 15 a 30 minutos de juego interactivo al día; sin embargo, si cuentas con un gatito muy enérgico, podría tener que jugar hasta por una hora. Debes tomarte 5 o 10 minutos para bajar el ritmo de los juegos, antes de detenerlos por completo, ya que si los detienes de manera abrupta, esto podría sobresaltar a tu gatito. Él podría molestarte para que lo entretengas más, en lugar de irse a dormir.
  4. Déjale juegos interactivos mientras estés fuera de casa trabajando. Es probable que tu gatito se aburra si trabajas largas horas y este se queda solo en el transcurso del día. Esto podría hacer que sea más activo en la noche, lo que hará que te mantenga despierto. Busca juegos interactivos que tu gatito pueda disfrutar en tu ausencia.
    • Los juegos de rompecabezas suelen contener una golosina o un juguete dentro de algún tipo de recipiente. El gato solo puede obtener el alimento o juguete si descubre la manera de abrir el objeto. Deja un juego de rompecabezas para tu gato antes de irte al trabajo.
    • Si tienes un patio trasero, puedes instalar una pajarera. A los gatitos les gusta sentarse en la ventana y observar a las aves desde el interior de la casa en tu ausencia. Incluso si no puedes instalar un comedero, tu gatito podrá observar el mundo exterior si tan solo dejas las ventanas abiertas.

Solicitar el cuidado de un veterinario

  1. Somete a tu gatito a un examen veterinario completo para descartar todo problema de salud. Si tu gatito luce muy hiperactivo y no se tranquiliza a pesar de tus esfuerzos, podría haber una causa médica subyacente. Lleva a tu gatito al veterinario y haz que lo sometan a un examen médico completo.
    • Todo cambio inusual en el comportamiento podría ser una señal de que algo anda mal. Si normalmente tu gatito era tranquilo, pero de pronto se ha vuelto hiperactivo, esto podría ser una señal de que sufre de un trastorno de tiroides. Puedes detectar este problema con un análisis de sangre y puedes tratarlo con medicamentos diarios.
    • El veterinario te pedirá el historial clínico de tu gatito y llevará a cabo un examen físico. Él podría ordenar que se hagan análisis de sangre, si lo considera necesario. Si determina que tu gatito tiene una buena salud, podrías pedirle consejos sobre la manera de mantenerlo tranquilo durante la noche.
  2. Haz que esterilicen o castren a tu gatito. Si aún no han esterilizado o castrado a tu gatito, es probable que esto esté contribuyendo con la hiperactividad.
    • Las gatitas suelen hacer mucho ruido cuando entran en celo. Podrían llorar para salir, ya que estarán en busca de una pareja. Además, notarás un aumento en su actividad. Si esterilizas a tu gatita, esto evitará este tipo de problemas.
    • Los machos no castrados no solo suelen ser más activos, también tienden a hacer mucho más ruido y podrían mostrar otros comportamientos problemáticos, como rociar orina en los muebles. Podrás reducir estos problemas si haces que castren a tu gato.
  3. Adquiere feromonas sintéticas. Las feromonas sintéticas consisten en substancias producidas con el fin de combatir la ansiedad y la hiperactividad en los gatos. Los gatos producen un tipo determinado de feromona cuando se sienten cómodos; por ello, si consigues una versión sintética de la misma, esto podría mantener tranquilo a tu gatito. Puedes comprar feromonas sintéticas en la mayoría de las tiendas de mascotas y clínicas veterinarias. Asimismo, puedes comprarlas en Internet. Sin embargo, no todos los gatos reaccionan igual a las feromonas; por ello, si estas parecen angustiar o molestar a tu gato, tendrás que dejar de usarlas.

Advertencias

  • La mayor parte de los gatos y los gatitos son intolerantes a la lactosa, y no responderán bien si se les alimenta con leche de vaca. Si deseas darle leche a tu gato o gatito, cerciórate de que esté diseñada específicamente para gatos.
  • No entrenes a tu gato empleando algún tipo de castigo físico. Si tienes que “castigar” el mal comportamiento, abraza a tu gato o dale un tiempo a solas en su jaula (con la puerta abierta).
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página