Cómo ondular tu cabello con una plancha

El cabello ondulado es un fabuloso punto medio entre uno de hebras totalmente lisas, y uno rizado y voluminoso. Cuando la mayoría de las personas quieren ondularse el cabello, piensan en un rizador. Sin embargo, en lugar de utilizar esta herramienta, puedes crear ondas suaves y relajadas solo con la ayuda de una plancha alisadora.

Ondularte el cabello de adelante hacia atrás con una plancha

  1. Ponte un termoprotector en el cabello. Este producto generalmente viene en una forma líquida con atomizador, así que rocía una cantidad generosa sobre todo tu cabello cuando esté seco. No olvides levantar secciones de tu cabello para cubrir las capas interiores e inferiores con el termoprotector.
    • Un termoprotector creará una barrera protectora entre tu cabello y el calor de las herramientas que utilices, de modo que haya menos posibilidades de que se te queme.
  2. Divide tu cabello en secciones. Dependiendo del largo de tu cabello, es posible que tengas que dividírtelo 2 o 3 veces para crear de 2 a 3 secciones diferentes. Para separar la primera, coloca las uñas de tus pulgares sobre tus orejas, a los lados de tu rostro, y dibuja una línea horizontal que atraviese tu cabello, haciendo que se encuentren en la parte posterior de tu cabeza. Toma todo el cabello que hayas recogido entre tus manos y sujétalo arriba de modo que no estorbe. En este punto, tendrás la parte inferior del cabello suelta. Una vez que tengas esta sección, divídela por el medio, formando una mitad a la derecha y una a la izquierda.
    • Ten en mente que trabajarás cada sección tanto a la derecha como a la izquierda de la cabeza. Por ejemplo, si solo divides tu cabello en dos secciones, en realidad será como si trabajaras con cuatro.
  3. Será mejor empezar el ondulado en la parte inferior del cabello (el tercio de abajo) e ir avanzando hacia la parte superior de tu cabeza, hasta llegar a tus raíces y flequillos.
    • Ondúlate la primera capa. Agarra una sección de 2,5 cm (1 pulgada) de cabello de la parte posterior de la cabeza (puedes comenzar en el lado derecho e izquierdo) y aprisiónalo con la plancha a unos 2,5 cm (1 pulgada) de distancia de las raíces. Gira y dobla la plancha hacia abajo (en dirección a tu rostro) en 90° aproximadamente y mantenla así por un segundo. Después deslízala uno poco más abajo (más o menos 2,5 cm o 1 pulgada) y gírala en unos 180° hacia la dirección contraria, alejándola de tu rostro. Sigue con este movimiento de atrás hacia adelante deslizando lentamente la plancha a lo largo de tu cabello, hasta que llegues a los últimos 2,5 a 1,3 cm (1 a 1/2 pulgada).
    • No ondules las hebras del cabello por completo, pues esto hará que tus ondas se vean menos naturales.
    • Una vez que hayas terminado de ondular una sección de cabello, ponla detrás del hombro para que sepas que ya está lista.
  4. Sujétate la sección ondulada. Utiliza un coletero delgado para sujetarte holgadamente la sección de cabello que ya hayas terminado de ondular. De esta forma, puedes tener separadas las secciones de cabello terminadas y por hacer, cuando agarres la siguiente con la que empezarás a trabajar.
    • No te sujetes el cabello muy ajustado. El elástico debe tener la presión suficiente para sostenerlo junto, sin formarle una incisión.
  5. Divide la sección del medio de tu cabello. Teniendo sujeta la parte ondulada, suelta el resto del cabello y déjalo caído. Después, pon las uñas de tus pulgares a los lados de tu rostro, cerca de las sienes, y ve formando una línea horizontal hacia atrás de tu cabeza hasta que los dedos se encuentren. Retuerce el cabello recogido y sostenlo con un gancho arriba de tu cabeza para que no te estorbe. Así tendrás la sección del medio.
    • Divide esta sección de cabello por el medio en la parte posterior de tu cabeza, de modo que tengas la mitad a la derecha y la mitad a la izquierda.
  6. Ondúlate la segunda sección del cabello. Así como te ondulaste la primera sección del cabello, haz lo mismo con la segunda utilizando el mismo procedimiento de doblar la plancha. Comienza con una porción de unos 2,5 cm (1 pulgada) de la parte posterior de la cabeza. Aprisiónala con la plancha a unos 2,5 cm (1 pulgada) de distancia de las raíces y gira el aparato más o menos en 90° hacia abajo, alejándolo de tu rostro. Desliza la plancha por el cabello en 2,5 cm (1 pulgada) hacia abajo y luego gírala en 180° hacia arriba, en dirección a tu rostro. Vuélvela a deslizar un poco más abajo, manteniendo la posición en la que está y, luego, gírala nuevamente hacia abajo en 180°.
    • Sigue este procedimiento hasta que llegues a los últimos 2,5 cm a 3,8 cm (1 a 1 1/2 pulgadas) de cabello; después, saca la plancha.
  7. Una vez que hayas terminado de planchar todo el cabello de la segunda sección, puedes agregarla al coletero que sujeta la parte que ya está ondulada. Después, puedes proceder a ondular la tercera y última sección.
    • Ondúlate la tercera sección de cabello. Dependiendo de la forma en que te hagas la raya del cabello, la tercera sección podría estar separada de manera dispareja entre la parte derecha e izquierda de tu cabeza. Si le haces una raya al medio, ambas partes serán iguales. Divide tu cabello como te lo partes normalmente y comienza a ondulártelo en secciones de 2,5 cm (1 pulgada), comenzando con la parte posterior de la cabeza, avanzando hacia adelante, en dirección a tu rostro.
    • Una vez que hayas terminado de ondularte todas las secciones del cabello, pasa tus dedos ligeramente a través de él para combinar las ondas y darles una apariencia más natural.
  8. Después rocía ligeramente tu cabello con laca para fijar las ondas.

Ondularte el cabello con trenzas y una plancha

    • Aplícate un termoprotector. Utiliza las manos para recoger y levantar tu cabello cuando esté seco y aplícale un termoprotector en aerosol de manera uniforme. Este producto te ayudará a reducir el daño por el calor de la plancha.
    • Asegúrate de no humedecer demasiado el cabello con el termoprotector. Si lo haces, espera a que se seque de manera natural o hazlo rápidamente con el secador de modo que lo peines cuando esté seco.
  1. Divide tu cabello en secciones. Utiliza los dedos para dividirlo en 2 a 6 secciones. Trata de utilizar la raya al medio de la cabeza para dividir tu cabello en una parte derecha y una izquierda, y luego separa cada una en secciones más pequeñas. Haz tu mayor esfuerzo por que todas tengan el mismo grosor.
    • Ten presente que mientras menos trenzas hagas (es decir, más cabello en cada una), más grandes serán tus ondas. Por otro lado, mientras más trenzas hagas (es decir, menos cabello en cada una), más pequeñas y dobladas se verán tus ondas.
  2. Trénzate el cabello. Trenza las secciones de cabello con la técnica normal de tres hebras. Una vez que la trenza llegue entre 2,5 y 1,3 cm (1 y 1/2 pulgada) del final del cabello, usa un coletero delgado para asegurar la punta.
    • El punto en el que inicies las trenzas dependerá del lugar en el que quieres que comiencen tus ondas. Si quieres que estas empiecen en la parte superior de tu cabeza, hazte las trenzas lo más cerca que puedas del cuero cabelludo. Si quieres que comiencen a la mitad de tu cabello, empieza a trenzar un poco más abajo, cerca de tus orejas.
  3. Dependiendo de la presión con la que trences, el resultado final serán unas ondas holgadas, hechas de trenzas holgadas, o unas ondas estrechas, hecha de trenzas ajustadas.
    • Tira de las trenzas para que no sean tan cilíndricas y estén más planas. Si es así, será más fácil mover la plancha sobre ellas.
    • Aplícale calor a las trenzas. Aprisiónalas con el aparato por separado. Comienza por el inicio de la trenza, sosteniendo la plancha en un lugar por unos tres segundos. Abre la plancha y muévela un poco más abajo en la trenza. Nuevamente aplica el calor durante unos tres segundos. Abre y cierra la plancha conforme vas avanzando hacia abajo hasta que le hayas aplicado calor a toda la trenza y asegúrate de que puedas sentir el calor a ambos lados de ella. De esta forma, aplícales calor a todas las que tengas.
  4. Deja que las trenzas se enfríen unos diez minutos después de pasarles la plancha a todas. Cuando estén frías, puedes pasarlas rápidamente con el aparato nuevamente o terminarlas, rociándolas ligeramente con laca.
    • Suelta las trenzas. Quita los coleteros que están al final de cada una y utiliza los dedos para soltarlas y deshacerlas suavemente. No tires de ellas con mucha fuerza; de lo contrario, malograrás las ondas. Frótate la parte superior de la cabeza con los dedos para darle a una apariencia más natural a tus ondas y darle más volumen a tus raíces.
    • En este punto, puedes echarte un spray para dar textura o rociarte laca a fin de que las ondas no se deshagan.

Consejos

  • La intensidad de calor que utilices podría afectar los resultados que obtengas. Una temperatura elevada te ayudará a ondularte el cabello de una manera más efectiva que cuando es baja.
  • Si tu cabello termina muy rizado para tu gusto, no te pongas laca al final.
  • Si utilizas mucho calor en tu cabello, hazte un acondicionamiento profundo al menos una vez a la semana.
  • Tu cabello estará más suave si te peinas bien cada sección antes de utilizar la plancha.

Advertencias

  • Piensa en hacerte estos peinados solo de forma esporádica, pues tu cabello podría quedar reseco a causa de tanto calor.
  • Ten mucho cuidado de no quemarte cuando estés utilizando la plancha caliente.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página