Cómo respirar correctamente para proteger tu voz al cantar

Una respiración correcta puede ayudarte a ser el mejor cantante. No solo mejorará tu canto, ¡sino que también te ayudará a relajarte en esos momentos tensos cuando eres el centro de atención!

Estudia tu patrón normal de respiración

  1. Percibe como respiras normalmente. La parte más importante de aprender a respirar libremente es percibir la forma en la que respiras sin alterarla. Mientras más sepas sobre tus propios hábitos, más fácil será liberar las tensiones y lograr un flujo libre al respirar.
  2. Percibe cómo respiras con toda actividad que realizas. Esto incluye cantar (o tocar algún otro instrumento), conversar, ejercitarte o no hacer nada en particular. Percibe qué le ocurre a tu respiración cuando realizas diferentes actividades.

Respira para cantar

  1. Trata de no pensar en dominar la respiración. La mejor forma de lograrlo, es someterte a un aprendizaje permanente. El momento en el que crees que has dominado algo, dejas de aprender.
    • Probablemente el mayor obstáculo que las personas del mundo occidental deben afrontar para aprender canto ("clásico") sin esfuerzo y de forma correcta es el axioma de que cuando enfrentas un problema, ¡"hacer" algo es la respuesta habitual! Al resolver algún problema, muchas personas responden tomando medidas, y usan instantáneamente su fuerza de voluntad. Este pensamiento perjudicará todo "esfuerzo" realizado para cantar de forma correcta, con facilidad y resonancia. Después de todo, el canto "toma el control" de todo el sistema respiratorio, el cual es totalmente involuntario (ya que si no respiras, mueres).
  2. Párate derecho con tus pies separados a un pie de distancia y con tus hombros relajados. Levanta cuidadosamente todo el torso, como si separaras la pelvis de las caderas. Deja que este movimiento ascendente continúe, para que la parte superior del pecho se extienda, mientras dejas que tus hombros y brazos estén en su posición relajada. Siguiendo con esta sensación ascendente, el cuello estará rígido pero flexible y la cabeza hacia adelante, se sentirá como si "flotara" encima del cuello.
    • La imagen mental que debes tener para asumir esta postura es una postura de nobleza o un porte noble.
  3. Inhala para que tu torso se expanda en todas las direcciones. Esto significa respirar hacia abajo en tus intestinos, hacia tu estómago y tu caja torácica, hacia la parte inferior de tu espalda y tu caja torácica y hacia tus hombros. Pero debes asegurarte de no levantar los hombros. Recuerda no tratar de mantener todo en su lugar; es decir, deja que el cuerpo haga lo suyo. Deja que el aire toque el fondo de tu torso, respira lo más profundo que puedas. Conforme vayas dominando la técnica, tu espalda y los lados de tu cuerpo se moverán al respirar.
  4. Ten en cuenta que la clave para lograr una respiración adecuada es colocar tu diafragma en la posición correcta. Cuando cantes, tu diafragma siempre debe estar en una posición "relajada".
    • Ahora inhala profundamente y aguanta la respiración.
    • Coloca tus dedos en el área carnosa en medio de la caja torácica (justo debajo del centro de tu sostén, si eres mujer).
    • Cuando exhales, trata de mantener la parte que toques relajada y sobresalida, pero no la presiones. Esto es algo muy difícil de hacer y es probable que lo hagas mal las primeras veces. Sin embargo, esta es la posición en la que el diafragma debe estar siempre que produzcas sonidos. Esto facilita mucho el canto.
  5. Imagina una banda. Cuando cantes, debes sentir como si hubiera una banda cerca de tu diafragma (no cuando inhales). Respirar de forma correcta es lo más importante al cantar, ya que ayuda a que tu voz suene lo mejor posible.

Mejora tu respiración para el canto

  1. Haz ejercicios de respiración para aumentar el control que tengas sobre tu diafragma. Para tener más vigor y resistencia, inhala por cuatro segundos, aguanta la respiración por cuatro segundos, luego exhala por cuatro segundos. Después de dominar este método, adopta uno de 6-6-6, luego de 8-8-8, hasta alcanzar los 20-20-20, pero no excedas este último.
  2. Considera emplear una respiración para meditación cuando cantes. Este es un tipo de respiración que induce a una tranquilidad profunda.
    • Empieza la respiración con un "suspiro de alivio" que puedas sentir en la parte inferior de la espalda. Este es el suspiro involuntario que las personas producen después de realizar una actividad estresante.
    • Percibe con calma cómo este "suspiro de alivio" desencadena una expansión del respiro hacia la parte inferior de tus pulmones sin ningún esfuerzo. El resultado será un respiro de 360°, llenando la parte inferior de los pulmones justo como un neumático de auto colocado de costado. Puedes tocar la parte inferior ("flotante") de tus costillas y sentir cómo se mueven hacia afuera en 360° (parte inferior de la espalda, los costados y adelante) mientras dejan espacio para la expansión de la parte inferior de los pulmones. Cuando inflas los neumáticos de tu auto en la estación de servicio, los neumáticos no "hacen" nada, solo se expanden cuando reciben el aire. Pero luego de llenar los cuatro neumáticos con aire comprimido, estas pueden soportar con facilidad las dos toneladas de tu auto cuando lo conduces tranquilamente por la autopista a 110 km/h (70 mph). Este es el mismo principio que se aplica a la expansión del respiro de 360° que literalmente brinda soporte al canto.
    • Luego de dejar que la expansión del respiro llene la parte inferior de tus pulmones, déjalo suspendido. No dejes que colapse (no conducirías con un neumático desinflado, ¿no es así?).
    • Si dejas que este respiro suspendido "viaje hacia arriba", sentirás cómo abre la parte trasera de tu garganta de forma involuntaria. Esto significa que la parte trasera de la lengua descenderá de forma involuntaria y regresará a su posición más relajada, al mismo tiempo, el paladar blando y la úvula aparecerán involuntariamente. La sensación resultante de un espacio grande en la parte trasera de la garganta se siente como una esfera, esta es la razón por la que los profesores "de la vieja escuela" solían llamarlo "un tono en forma de pera".

Consejos

  • Practica tomar respiros profundos y exhalar lentamente todo el tiempo que puedas.
  • Cuando exhales, imagina que hay una vela encendida en frente de ti y que debes evitar apagarla.
  • Imagina que el área de tu diafragma es un globo que se vuelve cada vez más grande cuando entra aire, y que se encoje cuando exhalas.
  • Cuando cantes, trata de expandir tu estómago y cantar básicamente desde tu estómago y no desde tu garganta.
  • Trata de recostarte en el piso y respirar. Esto también puede ayudarte a cantar mejor, ya que relaja tus músculos y tu cuerpo.
  • Cuando inhales, imagina que estás oliendo una rosa.

Advertencias

  • Si cantas con una respiración incorrecta, podrías dañar tus cuerdas vocales.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página