Cómo eliminar el acné de la espalda

El acné en la espalda es bastante común y molesto. Los adolescentes en la etapa previa a la pubertad y los adultos que sufren de acné en la espalda saben que este requiere cuidados totalmente diferentes a los de las espinillas que brotan en el rostro. A pesar de ello, su tratamiento comparte algunas similitudes con el de otros tipos de acne vulgaris, debido a que surge a causa de las glándulas sebáceas hiperactivas ubicadas en la espalda.

Eliminar el acné en la espalda

  1. Reprime y controla el acné en la espalda con remedios caseros. Existen muchas maneras naturales de combatir el acné en la espalda, como las siguientes:
    • Puedes combatir las espinillas secando tu piel de manera natural al exponerla de 10 a 15 minutos a la luz directa del sol y remojándote en el agua salada de la playa.
    • Lávate a diario frotando tu piel suavemente con un paño o una esponja vegetal.
    • Consume suplementos de zinc (de 25 a 45 mg) o aplícate zinc tópico de manera directa en la piel.
  2. Aprende cuáles son los medicamentos que puedes usar. Existen diversas cremas y geles que se emplean en los tratamientos contra el acné. Lo más importante que debes saber es que tienes que emplear un medicamento sin aceite. Para decidir mejor, debes emplear productos que contengan estos ingredientes:
    • ácido salicílico al 2 %;
    • peróxido de benzoílo al 2,5 %;
    • solución de azufre al 10 %;
    • crema de retinol;
    • toallitas de alfahidroxiácido (AHA) o betahidroxiácido (BHA).
  3. Emplea el vinagre de sidra de manzana para equilibrar los niveles de pH de tu piel. Mezcla partes iguales de vinagre de sidra de manzana y agua, y rocíatelo en la espalda después de tomar una ducha. Deja que se evapore para disminuir el nivel de tu piel de manera natural. También puedes hacer lo siguiente:
    • reemplazar el vinagre con hamamelis;
    • comprar un cabezal de ducha que filtre el cloro, lo que elevará el pH de la piel de manera natural.
  4. Combate el acné en la espalda evitando la formación de acumulaciones de grasa y tierra en tu piel. El acné surge cuando los poros de la piel se irritan, lo que suele ocurrir cuando están obstruidos con grasa, piel muerta y tierra. Existen muchas maneras de prevenirlo (y, por ende, también de prevenir el acné en la espalda) que requieren un esfuerzo mínimo.
    • Siempre toma una ducha poco después de haber sudado y restriega tu espalda con un paño enjabonado.
    • Enjuaga todo el acondicionador de tu cabello y disminuye la temperatura del agua de la ducha para evitar la formación de grasa.
    • Viste ropa limpia, transpirable y holgada.
    • Lava tus sábanas con frecuencia.
  5. Si tu acné es grave y no responde al tratamiento, acude a un doctor para que te ayude a tratarlo. Existen diversos tratamientos, píldoras y cremas de venta con receta que pueden combatir el acné grave. Obtén un plan personalizado con la ayuda de un dermatólogo.

Modificar tu estilo de vida

  1. Viste un sujetador limpio. Si usas sujetador, es vital que esté limpio. Usa uno limpio cada día. Los tirantes deben estar lo suficientemente ajustados como para no rozar el área con acné al moverte, lo cual la irritaría. Si es posible, usa un sujetador sin tirantes, ya que esto hará que tus omóplatos se enrojezcan menos.
  2. Viste prendas holgadas, limpias y transpirables. Todo material que roce tu espalda debe estar limpio y, si es posible, debe estar hecho principalmente de fibras naturales, como el algodón. Trata de no usar prendas ajustadas. Por último, debes lavar tu ropa con frecuencia, de preferencia, después de cada uso.
    • Lava tu ropa con un detergente suave que tenga un aroma leve o ninguno en lo absoluto. Los detergentes demasiado fuertes o con un aroma intenso pueden provocar acné o empeorarlo.
    • Aplícale blanqueador a tus prendas blancas, si es posible. El blanqueador eliminará las bacterias remanentes que se encuentren en tu ropa y evitará el desarrollo del acné. Cerciórate de enjuagarte por completo, así los químicos del blanqueador no irritarán tu piel.
  3. Toma una ducha después de sudar. Recuerda tomar una ducha después de correr o acudir a una práctica de básquetbol. Si el sudor no se elimina de la piel después del ejercicio, este genera un entorno perfecto para el desarrollo de bacterias que provocan acné. Asimismo, este sudor también puede obstruir los poros, lo que hará que el acné brote.
  4. Si vas a ducharte, debes enjuagar el acondicionador de tu cabello. Una de las posibles causas del acné en la espalda es no eliminar adecuadamente el acondicionador del cabello. El acondicionador es maravilloso para tu cabello, pero no para tu espalda. Existen muchas maneras en las que puedes evitar que el acondicionador llegue a tu espalda y provoque barritos pequeños y desagradables. Puedes hacer lo siguiente:
    • Reduce la temperatura del agua antes de enjuagar el acondicionador de tu cabello. El agua caliente hará que tus poros se abran, y el agua fría hará que se cierren. Si tus poros están abiertos justo cuando el acondicionador se escurre por tu cabello, esto hará que broten barritos en tu espalda.
    • Lávate la espalda al final, después de haberte aplicado champú y acondicionador.
    • En lugar de aplicarte acondicionador en la ducha, hazlo cuando termines de ducharte, aplicándote un acondicionador sin enjuague.
  5. Cambia tu detergente para ropa. Si tu piel es sensible, es probable que el detergente para ropa la irrite. Emplea una marca que sea más suave para tu piel.
  6. Lava tus sábanas con frecuencia. Las células cutáneas muertas y el polvo se acumulan con rapidez en las sábanas. Las mascotas que duermen en la cama también contarán con tierra. Retira las sábanas y lávalas o cámbialas dos veces a la semana.
    • Si puedes aplicarle blanqueador a tus sábanas, esto eliminará toda bacteria remanente a través del lavado. Enjuágalas por completo, así evitarás las irritaciones causadas por los químicos.
    • También debes lavar con frecuencia las mantas, los edredones y otra ropa de cama.

Emplear soluciones medicinales

  1. Lávate todo el cuerpo con un gel de baño medicinal sin aceite. Debes usar uno que tenga como ingrediente activo al ácido salicílico al 2 %. Body Clear Body Wash de Neutrogena es un buen producto que cuenta con este ingrediente. Enfócate en las áreas que cuenten con espinillas y espera un minuto aproximadamente antes de enjuagarlo, así eliminarás toda la grasa. Deja que el medicamento penetre y haga su trabajo.
  2. Huméctate con una loción medicinal sin aceite. Tu piel es un órgano de tu cuerpo, en sentido figurado, no literal. Al igual que los demás órganos, tu piel requiere agua y otros nutrientes para lucir y sentirse lo mejor posible. Aplícate una loción en la espalda cuando la laves (a diario).
    • También puedes emplear una loción no medicinal, pero cerciórate de que sea no comedogénica. Esto es necesario, ya que el ácido salicílico reseca la piel.
  3. Trata las áreas afectadas con un medicamento en crema para el acné. Al haber empleado el ácido salicílico para lavarte y humectarte, deberás usar otro medicamento para tratar las áreas afectadas, como peróxido de benzoílo al 2,5 %. Si tu piel es demasiado sensible, no uses peróxido de benzoílo al 5 o 10 %, ya que esto empeorará la irritación. Si eres sensible al peróxido de benzoílo, puedes emplear una solución de azufre al 10 %.
  4. Aplícate una crema de retinol. Aplícate una crema de retinol en la espalda durante la noche. Esto exfoliará tu piel y evitará los brotes en las áreas difíciles.
  5. Emplea los AHA y los BHA. Básicamente, los alfahidroxiácidos son exfoliantes que eliminan la piel muerta, la cual suele obstruir los poros y provocar acné. Los betahidroxiácidos combaten las bacterias del acné desde el interior. Si es posible, consigue un exfoliante corporal que contenga AHA y lávate con él tres veces a la semana. Luego de ducharte y humectarte, frótate la espalda con toallitas medicinales con BHA.
  6. Acude a un dermatólogo. Es totalmente posible que esta sea una condición que debe tratarse con píldoras o cremas tópicas contra el acné de venta con receta. No dudes en acudir a un dermatólogo para cerciorarte.

Eliminar el acné en la espalda de manera natural

  1. Exfóliate con una esponja abrasiva o una vegetal. Sin embargo, no debes restregarte con demasiada fuerza; de lo contrario, solo empeorarás la irritación.
  2. Ve a la playa. Sumerge la espalda en el agua salada por un tiempo aproximado de 10 minutos. Siéntate bajo el sol de 10 a 15 minutos. El sol resecará las espinillas. No lo hagas por más tiempo, ya que tu acné empeorará mucho más si te quemas. Vuelve a realizar este proceso un par de veces más y percibirás los resultados en los dos primeros días.
  3. Prueba el zinc. Esta no es una cura casera común para el acné, pero definitivamente es eficaz en algunos casos, ya que al zinc se le denomina el enemigo del acné. El zinc es un metal que los humanos requieren en cantidades pequeñas para realizar sus funciones vitales. Además de curar el acné, este mejora el sistema inmunitario de las personas. También puede emplearse para curar el acné en la espalda de dos maneras diferentes:
    • Colócate zinc de manera directa en la piel. Busca una loción que contenga acetato de zinc al 1,2 % y eritromicina al 4 %, y aplícatela en la piel dos veces al día. Si no consigues una, perfora una tableta de zinc en gel, extrae un poco del gel y colócalo en un dedo limpio o en un hisopo, y luego aplícatelo de manera directa en la espalda.
    • Ingiere zinc como parte de tu régimen vitamínico diario. Consume picolinato de zinc todos los días, en una dosis aproximada de 25 a 45 mg. No consumas más de 50 mg al día, ya que podrías correr el riesgo de sufrir una insuficiencia de cobre, ya que las dosis mayores de zinc obstaculizan la absorción de cobre.
  4. Prepara un exfoliante natural. Esto será de utilidad para eliminar las células cutáneas muertas que pueden obstruir los poros y provocar brotes. Exprime una toronja en un tazón con 1 1/2 tazas de azúcar blanca y 1/2 taza de sal marina gruesa. Aplícalo en las áreas afectadas, luego sécalo dando toques suaves.
  5. Modifica el pH de tu piel. El pH se define como la alcalinidad de tu piel. Los científicos han descubierto que un pH menor a 5 (el ideal es 4,7) brinda beneficios para la salud general de la piel y la flora bacteriana, la cual es de utilidad para esta. El pH de la piel puede ser mayor a 5 si te duchas y usas jabón, lo que provocará resequedad, enrojecimiento y brotes.
    • Cambia el cabezal de tu ducha. Adquiere uno que filtre el cloro del agua, tu piel te lo agradecerá. Los cabezales de ducha de buena calidad preequipados con filtros solo cuestan entre $25 y $50, y pueden generar un impacto significativo en tu piel.
    • Elabora una mezcla con una parte de vinagre de sidra de manzana y otra de agua potable filtrada, y colócala en un rociador. Rocíate la solución de vinagre en la piel después de ducharte y antes de dormir, y deja que seque. El pH de tu piel disminuirá de manera natural gracias a este proceso.
    • En lugar de usar vinagre de sidra de manzana, emplea partes iguales de hamamelis y agua filtrada, para obtener el mismo efecto.

Consejos

  • No consumas demasiada comida chatarra, ya que podría ser uno de los elementos que cause los brotes de acné en tu espalda. Además, el acné podría extenderse al rascarte la espalda, por lo que tampoco debes hacerlo.
  • Limpia de manera exhaustiva toda esponja vegetal luego de usarla, ya que puede portar gérmenes y bacterias con facilidad.
  • Bebe 8 vasos de agua al día. Si te hidratas de manera adecuada, podrás garantizar que tu cuerpo no tenga que liberar mucho aceite y bacterias a través del acné en la espalda.
  • Puedes conseguir versiones genéricas de los geles de baño para el acné. Tan solo deben contar con ácido salicílico al 2 % como ingrediente activo.
  • No irrites las espinillas, ya que esto solo hará que se enrojezcan y, en ocasiones, pueden formar una cicatriz.
  • En el caso de los hombres, no deben quitarse la camiseta y luego entrar en contacto con objetos con tierra, como una pared o el suelo.
  • Los limones son muy buenos para secar las espinillas.
  • No consumas comida chatarra, no solo para el cuidado de tu cara, sino también para todo el cuerpo. El consumo excesivo de comida chatarra no será de utilidad para el tratamiento del acné en la espalda, ¡pero tampoco para la cara y otras áreas de tu cuerpo!
  • Si eres sensible al ácido salicílico o consideras que los productos de venta comercial son ineficaces para el acné en tu espalda, emplea un polvo medicinal para la piel. Por lo general, este será de utilidad y no te resecará la piel en exceso. Conversa con un farmaceuta sobre las diferentes marcas.
  • Estas son otras soluciones que puedes emplear para el acné en la espalda:
    • Usa un jabón del árbol del té.
    • Usa champú para la caspa con zinc.
    • El aceite del árbol del té es un tratamiento tópico natural que puede aplicarse en lugar del peróxido de benzoílo y el ácido salicílico.
    • Tratar tu piel con limones (cortando una rodaja y aplicándotela en la piel) o tomates será de mucha utilidad, ya que el ácido que contienen permite eliminar las bacterias perjudiciales. Esto es adecuado en particular si tu piel es sensible y los tratamientos químicos son más perjudiciales que beneficiosos.

Advertencias

  • No te pellizques ni te revientes las espinillas. Esto solo elevará las probabilidades de sufrir una infección. Aplica peróxido de hidrógeno al 3 % o peróxido de benzoílo al 10 % en las espinillas reventadas, así disminuirás las probabilidades de sufrir una infección.
  • Si usas el medicamento Accutane, no uses Neutrogena ni peróxido de benzoílo. Accutane elimina las glándulas sebáceas que se encuentran debajo de la piel, lo que elimina a un importante productor de aceite.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página