Cómo hacer un varial kickflip en la patineta

El varial kickflip combina las técnicas del pop shove it y el kickflip. Esto significa que necesitarás el pie de atrás para levantar la tabla como harías en un pop shove it, pero la tabla tendrá que voltearse en vez de girar antes de que la atrapes. Si ya sabes cómo hacer el pop shove it y el kickflip, entonces ya deberías estar en camino a hacer el varial kickflip. Si quieres saber cómo hacerlo, entonces mira el paso 1 para comenzar.

Pasos

  1. Consigue algo de impulso. Aunque necesitas velocidad para este truco, si te sobrepasas, resultará en un mal aterrizaje. Por otro lado, la falta de velocidad hará el truco casi imposible de hacer (la tabla se irá demasiado lejos o no girará lo suficiente). Si eres realmente nuevo haciéndolo, puedes intentarlo en posición estacionaria si quieres aprender bien todos los pasos.
  2. Posiciona tus pies correctamente. Pon tu pie trasero en la parte alta de la cola, como harías para hacer un pop shove it. Tu pie delantero debe estar posicionado en la sección delantera de la tabla, justo cerca de los pernos. Si eres nuevo haciendo el truco y quieres tener un poco más de estabilidad, puedes mover tu pie delantero un poco más cerca del trasero. Antes de intentar el varial kickflip, asegúrate de sentirte lo suficientemente cómodo en la tabla para hacer un pop shove it y un kickflip. Este no es un truco para principiantes absolutos.
    • Para obtener un giro más rápido, puedes mover tu pie delantero un poco más atrás.
  3. Agáchate. Dobla tus rodillas y mueve tus manos hacia abajo cerca de ellas para ayudarte a tener un centro de gravedad más bajo. Mantén tus hombros alineados con la tabla para no perder el control de ella. Recuerda que necesitarás generar suficiente altura para estar en el aire lo necesario para que la tabla dé la vuelta completamente, así que es importante tener cierta elasticidad en las rodillas para ayudarte a ir hacia arriba.
    • Asegúrate de no doblar demasiado las rodillas o no tendrás la altura suficiente para colocarte sobre la tabla.
  4. Pisa y lleva hacia arriba la tabla con tu pie trasero. Como harías con un shove it, usa tu pie de atrás, llevándolo hacia abajo, para que la tabla salte y empujando un poco para que así rote (como en el truco antes mencionado) dándole dirección desde la parte alta de la cola. No pises la cola como harías en un ollie o la tabla irá en una dirección diferente.
  5. Golpea la sección delantera de la tabla con el pie de adelante. Esto es lo que necesitas para que la tabla se dé la vuelta. Recuerda que tienes que hacer esto muy rápido, casi tan pronto como hiciste saltar la tabla con tu pie trasero. Esto se puede ver como la realización de una ligera y rápida patada sin aplicar demasiada fuerza en la tabla. Sólo trata de golpearla con tu pie delantero exactamente como harías en un kickflip.
  6. Mantén la altura sobre la tabla. Debes saltar lo más alto que puedas para darle a la tabla el suficiente tiempo para darse la vuelta. Levanta tus brazos junto con el resto del cuerpo para ayudarte a mantenerte por sobre la tabla el tiempo necesario para que termine de voltearse. Cuando estés en el aire, asegúrate de seguir la tabla.
    • Ten cuidado con tus tobillos. La tabla puede girar y darte en los tobillos si no estás lo suficientemente alto.
  7. Atrapa la tabla. Espera a que la tabla se haya dado la vuelta y este en su pico de altura antes de intentar atraparla con tus pies. Mantén tu pie delantero afuera para que puedas atrapar la tabla como harías en un pop shove it, colocándolo de nuevo en ella cuando esta haya terminado de girar. Aterriza ambos pies a la altura de los ejes, con tu pie trasero cerca de la cola y el delantero cerca del frente. Dobla las rodillas cuando hagas esto, para ayudarte a obtener equilibrio y absorber algo del impacto de la tabla. Atrápala como lo harías después de un shove it.
    • Trata de aterrizar con ambos pies de forma pareja. Si caes muy fuerte en la cola, la tabla podría voltearse.
  8. Avanza montando. Mantén tu equilibrio en la tabla, con los hombros sobre ella y tus brazos a los lados mientras ruedas impecablemente.
  9. Sigue practicando. Si tienes problemas logrando este truco, puedes trabajar perfeccionando tu kickflip y tu pop shove it y luego unirlos. Puedes practicar con diferentes niveles de velocidad para ver cuándo es más fácil para ti lograr el truco. No te frustres si no lo logras inmediatamente, con tiempo y dedicación lo harás.
    • Si te sientes confiado con tu varial kickflip, puedes intentar un 360 shove it, girando la tabla 360° mientras se da vuelta.

Consejos

  • Puedes aprender el truco rápidamente y es sencillo, pero luce complicado. Es un buen animador de multitudes.
  • Si no puedes aprender el truco correctamente en el lapso de algunos días, entonces aprende a hacer el pop shove it y el kickflip de forma separada.
  • No necesitas saber cómo hacer un pop shove it y un kickflip antes de intentar hacerlos juntos.
  • No te agaches demasiado o inclines muy alto. No tendrás suficiente empuje o no podrás saltar lo suficientemente alto.

Advertencias

  • Como en el pop shove it, aterrizar en un pie puede ocasionar que el otro se golpee debajo de alguno de los ejes.
  • Cuidado con los tobillos. La tabla podría girar y golpearte en la parte baja de las piernas.
  • Si aterrizas muy fuerte sobre la cola, la tabla podría volar y golpearte en la cara, así que ¡ten cuidado con el aterrizaje!
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página