Cómo tratar una infección del oído medio

Ahora que te curaste del resfriado ¿sospechas que tienes una infección en el oído medio? Podría dolerte el oído, tal vez supure, tengas problemas para escuchar y el oído tapado. Este artículo de mostrará cómo tratar los síntomas de una infección del oído medio con un método casero.

Pasos

  1. Alivia el dolor. Necesitarás un analgésico de venta libre, como el acetaminofén y, posiblemente aplicar una toalla de cara caliente o un parche caliente. Si el dolor es severo, tu médico podría necesitar prescribirte algunas gotas especiales para los oídos.
  2. Limpia la supuración del oído, si la hay. La supuración debería ser espesa, amarilla y oler mal, y por lo general es una señal de que se ha roto el tímpano. Éste sanará solo en entre 3 y 4 semanas. Limpia la parte externa del oído con un hisopo suave de algodón y recuerda jamás introducirlo en lo profundo del oído.
  3. Si piensas que el problema es severo, visita a un médico local. Los médicos pueden ayudar mucho en resolver cuáles son tus necesidades en todo lo referente a tu salud. Ver a un médico te ayudará a saber cuán severa es realmente la infección.
  4. Obtén una prescripción para un antibiótico (si tienes fiebre alta, o si el oído no ha sanado en unos pocos meses, o si hay otras complicaciones). El tratamiento con antibióticos más común y recomendado para las infecciones en el oído es la amoxicilina. Asegúrate consultar con tu médico antes de tomar un medicamento y de leer las advertencias sobre la amoxicilina que aparecen más abajo.
  5. Añadir calor a la oreja. Añadiendo Teóricamente calor al oído puede causar que los fluidos en el oído que aflojar. Algunos métodos posibles están recibiendo algo así como un calentador de la mano para poner en el oído. Secador de pelo del pelo pueden ayudar también, pero que tendrían que usarlos en arranques en lugar de en una larga secuencia de soplado o de lo contrario le hará daño al oído.
  6. Evitar todo tipo de humo. Esto incluye fumar tabaco y segunda mano! El humo se sabe que obstruyen las trompas de Eustaquio, que sólo ayudarán a la infección.
  7. Intentar Aceite de ajo. Es un remedio casero muy útil, agregando dos gotas de aceite de ajo dentro del oído. En una tienda también puede ser capaz de encontrar dos cápsulas de aceite de ajo de todas las cosas. Añadir una bola de algodón en la primera con el fin para el aceite de ajo para ser capaz de fluir dentro de las trompas de Eustaquio. Por lo general, la primera dosis funciona, pero hacerlo un par de veces no le haría daño. Sin embargo, si no he aquí algunos otros aceites y los productos extraños al utilizar aceite de ajo funciona mejor en mi opinión:
  8. * aceite de cocina
  9. * peróxido de hidrógeno
  10. * aceite de bebé
  11. Eleve la cabeza al dormir. Hacer esto puede causar la obstrucción de los fluidos que causaron la infección en primer lugar a fluir libre.
  12. Cebolla. Este es probablemente mi remedio favorito, ya que funciona bien y es la más abstracta de la naturaleza. Cortar unos trozos de cebolla y ponerlos en un recipiente pequeño de vidrio. Microondas por un minuto o dos y luego se aplican unas gotas de jugo de la oreja. Realmente te hace pensar que descubrió esto, ¿eh?

Consejos

  • Bebe mucha agua. El agua ayudará a tu cuerpo a combatir la infección.
  • Relájate. Relajarte y creer que tu oído sanará rápidamente, de hecho acelerará la recuperación y ayudará con las molestias.
  • Recuerda que nadar y las alergias son causas comunes de las infecciones en los oídos. Cuando padezcas de alergias fuertes y/o vayas a nadar, intenta tomar tabletas de zinc o de vitamina C.
  • Recuerda descansar. Correr o trabajar mucho aumentará el dolor de oídos.

Advertencias

  • Nunca introduzcas un hisopo de algodón hasta lo profundo del oído cuando te estés limpiando, hacerlo puede causar lesiones.
  • Evita permitir que entre agua en tus oídos. Esto se aplica especialmente para las actividades tales como la natación y tomar una ducha.
  • Cuando tomes amoxicilina ten cuidado, ya que tiene efectos colaterales; éstos incluyen: náuseas, vómito y fatiga. Pero ten presente que una reacción alérgica a la amoxicilina es muy peligrosa; comienza con un cambio en el estado mental, sarpullido con comezón intensa (a menudo comienza en la punta de los dedos y alrededor de las ingles, extendiéndose luego rápidamente) y sensación de fiebre, náusea y vómitos. Necesitarás atención médica de emergencia si tienes una reacción alérgica.

Cosas que necesitarás

  • Acetaminofén
  • Toalla para la cara o parche caliente
  • Hisopos de algodón suave
  • Antibióticos (de ser necesarios)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página