Cómo dormir sin que tu maestro lo sepa

Cuando hay noches muy largas de fiesta o de estudio, siempre tenemos la experiencia de empezar a quedarnos dormidos durante clase. Muy a menudo, buscamos una silla o banca justo para una siesta de 20 minutos. Desafortunadamente nuestros maestros siempre se dan cuenta cuando en el salón hay alguien que está en la tierra de los sueños.

Pasos

  1. Siempre revisa lo que tu maestro estará haciendo el día de tu siesta. Asegúrate de que él o ella no incluya en su agenda del día una lección en la cual tiene que caminar por todo el salón revisando si los alumnos están haciendo o no su trabajo. El mejor tipo de situación es cuando la maestra está enseñando una larga y aburrida lectura y hasta él o ella está muy aburrida.
  2. Durante los primeros 10 minutos de la clase, no importa que tan cansado estés, la llave para que te puedas tomar tu siesta de una forma satisfactoria es siendo activo al principio en la clase. Eso incluye hacer comentarios inteligentes, hacer preguntas, y ser el aprendiz entusiasta que usualmente eres. Aunque parezca que estás haciendo lo contrario a lo que se supone que vas a hacer (quedarte dormido) pero esto te ayudará a mantener la guardia. Participando en clase tu maestro no te dará más responsabilidades el resto de la clase. Piensa en que vas a hacer que tu maestro se enamore de tu participación creando un velo invisible de inocencia, y es un blindaje para que no se den cuenta que estás haciendo algo mal.
  3. Crea una barrera física. Coloca una mochila de 30 libras enfrente de tu escritorio. Una de las técnicas más obvias es poniendo un objeto grande en el ángulo en el que tu cara será bloqueada y la maestra no podrá verla. Es lógico decir que si tu maestro no te puede ver durmiendo entonces no te va a descubrir. 
  4. Coloca los útiles apropiados de lectura o para escribir. Si tu maestro espera que estés tomando notas, entonces intenta tener un lápiz en la mano junto con una hoja de papel en tu escritorio. Los profesores se fijan en los alumnos en el salón de clase para asegurar que todos estén haciendo lo que tienen que hacer.
  5. Con los pasos mencionados anteriormente vas a querer dormir en diferentes posiciones. Con mucha práctica, dormir con tu cuello doblado y la cabeza sobre el pecho es la forma primordial de dormir en clase. Además si es que el profesor te descubre vas a poder tener la excusa de decir que estabas pensando, que tienes irritados los ojos o que estabas meditando. Además dormir con tu cabeza en tu pecho te permite estar en la posición similar que tus compañeros que están despiertos. Esto te hace menos evidente y te permite poder dormir también.
  6. Un buen beneficio para tu siesta de día es creando una coartada que pudiéramos llamar “observador”. Tener un amigo sentado cerca y que esté al pendiente de ti. Si es que hay un profesor caminando cerca o algún anuncio importante que se va a dar, tu observador puede despertarte inmediatamente. Esto de da más seguridad y comodidad saber que hay alguien que está al pendiente de ti y que lo único por lo que tienes que preocuparte es por dormir un rato.
  7. Debes estar relativamente en buenos términos con tu profesor. Si es que te descubre, no vas a querer recibir un castigo que pese como si fuera un delito.
  8. Tienes que estar preparado por si falla. Siempre tienes que tener una excusa realista para los maestros. La mayoría de ellos no se olvidan de las excusas viejas como que un perrito inocente estaba perdido. Si es que todas tus excusas fallan, entonces tienes que involucrar tu lado sentimental hacia el maestro.
  9. Si es que estás leyendo un libro, tienes que cambiarle la página, recárgate en tu mano y duérmete. El maestro va a pensar que estás leyendo junto con todos los de la clase, ya que cuando estás viendo para abajo, solo puedes ver los parpados de las personas. Mantente listo para cuando tus compañeros cambien de página.

Consejos

  • Si eres una persona que ronca mientras duerme, te sugiero que duermas por espacios de tiempo más cortos. Además asegúrate de que tu amigo te despierte cuando empieces a roncar.
  • Si eres de las personas que babea mientras duermes, es mejor mantener comida o bebidas lejos de tu boca. La última cosa que necesitas es un gran alboroto cuando la chica que este enseguida vea tu baba colgando de tu labio.
  • Siempre ten en cuenta a los maestros sustitutos. Algunos maestros sustitutos están nerviosos además se ponen muy tensos con el orden y el comportamiento de la clase, mientras que a otros no les importa en realidad lo que pasa.
  • Duérmete lo más tarde que puedas en la clase. Esto es conveniente ya que el timbre te despertara en vez del profesor enojado.
  • Asegúrate de dormir solo cuando estés muy cansado. Es mejor estirarte algunas veces y mantenerte despierto si es que puedes.
  • Asegúrate que nadie alrededor de ti también esté durmiendo. Si es que descubren a alguna persona también descubrirán a otra, es como efecto domino.

Advertencias

  • Detención. Si te descubren pueden enviarte a la oficina del director de tu escuela o castigarte de alguna otra manera.
  • Para las chicas y chicos atractivos es muy vergonzoso que te descubran babeando.  
  • Cuídate de los cabeceos
  • Puedes perder artículos valiosos de tu mochila o escritorio.
  • Los maestros harán bromas sobre ti.
  • Puedes tener una pesadilla y gritar en medio de una lectura.
  • Habrá soplones que van a decir al maestro que estás quedándote dormido.
  • Si esto se vuelve un hábito y tienes compañeros serios alrededor de ti que valoran la educación más que cualquier cosa, tienes que dejar la mala recitación y construir una nueva.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página