Cómo cortar molduras de corona

Las molduras de corona incrementan considerablemente la visión estética de un cuarto; sin embargo, instalarlas puede llegar a ser muy complicado. Trabajar con los ángulos puede ser un gran desafío, incluso para el remodelador más dedicado. Por lo tanto, revisa estos pasos para hacerlos bien y de manera sencilla.

Los primeros cortes

  1. Trabaja una sección a la vez. Comienza con la esquina menos visible del cuarto, especialmente si instalas molduras con un diseño. Esto se debe a que es bastante fácil alinear el patrón en cada esquina conforme vayas avanzando. Sin embargo, es muy probable que la última esquina no encaje.
    • En la primera esquina, dibuja una línea en cada pared que se intercepten en la esquina por toda la parte inferior de la moldura. Esto te ayudará a mantenerte alineado cuando la instales. Para hacerlo, sostén un pequeño pedazo de moldura en la esquina. Traza una línea por toda la parte inferior de la moldura en la esquina y repite este proceso en las otras paredes de modo que las líneas se conecten.
  2. Mide la pared y la moldura. Usa una cinta métrica para medir la pared de esquina a esquina. Mira la esquina y determina si comenzarás con la pieza izquierda o con la pieza derecha.
    • Mide la primera pieza de la moldura hecha según la medida de la pared. Marca las medidas en el lado inferior de la moldura sobre ambos bordes.
  3. Prepárate para cortar. Coloca la moldura al revés en tu mesa de sierra. Sostenla como si la mesa fuera el techo, con el lado que da a la pared que está frente a ti. Esto te permitirá ver las marcas de las medidas hechas en los bordes inferiores.
  4. Para la primera sección, realiza cortes rectos de 90° en ambos bordes de la moldura. La moldura se instalará, de manera nivelada, contra la pared en la esquina. Todavía no te preocupes por los ángulos, la segunda pieza se cortará para que encaje en la primera pieza.

La segunda pieza

  1. Mide la segunda pieza de la moldura. Marca la parte inferior de la moldura. Si marcas la parte superior, tus cortes no saldrán bien. Esto se debe a que la parte inferior de la moldura recorre todo el camino hasta la esquina, mientras que la parte superior no.
    • Ajusta tu sierra ingletadora a un ángulo de 45°. Suponiendo que vas a comenzar con la pieza izquierda, la sierra debe estar en el ángulo de izquierda a derecha.
    • Asegúrate de colocar la parte del techo de la moldura en la plataforma de la mesa de sierra mientras sostienes el lado de la pared que está frente a ti.
    • Realiza el primer corte, con la sierra desciende hasta la marca que has hecho en la moldura.
    • Cuando dudes, haz un corte largo de modo que puedas recortar la parte extra. Si realizas un corte pequeño, puedes hacer que toda la pieza sea inservible.
  2. Corta el otro borde. Ajusta la sierra de nuevo a un ángulo de 90°. Coloca la sierra debajo de tu marca de medida y deja un pequeño espacio extra solo en caso de ser necesario.
  3. En un borde de 45°, usa una sierra dentada fina para cortar la parte posterior. Sigue los contornos de la moldura y saca la madera restante. La idea es que el corte de 45° se ajuste sobre los contornos de la primera pieza de la moldura.
    • Líjala para eliminar cualquier espacio. Prueba usar la sierra al sostener un pedazo de moldura contra los contornos. Los espacios deben ser mínimos. Usa una pistola de macilla para rellenar cualquier espacio que no pueda ser eliminado al momento de lijar.

Termina el trabajo

  1. Repite los pasos anteriores con el resto de las piezas de la moldura. Si colocas una moldura en un cuarto con 4 paredes y comienzas con una pieza con dos ángulos de 90°, debes hacer una pieza con dos ángulos de 45°.
    • Los ángulos de 45° tendrán que ser ángulos opuestos. Asegúrate de dejar al comienzo de 2 a 5 centímetros (1 o 2 pulgadas) extras para asegurar que cada cosa encaje. Una pieza un poco más larga ayudará significativamente que toda la construcción sea un poco más ajustada y evitará que se formen rajaduras cuando la casa se asiente.
    • Para un cuarto de cuatro paredes, debes terminar con una pieza que tenga dos bordes de 90°, dos piezas que tengan un borde de 90° y 45°, y otra pieza que tenga dos bordes opuestos de 45°.
  2. Pega la moldura. Coloca pegamento a lo largo de las caras planas que tocan la pared y el techo. Además, coloca pegamento en las partes de la moldura que conectan con la otra pieza.
    • Sería de gran ayuda, tener apoyo extra cuando instales la moldura, especialmente para las piezas más largas.
    • Presiona el borde de la primera pieza con firmeza en la primera esquina.
    • Usa clavos de acabado para asegurar la moldura mientras el pegamento se seca. Usa un punzón para asegurarte de que los clavos estén debajo de la madera. Esto te permitirá pintar los clavos.
    • A medida que avanzas, pega el resto de las piezas de la moldura con macilla para rellenar los espacios.

Consejos

  • Para empezar, realiza algunos cortes para practicar usando un pedazo de moldura para que percibas como los ángulos encajan. Esto te ahorrará muchos dolores de cabeza y dinero cuando comiences con la moldura real.
  • No fuerces la moldura para que encaje perfectamente en la pared. La mayoría de paredes no son exactamente rectas y forzar tu moldura para ajustarla a la pared solo podría resaltar las irregularidades. En cambio, puedes usar macilla para rellenar los espacios causados por las paredes y esquinas imperfectas.

Advertencias

  • Siempre ten cuidado cuando trabajes con sierras y herramientas eléctricas. Sigue todas las instrucciones de seguridad publicadas.

Cosas que necesitarás

  • Sierra ingletadora
  • Sierra dentada fina
  • Papel de lija
  • Cinta métrica
  • Lápiz
  • Pegamento de poliuretano
  • Clavos de acabado
  • Martillo
  • Punzón
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página