Cómo ser un bombero

Los bomberos son auténticos héroes capaces de hacer lo imposible para velar por la seguridad de los ciudadanos. Este trabajo no solo es noble, sino que es un puesto muy codiciado, con un salario medio que sobrepasa los 47.000 dólares al año y un índice de crecimiento en empleo del 19 % previsto para el periodo comprendido entre el 2008 y el 2018.Sin embargo, si quieres ser bombero, deberás pensar seriamente en el impacto que esta profesión puede tener sobre tu estado físico y emocional, además de considerar el sufrimiento al que en ocasiones se verá sometida tu familia. ¿Crees que tienes lo que hay que tener para ser bombero? Sigue leyendo para averiguarlo.

Reunir los requisitos

  1. Debes tener 18 años como mínimo. Esta es la edad mínima requerida para ser bombero. Sin embargo, en algunos estados de Estados Unidos, tendrás que tener 21 como mínimo para poder solicitar una plaza. Infórmate sobre los requisitos de edad de tu zona.
  2. Consigue un título de secundaria o equivalente. Necesitarás tener un título de secundaria o equivalente para solicitar plaza como bombero. Recuerda que el título de secundaria es lo mínimo que se exige en formación. Hay mucha competencia, así que puedes ampliar tu educación para tener más posibilidades (averigua cómo hacerlo en la siguiente sección).
  3. Consigue el permiso de conducir. Para ser bombero, necesitarás el permiso de conducir y, por supuesto, un expediente impecable como conductor. Si no tienes todavía el permiso de conducir, es hora de conseguirlo. Cualquier bombero debe estar disponible para conducir en cualquier momento.
  4. Asegúrate de tener un expediente impecable. El cuerpo de bomberos comprobará al detalle los expedientes de todos los candidatos para asegurarse de que no haya antecedentes penales, multas de tráfico, o antecedentes de uso frecuente de drogas. El informe del historial puede llegar a ocupar 25 páginas, así que cubrirá todos y cada uno de los detalles de tu existencia.
  5. Fórmate como TES (Técnico de Emergencias Sanitarias). Aunque no se trate de un requisito absoluto, la mayoría de los cuerpos de bomberos exigen el certificado de TES para todos los candidatos, y más del 90 % de los departamentos exigen este certificado una vez superado el proceso de selección y contratación. Ser bombero no implica solo extinguir incendios; de hecho, muchos cuerpos de bomberos se encargan de más del 70 % de los casos de emergencias médicas, así que conseguir el certificado de TES es fundamental para tener éxito. Con esta formación, también aumentarás el valor de tu candidatura, ya que tendrás más experiencia y más conocimiento de lo que implica trabajar como bombero.
    • Además, si tienes el certificado, necesitarás menos entrenamiento con el cuerpo de bomberos durante el proceso de preparación, lo cual te hará ganar puntos en la selección.

Ser un candidato más atractivo

  1. Consigue una licenciatura o una diplomatura. Aunque los títulos universitarios no son imprescindibles, más del 70 % de los aspirantes a bombero acaban cambiando de carrera profesional. Así que, para aumentar el valor de tu candidatura, deberás tener una diplomatura o un licenciado en alguna especialidad relacionada con la profesión, como las matemáticas, la química, la biología, la comunicación o, incluso la informática. En ciertos países, tienes la opción de especializarte, incluso, en ciencia del fuego o ingeniería de protección contra el fuego.
    • Otra opción consiste en inscribirse en una diplomatura de 2 años de seguridad pública. El currículo cubrirá cursos en justicia criminal, terrorismo, administración pública, manejo de protección, leyes administrativas, investigación de antecedentes, vigilancia, crímenes informáticos, control de situaciones violentas, etc.
    • También puedes asistir a clases de tecnología del fuego en la universidad de tu localidad, aunque no obtengas un título. Esto demostrará tu interés por la profesión y te ayudará a conocer mejor el terreno en el que quieres especializarte.
  2. Obtén una licencia para ejercer como paramédico. Si ya cuentas con un título como TES, puedes solicitar el acceso a la escuela de paramedicina. Insistimos en que esto no es un requisito, pero te ayudará a sobresalir durante el proceso de selección de aspirantes. Muchos cuerpos de bomberos buscan expresamente candidatos licenciados en paramedicina. Por supuesto, no debes seguir este camino si no tienes verdadera vocación por la sanidad y por ser paramédico. No ingreses en la escuela de paramedicina únicamente para tener más posibilidades de acceder al cuerpo de bomberos.
  3. Preséntate en los parques de bomberos a los que quieras presentar tu solicitud. Antes de enviar la solicitud, acude a los distintos parques de bomberos que te interesen para presentarte, hacerte una idea de cómo es la gente que trabaja ahí, y cómo funciona el lugar. Si das este paso (sin ser demasiado insistente), te considerarán un aspirante más comprometido y decidido cuando, en el momento de la entrevista puedas decir cosas como: "Algo que me impresionó realmente del cuerpo de bomberos fue...". De esta forma, tu candidatura resultará más convincente.
  4. Realiza trabajos de voluntariado en tu comunidad. Ser bombero requiere dedicación y entrega a tu comunidad. No hagas trabajos de voluntariado únicamente para tener más posibilidades de conseguir unirte al cuerpo de bomberos. También debes tener un interés sincero por cuidar de tus conciudadanos. Tampoco tienes por qué hacer algo relacionado con la extinción de incendios; el simple hecho de demostrar que te preocupas por cuidar de los niños, las personas mayores u otras personas que puedan necesitar ayuda reafirmará tu dedicación.
  5. Ábrete camino para entrar en el cuerpo de bomberos de otras formas. Hay varias formas de sobresalir en tu comunidad antes de solicitar el acceso al cuerpo de bomberos. Aquí tienes unas cuantas sugerencias:
    • Trabaja como bombero voluntario. Aún tendrás que reunir los requisitos básicos para ser bombero, pero tu esfuerzo no será compensado económicamente. Si ya trabajas como bombero voluntario en el momento de solicitar el acceso al cuerpo de bomberos, te resultará más fácil conseguir un contrato, pero si este es tu objetivo profesional, la idea es que consigas ser un empleado con sueldo.
    • Consigue algún trabajo municipal, como conductor para el servicio 911
    • Colabora temporalmente como ayudante de guarda forestal
  6. Investiga acerca del servicio de bomberos. Antes poner un pie en la puerta, tendrás que aprender todo lo posible sobre el servicio de bomberos en general. Aunque es importante aprender las tareas fundamentales que requiere trabajar como bombero, también deberás comprender las tendencias y preocupaciones generales de la industria. Es probable que durante el proceso de selección te hagan preguntas como: "¿Dónde ves el servicio de bomberos dentro de cinco años?", o: "¿Cuáles son las dos mayores preocupaciones en este terreno profesional hoy en día?". Así que infórmate y prepárate bien para responder a este tipo de cuestiones.

Bordar la prueba de acceso

  1. Supera la prueba de revisión de tu historial. El documento de revisión del historial puede llegar a ocupar 25 páginas que incluyen información detallada sobre tu educación, tus títulos y tu experiencia laboral, así como recomendaciones y otros miles de asuntos. Es muy probable que te entreguen un documento con todo lo que tienes que incluir para completar tu historial y te pidan que lo devuelvas en un plazo de una semana, así que antes de hacer la solicitud, prepara tu expediente académico, referencias de experiencia previa, recomendaciones y cualquier información que puedan exigirte.
  2. Supera la evaluación psicológica. En la prueba de acceso te realizarán un examen psicológico para determinar si eres capaz de mantener el control en situaciones de estrés y de soportar la presión de esta profesión. También tendrás que demostrar tener suficiente valor y habilidad para comunicarte eficazmente, así como una buena capacidad analítica en situaciones críticas.
  3. Supera el examen médico. Para ser bombero, necesitarás tener una buena coordinación, agilidad y fuerza, además de estar en muy buena forma física en general. También debes tener un buen estado de salud en general, y no puedes presentar ninguna limitación física.
  4. Supera el test de capacidad física. Esta prueba es un test muy riguroso en el que deberás demostrar tu velocidad, tu agilidad, tu fuerza y tu resistencia. La prueba suele incluir 8 series de ejercicios que se deben completar en 10 minutos y 20 segundos como máximo, y se evalúa únicamente con un aprobado o un suspenso. También tendrás que completar la prueba llevando un cinturón de 22,7 kg (50 libras), pantalones largos, un casco y otros elementos pesados propios del equipamiento de un bombero. Aunque debes informarte al detalle sobre los requisitos del test de capacidad física, aquí tienes unas cuantas pruebas que tendrás que superar:
    • Subir escaleras. Sube 60 peldaños en 3 minutos, llevando un peso de 5,7 kg (12,5 libras) en cada hombro.
    • Arrastrar la manguera. Ponte el extremo de una manguera de 61 m (200 pies) sobre el hombro y arrástrala alrededor de varios obstáculos hasta que la marca de 15,24 m (50 pies) de la manguera cruce la meta.
    • Llevar el equipamiento. Lleva contigo dos sierras a lo largo de 22,9 m (75 pies) alrededor de un obstáculo y devuélvelas al punto de inicio.
    • Subir la escalera transportable. Sube hasta el último peldaño de una escalera transportable de 7,3 m (24 pies) situada contra una pared fija.
    • La entrada forzada. Utiliza un mazo de 4,5 kg (10 libras) para golpear un aparato de medida hasta que suene un timbre.
    • La búsqueda. Gatea sobre las manos y las rodillas en un túnel laberíntico.
    • El arrastre de rescate. Arrastra un muñeco pesado alrededor de un obstáculo.
    • Tirar el techo abajo. Utiliza un bichero para sacar una puerta abatible y echar abajo el techo.
  5. Supera un examen escrito para demostrar distintas habilidades. Estas habilidades abarcan temas como la comunicación, la memoria, y la capacidad de juicio y resolución de problemas. Hay guías disponibles para facilitar el estudio del contenido de estos exámenes. La mayoría de los departamentos clasifican el orden de contratación según las puntuaciones de los exámenes. Es muy importante conseguir la mayor puntuación posible.

Tener éxito en tu carrera profesional

  1. Entrena en la academia de bomberos. En la academia aprenderás a distinguir los distintos tipos de incendios y fuegos, así como a extinguir cada uno de ellos. También aprenderás a utilizar todos los elementos del equipamiento, tales como el hacha, la sierra, la escalera transportable y la manguera. Aquí tienes algunas otras cosas que aprenderás durante el riguroso proceso de entrenamiento:
    • Técnicas de extinción de fuegos
    • Prevención de incendios
    • Control de materiales peligrosos
    • Procedimiento en caso de emergencia médica
    • Averiguación de códigos de acceso a los edificios para realizar inspecciones de incendios
    • Resolución de operaciones de rescate
    • Manejo de materiales peligrosos
  2. Comienza la experiencia práctica. Una vez que hayas pasado por la academia de entrenamiento, serás destinado a un cuerpo de bomberos para realizar prácticas con profesionales expertos. En algunas ocasiones se pagan las prácticas, pero en otras no. Se te considerará apto para obtener el título de bombero profesional una vez que hayas superado todos los exámenes y hayas completado las prácticas. Sin embargo, algunos cuerpos de bomberos tienen lista de espera de candidatos válidos para contratación a jornada completa.
  3. Consigue un contrato de jornada completa como bombero profesional con sueldo fijo. Una vez que hayas completado las prácticas y hayas conseguido el título como bombero, estarás preparado para empezar con las agotadoras y satisfactorias tareas necesarias para tener éxito en la profesión. Si consigues un contrato, deberás sentirte orgulloso, pero manteniendo siempre los pies sobre la tierra para aprender nuevas habilidades, ampliar conocimientos y mejorar como profesional.
  4. Gana experiencia. Aunque reúnas muchos requisitos y hayas demostrado tener habilidades increíbles para llegar a ser contratado, este trabajo nunca para. Hay muchas habilidades que aún puedes ganar, y mucho entrenamiento que puedes realizar para convertirte en el mejor bombero que puedas ser y para ser más útil en el cuerpo de bomberos. El entrenamiento también puede depender de lo que haga falta en el cuerpo de bomberos en el que trabajes. Por ejemplo, si están desesperados por contar con alguien que hable español, estudia esta lengua a fondo. Aquí tienes otros consejos para ganar experiencia:
    • Fórmate en primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar
    • Consigue un título universitario de especialidad en administración pública
    • Consigue un certificado como técnico de emergencias sanitarias o como paramédico si no lo tienes aún
    • Consigue un certificado como socorrista
    • Consigue un permiso para manejar materiales peligrosos
  5. Mantén una buena forma física. Si quieres ser el mejor bombero que puedas ser y continuar desempeñando bien tu trabajo, deberás mantenerte en buena forma física. Aunque el trabajo en sí será riguroso y exigente, puedes seguir un entrenamiento extra en el gimnasio, correr todas las semanas, llevar una dieta saludable y cuidar tu hábito de sueño para continuar mejorando. Sigas la rutina de ejercicio que sigas, deberá incluir entrenamiento de fuerza y de resistencia (trabajo anaeróbico y aeróbico).

Consejos

  • Considera la posibilidad de trabajar como voluntario con algún cuerpo de bomberos antes de tomar la decisión de iniciar una carrera profesional en este terreno.
  • Habla con tu familia antes de plantearte seriamente la posibilidad de ser bombero. Los bomberos arriesgan su vida a diario. El estrés puede ser difícil de sobrellevar para algunos miembros de la familia. Además, los bomberos trabajan muy duro y durante muchas horas a diario.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página