Cómo darse espacio mutuamente

Necesitamos darnos el espacio para crecer, para ser nosotros mismos, para ejercer nuestra diversidad. Necesitamos darnos espacio para que podamos dar y recibir cosas tan hermosas como las ideas, la franqueza, la dignidad, la alegría, la sanación y la inclusión. Max de Pree Paradójicamente, las relaciones que parecen perfectas y en las que la pareja hace todo junta tienen un gran riesgo de fracasar. Es propio de la naturaleza humana terminar sintiéndose aprisionado por la sensación de estar permanentemente juntos y siempre tener que confiar en el otro para obtener una fuente de logro en la vida cotidiana. Para estar completos, es importante que todos nos sintamos autónomos y unidos. Para evitar esta trampa “benigna” que nos lleva a confiar demasiado en una persona, es importante reconocer el apego excesivo y hablar con honestidad y actitud de apoyo acerca de las soluciones prácticas y positivas que permitan que ambos tengan el espacio para crecer individualmente dentro de una sociedad.

Pasos

  1. Reconoce las señales de advertencia. ¿Tu pareja y tú hacen todo juntos? ¿Pasan cada momento que tienen libre juntos al punto de no saber en verdad quién sugirió qué pero ambos hacen lo mismo? O quizás hay más sentimientos negativos involucrados como una actitud posesiva, la dependencia o los celos? Por último, ¿tienes una sensación de sofocación en tu relación, una falta de dirección o una niebla abrumadora cada vez que piensas en hacer algo sin tu pareja?
  2. Determina si no estás involucrado en una relación de codependencia. Las relaciones de codependencia no son muy divertidas. De hecho, se tratan se intensidad, de perfeccionismo y donde ambas personas se toman las cosas demasiado en serio. Existe un sentido de manipulación entre sí y una gran necesidad mutua que se origina en los problemas pasados, tales como una educación emocionalmente traumatizante, un miedo a perder a las personas o simplemente no tener muchos objetivos propios en la vida y reemplazar eso con la otra persona. Básicamente, las personas que se encuentran en una relación de codependencia sienten una incapacidad para “estar por su cuenta” y juntas intentan completar una tarea a partir de dos mitades divididas. Si realmente crees que este es un problema subyacente, es posible que ambos necesiten ayuda profesional, ya que, sin la intervención neutral y externa, es probable que continúen con este comportamiento de necesidad. Una parte del proceso de recuperación para una pareja que se encuentra dentro de una relación de codependencia es aprender a relajarse, divertirse y jugar tanto juntos como por separado.
  3. Habla acerca del tema. Hornea algunas galletas y prepara una taza de té o de café. Siéntense juntos en un lugar tranquilo y dile a tu pareja que necesitas tener una charla seria y positiva. Utiliza un tono de voz tranquilo y sé muy amable. Comienza la charla diciéndole a tu pareja lo mucho que la amas y lo agradecido que estás porque esté en tu vida. Luego pasa al tema principal de una manera amable pero franca diciéndole que crees que la salud de la relación depende de que ambos puedan crecer como personas independientes y juntos como pareja. Básicamente, le sugerirás que para lograr la felicidad de ambos es necesario dejar un poco de espacio en la vida de cada uno de forma que puedan mejorar su relación amorosa. Estas son algunas formas en las que puedes proceder:
    • Evita echarle la culpa, nunca digas cosas como “hiciste esto o aquello” y siempre utiliza la primera persona en tus frases; además, habla sobre las metas y la salud de la relación en lugar de las cosas que van mal entre ustedes. Lee el artículo llamado "Cómo practicar la comunicación no violenta".
    • Deja en claro que esto tiene como finalidad asegurarte de ser la persona de la que tu pareja se enamoró al principio, que estás perdiendo la noción de lo que es esta persona y que quieres ser tú mismo nuevamente.
    • Explícale la manera en la que expandir sus horizontes por separado permitirá que su “convivencia de pareja” florezca cuando ambos compartan sus descubrimientos personales. Utiliza la metáfora de la psicoterapeuta Wendy Allen en donde ambos reman con su propia canoa, uno al lado del otro, en lugar de estar juntos en la misma; ella dice que darse un espacio asegura que cada persona tenga un sentido cohesivo y completo de sí misma que fortalezca el sentido de unión.
    • Intenta definir lo que quieres decir con “espacio”. Esto puede aliviar gran parte del miedo o resentimiento potencial en caso de que tu pareja entienda lo que quieres decir con eso. Saber qué tipo de espacio buscas facilita las cosas y reduce las probabilidades de un desacuerdo. Para ti, el espacio puede ser (entre otras cosas):
      • Tiempo libre
      • Tiempo en silencio
      • Espacio laboral
      • Espacio emocional
      • Espacio financiero Lee el artículo llamado Cómo asumir un enfoque saludable de las finanzas en tu relación.
  4. Explícale a tu pareja que las otras personas siempre deben ser parte de sus vidas. La consejera en relaciones Anne Hollonds señala que es un error fatal asumir que ser una pareja satisfará completamente las necesidades de la otra y viceversa. Di que quieres (y alienta a tu pareja a que también lo haga) pasar tiempo con aquellos amigos que no ven para que ambos se sientan revitalizados gracias a este nuevo estímulo. En muchos casos, es probable que tus amigos y los de tu pareja no sean los mismos y esto está bien. Se trata de salir, disfrutar de sus amistades y de confiar el uno en el otro. Es más fácil cuando se trata de amigos del mismo sexo; simplemente no toques el tema más polémico de los amigos del sexo opuesto hasta que ambos hayan explorado la zona de las amistades del mismo sexo. Por ahora, las formas en las que pueden ayudarse a crecer al pasar tiempo con otras personas son:
    • Organizar salidas sin la pareja.
    • Dejar que los amigos vayan a casa y se apoderen del sótano, del salón para jugar ping pong, de la televisión, etc. mientras que la otra pareja se pone a limpiar o se queda en otra parte de la casa (¡siempre puedes editar artículos de wikiHow toda la noche!);
    • Confiar en una pareja para que vaya a un viaje el fin de semana a pescar o a otra ciudad con sus amigos, mientras que tú vas a un spa o a jugar golf un fin de semana para disfrutar de tu relación durante este descanso y evitar que rompas tu parte del trato.
  5. Pídele a tu pareja ser almas gemelas y no compañeros de celda. Ambos necesitan trabajar en sus miedos internos que pueden surgir en forma de rechazo, inseguridad, miedo a la pérdida, resentimiento y desconfianza. Tranquiliza a tu pareja diciéndole que estas comprometido con ella y que simplemente le pides que haga lo mismo con la evolución de la relación para que se vuelva más fuerte y más sólida de lo que se siente en este momento. Además, ambos deben trabajar juntos para alcanzar los compromisos que funcionen bien para ambos.
  6. Tómense el tiempo para perseguir sus propios intereses. Haz un trato con tu pareja diciéndole que es el momento para que ambos reclamen su espacio personal y persigan sus propios intereses y pasatiempos. Un buen objetivo sería aumentar gradualmente el tiempo que pasan separados a alrededor de un cuarto de su tiempo libre, aunque la ruptura depende de ti como persona, así como el llegar a un compromiso como pareja. ¡Nadie dijo que esto iba a ser sencillo!
  7. Rompan el molde como pareja. Esto significa que deben hacer cosas de manera independiente mientras comparten una actividad como pareja. Es posible que sea aterrador al principio pero puede ser increíblemente liberador y también puede demostrarles a ambos que no hay nada que temer al ser independientes, solo habrá más espacio para que la admiración y el amor crezcan. Estas son algunas sugerencias para comportarse de manera independiente como pareja:
    • Sentarse separados el uno del otro en las cenas.
    • Relacionarse en las fiestas mientras no están tomados de las manos. Darse un beso de “buena suerte” en la entrada de una fiesta y crucen miradas de amor de vez en cuando a lo largo de la noche, pero disfruten realmente de la compañía que tienen a su alrededor. Después del evento, ¡cuéntense todos los chismes emocionantes que recopilaron durante la noche! ¡No hay nada más emocionante que ver las miradas de sorpresa de las personas cuando se den cuenta lo sólidos que son como pareja y lo liberales que también son!
    • Ir al mismo lugar para vacacionar pero realizar actividades distintas. Puedes ir a esquiar mientras tu pareja hace snowboarding. También puedes ir a nadar mientras ella va a surfear. Ambos pueden estar en el mismo lugar pero al mismo tiempo están separados. Reúnanse para comer y para realizar algunas actividades juntos. O también pueden hacer actividades por separado y una en pareja a la mitad de todas ellas. Ya has entendido la idea.
    • Si tienes hijos, túrnense para cuidarlos. Asegúrense de que estos turnos sean sin condiciones. El tiempo libre para disfrutar de algunas cosas es solo eso y ambos deben reconocer que cada uno se merece este espacio.
  8. Calma a tu pareja. Dile a tu pareja que organizar un espacio para un crecimiento óptimo de ambos de manera individual y como pareja es una necesidad constante en todas las relaciones. Tranquiliza a tu pareja al decirle que si siente que te estás alejando demasiado, todo lo que tiene que hacer es decírtelo para que te detengas, dejes todo y escuches sus preocupaciones. También explícale que esto no se trata de querer un espacio permanentemente alejado de ella, sino que se trata de permitir un “espacio para crecer” a medida que siguen compartiendo sus vidas y su amor en conjunto. Naturalmente, durante los momentos de enfermedad, de tensión o de otras situaciones difíciles, la relación necesita cambiar y ambos serán lo suficientemente fuertes como para atravesar esto y realizar los ajustes adicionales según sea necesario.

Consejos

  • Después de haberlo decidido, debes aceptar tu propio consejo y no volverte quisquilloso o fastidioso con la nueva privacidad de tu pareja. Si esto te molesta ahora, piénsalo con anticipación, ya que no puedes ser el único beneficiado con esta decisión. Debes estar preparado para renunciar a las sospechas molestas acerca de las actividades de tu pareja; este es un ejercicio basado en la confianza. Recuerda lo que Richard Bach solía decir: “Si amas a alguien, déjalo ir. Si vuelve es porque es tuyo; si no, es porque nunca lo fue” .
  • Esta debe ser una discusión amistosa y comprensiva, así que no la abordes pensando solamente en tus deseos y necesidades, con una ansiedad reprimida o con una seriedad general con respecto a imponer tus términos que al final sirva como un ultimátum. Estos tipos de enfoques negativos solo aumentarán los miedos al rechazo y harán que la conversación esté llena de tácticas de defensa propia que no cambiarán nada.
  • Realizar algún tipo de deporte o ejercicio en tu tiempo libre es una excelente forma de darse un espacio. El ejercicio es excelente para aliviar el estrés y la ira acumulada que, a largo plazo, podría eliminar la tensión de tu relación y hacerla más saludable.
  • No te distancies de los amigos; en lugar de eso, mantente en contacto con ellos regularmente y reúnete con los que tengan intereses similares a los tuyos. Si con regularidad pasas tiempo alejado de tu pareja, con el tiempo comenzarás a valorar los momentos que pasan juntos. Al final, esto conduce a una relación más saludable.
  • Cuando las cosas comiencen a mejorar de acuerdo a tu plan, evita señalárselo a tu pareja; a nadie le gusta que lo hagan. Si tu pareja es feliz, concuerda con que la relación es más feliz y más estable. Sin embargo, no te detengas ahí, ya que el secreto de las relaciones después de solucionar los desafíos es mantener una comprensión positiva y tácita. Mantener las relaciones bajo un microscopio puede ser una señal de una relación patológica.
  • Si tu pareja no parece comprender o expresa su ansiedad, no digas “Solo era una idea” y dejes las cosas así. Discute la razón de su ansiedad con respecto a su relación sumamente cercana y demuéstrale con delicadeza por qué las cosas necesitan cambiar para asegurarse de que la relación se mantenga fuerte. Si te rindes rápidamente, será casi imposible cambiar las cosas, ya que ambos admitirán una falta de voluntad para llegar al origen del problema y resolverlo.

Advertencias

  • Si tu pareja se opone rotundamente a abrir sus vidas, es momento considerar la posibilidad de terminar la relación. Solo tú puedes decidir lo que es más importante: la promesa de aburrirte con el tiempo o hacer que tu pareja permanezca en tu vida.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página