Cómo hacer una voltereta hacia atrás

Hacer una voltereta hacia atrás es una habilidad básica a perfeccionar como la voltereta hacia adelante. Tal vez sea difícil aprender al inicio y toma un poco de práctica hacerlo bien. Empieza por aprender a ejercitarte para hacer una voltereta hacia atrás y después pasa a realizar una completa.

Entrenar para hacer una voltereta hacia atrás

  1. Intenta mecerte hacia atrás. Empieza en una posición de sentadilla. Mantén tus manos cerca de tu cuerpo con las palmas rectas hacia el techo. Deben estar al ras de tus hombros. Deja caer tu trasero como si te fueras a sentar. Mécete hacia atrás mientras levantas tus piernas rectas. Así pondrás toda la presión en tus manos y hombros. Mécete hacia adelante nuevamente.
    • A medida que te acostumbres a este ejercicio, empieza a empujarte con tus manos para levantar tu cuerpo del suelo un poco. Estas entrenándote para ser capaz de levantar tu cuerpo sin lastimar tu cuello.
  2. Prueba colocando los tapetes en forma de V. Una manera en la que aprenderás a perfeccionar la voltereta hacia atrás es colocando tu tapete en forma de V. Te ayudará a proteger tu cuello mientras aprendes a mecerte en línea recta.
    • Para hacer una voltereta hacia atrás necesitas suficiente fuerza abdominal para levantar tus piernas y cadera sobre tu cabeza. También necesitas la suficiente fuerza en los brazos para empujar tu cuerpo y proteger tu cuello.
  3. Usa una colchoneta inclinada. Una manera fácil de aprender el movimiento básico de una voltereta hacia atrás es utilizando una colchoneta inclinada. Mantén tus manos cerca de tu cuerpo. Las palmas rectas hacia el techo. Mete la barbilla. Mécete hacia atrás cuesta abajo en la colchoneta inclinada. Alcanza el tapete mientras mantienes tus manos cerca de tus hombros. Avienta tus pies sobre tu cabeza para dar la voltereta y aterrizar sobre ellos.
  4. Usa la asistencia de un ayudante. Si aún no logras completar una voltereta, pídele a alguien que te ayude. Esa persona debe pararse a tu lado. Cuando te mezas hacia atrás, tu ayudante te sostendrá de la cadera. Te ayudará a levantar tu cadera al igual que guiar tu cuerpo mientras se evita la presión en tu cuello.
    • Tu ayudante te ayudará a corregir la colocación de tus manos. También te puede ayudar a desarrollar suficiente fuerza en los brazos para empujarte solo y alzarte del suelo

Completar una sencilla voltereta hacia atrás

  1. Empieza en la posición de sentadilla. Empieza con tus rodillas juntas y tu espalda recta. Tus muslos deben estar paralelos al suelo.
    • Mantén tus manos extendidas enfrente de ti si necesitas ayuda para balancearte.
    • A medida que empieces a perfeccionar la voltereta hacia atrás, comienza a tratar de hacerla estando de pie.
  2. Mantén tus palmas viendo al techo. Dobla los brazos cerca de tu cuerpo. Coloca tus palmas en dirección al techo justo encima de tus hombros. Mete la barbilla hacia el pecho como si vieras tu ombligo.
    • Esto se conoce como tener "manos de pizza". Tus manos están planas como si estuvieras cargando dos pizzas en ellas.
  3. Deja caer tu trasero. Estando en la posición de sentadilla, deja caer tu trasero a medida que flexiones tus piernas. Empújate hacia atrás con tus talones. Empezarás a rodar sobre tu espalda.
    • Otra manera de dejarte caer sin miedo es hacer de cuenta que vas a sentarte.
    • Asegúrate que tu espalda esté curveada cuando caigas sobre ella.
    • Mantén tus piernas juntas. No dejes que se separen.
  4. Empuja con tus manos y hombros. Al mismo tiempo que ruedes hacia atrás, mantén tus rodillas pegadas al pecho. Rueda con la velocidad necesaria para obtener algo de ímpetu. Tu peso necesita moverse de tu espalda baja a tu espalda alta y después a tus manos. Cuando tus rodillas y piernas empiecen a sobrepasar tu cabeza, empuja tu cuerpo con los brazos y hombros.
    • Termina la voltereta moviendo los pies sobre tu cabeza en lugar de aventar tu cuello y cabeza hacia atrás. Debes meter las manos y brazos cuando tu cuerpo se meza sobre tu cuello. Siempre tiende a proteger el cuello y la cabeza.
    • Si mantuviste las manos rectas, podrás hacerlas entrar en contacto con el suelo para impulsarte. Tus manos estarán rectas sobre el suelo mientras tus codos apuntarán hacia el techo.
  5. Endereza tus brazos. Cuando endereces tus brazos, tu cadera empezará a elevarse. Así tu cuerpo rodará sobre tu cabeza. Aterriza sobre tus pies.
    • Si aterrizas sobre tus rodillas, intenta enrollarte como una pelota apretada.

Consejos

  • Mete la barbilla hacia tu pecho cuando empieces a rodar.
  • No coloques mucha presión sobre tu cuello.
  • Mantén tus rodillas juntas.
  • Usa tus manos para hacer la voltereta y no lastimarte el cuello.

Advertencias

  • Ten cuidado de proteger tu cuello y cabeza. Si pones mucha presión en esas partes al rodar, te podrías lastimar.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página