Cómo hacer juegos para bebés

Cuidar a un niño, ya sea un bebé o un niño pequeño, puede ser aburrido sin juegos. ¿Cómo sabes qué hacer con ellos? Ellos no pueden jugar cosas como baloncesto, pero rodar la pelota de un lado al otro puede volverse aburrido incluso para ellos. El niño empieza sin saber palabras, nombres, números ni colores y aprenden estando ahí y escuchando las palabras, asociando palabras con objetos, le ponen nombre a un color visual y a las agrupaciones se les conoce como números. Aquí encontrarás algunos juegos para niños que los mantendrá ocupados y aprendiendo.

Pasos

  1. Sé ingenioso. Utiliza lo que tienes. Si vas a trabajar con un una niñita muy femenina y tienes un triciclo rosado en el garaje, posiblemente esa sea la solución perfecta.
    • Sin embargo, si vas a trabajar con un bebé que acaba de aprender a sentarse por sí solo y no tienes muchos juguetes en la casa, vas a tener que inventar un juego. Puedes hacer cosas simples como el juego de rodar la pelota (advertencia: este juego puede ser extraordinariamente aburrido).
    • Cuenta todas las cosas todo el tiempo (esto es para bebés mayores o niños pequeños y niños en edad preescolar), prueba algo un poquito más avanzado como ¡Contemos las cucharas!. No importa si no tienen idea de qué significa al principio, pero así es como aprenden todo.
    • Empieza haciendo grupos: un grupo de una cuchara, ¡dos cucharas! en otro, un grupo de “¡tres cucharas!”, cuenta un grupo de cuatro; hasta 4 será suficiente para principiantes. Repítelo; cuenta latas de comida, frascos de especies (deja al niño o a la niña oler las especies mientras cuentas), repite un par de veces, piensa en algo nuevo que agregar y empieza de nuevo.
      • Cuenta juguetes o cosas de un color específico y dile "Un bloque rojo, dos bloques rojos, tres bloques rojos", etc.
  2. Haz algo con algunos materiales. Puedes llenar un huevo plástico con frijoles y luego pegarlo muy bien con goma instantánea y lo puedes utilizar como maracas o un sonajero (por supuesto, nunca dejes que los niños jueguen con juguetes que contengan pequeñas partes, como frijoles, ya que pueden causarle asfixia). Por un momento, coloca tus manos o una frazada frente a tu rosto y quítala para jugar "¿Dónde está el bebé?".
    • Separa por color. Separa los juguetes, formas, etc. en pequeñas pilas de un solo color. Juega con un color por un minuto, por ejemplo: juega con el rojo y canta "Rojo, rojo, rojo…", juega con otro color y canta "Amarillo, amarillo….." etc. Para esto, puedes aprovechar que se hacen muchos juguetes para bebés y niños en diferentes colores brillantes.
      • Luego cuando un niño tiene un juguete de un solo color en una mano y golpea el juguete en una silla o en tu pierna, sigue diciendo el color "Morado, morado,…" y toca el juguete, o por ejemplo si el niño tiene dos colores como verde en una mano y azul en la otra, toca el azul y di en voz alta "¡Azul!". Luego, toca el verde y repite "¡Verde!".
      • Juega "tenta color". Una vez que el niño entienda la idea o los colores, si el niño pone la mano en la puerta de un carro rojo y te ve fijamente esperando que digas “R-o-o-o-j-o!” o te muestra una pared rosada bueno entonces di le “Rosado, rosado, rosado” y cosas como "ajá, ¡rosado!, ajá, ¡rosado!..."
    • Haz música. A los bebés les gusta escuchar cosas y hacer sonidos. Aunque solo estés aplaudiendo, tarareando estrellita, ¿dónde estás? o llevando un ritmo simple con los pies, esto puede ser suficiente para emocionarlo, y recuerda: ¡Todo es un juego para ellos!
  3. Observa qué buscan. Si ves que siempre buscan una frazada, una sonaja o un anillo de dentición o mordedor, anímalo a usarlo. Alcánzale lo que quiera y haz de eso también un juego. A veces, a los bebés (aunque no se dan cuenta que lo hacen) también les gusta tomar decisiones. No empieces un juego inmediatamente, observa qué es lo que quiere el bebé y trabaja con eso.
    • Si un bebé está tratando de alcanzar algo, dáselo, o ponlo más cerca del bebé para que esté luchando por alcanzarlo.
  4. Mantén el juego lo más simple posible. Hacer un juego muy complicado no será divertido para un bebé. Es preferible jugar a esconder el conejo en la sala que jugar Mafia. También recuerda hacer algo fácil para el bebé. Es bueno desafiar al bebé a hacer más, pero no siempre es el caso cuando estás jugando, puede que se sientan muy desafiados y piensen que el juego es muy difícil y probablemente no quieran jugarlo.
  5. Ofrécele algo que no sea un juego exactamente. Ya sea un bocadillo, jugar boca abajo, tomar una siesta, cuando ya hayas tocado fondo, encuentra una actividad que no sea exactamente un juego. A veces, los bebés incluso prefieren estas actividades.
  6. No pongas reglas estructuradas para el juego. Si haces reglas reales para el juego que necesitan seguirse para jugar, el bebé inmediatamente se aburrirá, se sentirá confundido y no querrá jugar. Los bebés no pueden seguir las reglas porque todavía son bebés y no saben cómo. Si cambian un poco las reglas como por ejemplo, ruedan la pelota en otra dirección, no te preocupes y no intentes arreglarlo.
  7. Anímalo. Anímalo a seguir jugando y si ves que se está aburriendo, emociónate. Aplaude, sonríe y ríete para que el bebé sepa que estás listo para seguir jugando. ¡Pon mucho entusiasmo y el bebé la pasará muy bien!
    • Si piensas que el bebé se está poniendo ansioso, busca otro juego.
  8. Toma en cuenta que solo son bebés y no son grandes jugadores todavía. Está bien si Ellos no lo hacen bien en el primer intento, o rompen una regla, o acaban jugando un juego completamente diferente, porque son bebés y no sabrán bien estas cosas. Aun así, ¡sigue jugando! Ellos poco a poco irán aprendiendo.

Consejos

  • Sigue implementando nuevos juegos para que los viejos no se vuelvan aburridos.
  • No te preocupes de jugar “juegos antiguos”, para ellos ¡Todo es nuevo!
  • Habla con tu hijo. Muy pronto empezará a hablar "Mama" o "Papa" pueden ser las primeras palabras y luego números. Anímalo a hablar, a cantar o a utilizar cualquier tipo de comunicación, esto le permitirá a tu pequeño crecer.
  • Repite frases simples y pequeñas y luego oraciones con colores, nombres y números. Así se aprenden los nombres, los números y los colores. Cuenta, diciendo y enseñándoles: "Una galleta", "Dos galletas" y "Tres galletas", etc. Ellos no necesitan entenderlo, o decir nada, pero con el tiempo estará muy avanzado.
  • Ellos aprenden escuchando y viendo “eventos” repetitivos: escucharte decirles "Una lección"; ¡Eres un maestro! Las repeticiones ayudan a grabar y arreglar una frase… en la mente de un niño, aun cuando solo sea por diversión.
  • Tal vez lo puedas llevar a cabo "sin" morir del aburrimiento. ¡Oye! De hecho, será muy emocionante, si eres ligeramente creativa. Puedes tener una pelota, siendo leve o alocadamente innovador con ideas simple para ¡mentes simples! ¿La tuya? No, la mente de los bebés. ¡Rían juntos! ¡Diviértanse! Sé actriz, un poco comediante (no un mimo silencioso). Aquí tienes cómo hacer juegos simples para bebés; ¡hazlos divertidos! Pero tampoco las metas en un frenesí alocado de un montón de tonterías, haciéndote el tonto por demasiado tiempo. Sé un poco serio, sobre las cosas….

Advertencias

  • No juegues con piezas pequeñas o afiladas con las que el bebé se pueda lastimar o asfixiar.
  • Nunca juegues cualquier cosa que pueda causarle daño al bebé.

Cosas que necesitarás

  • Un lugar para jugar (tranquilo y feliz)
  • Juegos para bebés
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página