Cómo usar botas altas

Las botas altas pueden verse chic y atractivas cuando las usas de la manera adecuada. Unas botas estilizadas y ceñidas pueden lograr que tus piernas se vean más largas que de costumbre y cuando las combinas con un pantalón pitillo y una camiseta ancha, aumenta su poder de alargamiento.

Mostrar tus botas

  1. Luce tus botas hasta el muslo. Como son muy largas, estas siempre son el centro de atención de cualquier atuendo. Aunque pueden resultar un poco atrevidas, se convierten en una gran manifestación de estilo y, por eso, no deberías evitarlas solo porque son un poco fuera de lo común.
    • Una excelente manera de usarlas es combinándolas con pantis de color opaco y una falda. Estas pantis pueden añadir un detalle de clase a tu atuendo y ayudarán a que tus piernas se vean más largas.
    • Si quieres bajarle un poco el tono a las botas (en el caso de que te las pongas para ir a trabajar), solo tienes que sobreponerles la falda de tu vestido por unos tres centímetros (una pulgada).
  2. Combínalas con mallas (leggins) o pantis. Al usar botas puedes lograr que la atención se dirija hacia tus piernas si combinas bien el atuendo. Tanto las mallas como las pantis son fantásticas para lucir tanto tus botas como tus piernas.
    • Combina mallas de colores brillantes o con diseños interesantes con botas negras o marrones porque la atención de las personas irá directo a tus piernas, mallas y botas.
    • También puedes utilizar un par de mallas de colores menos intensos con unas botas más vistosas (las que llegan hasta las pantorrillas o rodillas son geniales para este propósito). Aunque de todas maneras luzcas tus piernas, la atención estará en tus botas.
  3. Usa jeans pitillos con botas altas. Mete la parte de la pierna de tus jeans dentro de la bota para lucir su altura completa. Estos pantalones se adherirán a tus piernas; en consecuencia, trabajarán en conjunto con las botas para hacer que estas se vean largas y esbeltas.
    • Evita los cortes de jean anchos o en campana porque pueden amontonarse si los metes dentro de tus botas.
  4. Combina tus botas con una minifalda. No hay nada mejor para lucir tus piernas y tus botas altas que una minifalda pequeña y bonita. Puedes escoger una más sobria, de color marrón, negro o plomo, o puedes atreverte a usar una de color neón radiante. No obstante, no sería bueno que uses este estilo en el trabajo o en una salida familiar.
    • Usar mallas opacas con tu minifalda y tus botas añade un detalle de clase a tu lindo atuendo y, además, estas te abrigarán en otoño e invierno.
    • No utilizar mallas o pantis crea una apariencia más osada y luce tus piernas; excelente para salir en la noche.
  5. Adorna tus botas de fin de semana. Si quieres que estas sean el punto de atención de tu atuendo, especialmente si vas a salir con ellas, escoge unas que sean llamativas y atraigan las miradas. Es mejor no incorporar mucho glamour en un solo par de botas. Por ejemplo, estarás exagerando si usas unas botas de color carmesí con tacos aguja y muchas cadenas de metal.
    • Si puedes caminar con ellas (practica antes de ir a una discoteca), prueba unas botas hasta la rodilla con taco aguja alto. En principio, es seguro que estas llamarán la atención de las personas, especialmente si las usas con un vestido o una falda corta.
    • Las tachas metálicas, las cadenas y los cortes en el material de las botas son elementos interesantes para añadir a un par de botas.
    • También puedes probar colores llamativos. Aunque es más difícil que queden bien durante el día, son excelentes para una noche en la discoteca. El carmesí, el morado brillante e incluso el amarillo son colores interesantes que llaman la atención (aunque a lo mejor quieras evitar verte como una hippy de los años 70).

Incorporar botas a tu atuendo

  1. Utiliza botas hasta la rodilla para ir a trabajar. Hay algunas botas que son geniales para tu guardarropa: no captan mucho la atención, pero te dan un impulso discreto en el área de la moda. Es excelente incorporarlas en tus atuendos sin que tomen el lugar principal.
    • Combínalas con tejidos para otoño como el tweed, la lana y la cachemira; con prendas como una falda de tweed hasta la rodilla o un suéter de cachemira. Este conjunto podría crear un atuendo de estilo sutil para el trabajo o la escuela.
    • También puedes usar tus botas hasta la rodilla con una falda tubo y una blusa a la medida. En los meses más fríos, ponte un cárdigan.
  2. Modera el estilo sobre la rodilla. Las botas sobre la rodilla pueden ser ideales para mostrar tus piernas, pero puedes suavizar su efecto con algunas telas y ropa de modo que no se vuelva lo más llamativo de tu vestimenta.
    • Elige botas de colores suaves como diferentes tonos de marrón. Además, será bueno que elijas materiales suaves como la gamuza, lo que hará que se vean más casuales.
    • Ponte una falda larga hasta la canilla o el tobillo. Esta cubre las botas, y solo deja ver una parte de ellas, al tiempo que te abriga y las protege.
  3. Utiliza botas de equitación. Hay dos tipos diferentes: las botas vaqueras y las botas de equitación clásicas. Ambas pueden favorecer una apariencia casual excelente para tu atuendo, sin llamar mucho la atención. Las botas de equitación quedan mejor con líneas lisas (como los jeans pitillos y las mallas).
    • Para obtener un atuendo sutil del Oeste, combina un par de botas vaqueras con pantalones lisos o jeans pitillos (los rasgados, en particular, son una buena opción) y una blusa.
    • También puedes ponerte unas mallas con un suéter o un vestido suéter para un estilo de otoño bonito.
    • Las botas de equitación, especialmente las vaqueras, pueden hacer mucho por atenuar un vestido demasiado femenino. Estas pueden ayudar a equilibrar un vestido con muchos volantes o flores y forman parte de un buen atuendo para la primavera en especial.
  4. Combina unos jeans con cualquier par de botas. Estos pantalones son a menudo una buena elección para usarlos con botas porque se pueden hacer más elegantes o más simples, dependiendo del calzado. Puedes resaltar las botas (como se describió anteriormente con los jeans pitillos) o puedes minimizarlas (con jeans un poco acampanados que las cubran).
    • Un muy buen estilo para el otoño o el invierno es un par de jeans rasgados con botas caídas de gamuza de color negro y un suéter de trenzas grueso.
    • Un atuendo más elegante puede ser una blusa bonita con unas botas caídas de gamuza o cuero y unos jeans angostos de color oscuro (¡excelente para una primera cita!).
    • Las únicas botas que no van con los jeans son las que llegan hasta el muslo. Estas suelen ir mejor con faldas cortas y mallas.

Escoger las botas adecuadas

  1. Evita que se abran. Algunas botas se tienen que ver un poco caídas, pero para la mayoría de las botas altas, hay que evitar que se abran en la parte superior. Estas deben quedarte un poco ceñidas pero cómodas. Tiene que haber espacio suficiente para meter jeans pitillos o mallas, pero no tanto como para que la pierna se deslice de atrás hacia adelante.
  2. No te pongas botas que terminen en la parte más ancha de tus piernas. Este es un consejo especial para las mujeres que creen que sus piernas con una zona problemática. Si tus muslos son más gruesos que otras partes de tu pierna, evita las botas que lleguen hasta la mitad de ellos. La línea horizontal superior solo hará que tus piernas se vean más anchas. Por el contrario, elige un par de botas hasta la rodilla o ligeramente por encima de ellas.
  3. Elige unas botas que vayan bien con tu altura. Las mujeres altas pueden hacer funcionar las botas con tacones y las planas de todos los tamaños. En cambio, a las mujeres más pequeñas les conviene utilizar botas con tacón, especialmente los aguja, pues ayudan a alargar la pierna.
    • Las mujeres bajas también deben usar siempre las botas ceñidas que se peguen alrededor de la pierna. Las botas más anchas pueden hacer que las piernas se vean más gruesas.
    • Si eres baja, recuerda que las proporciones importan. Combina un par de botas altas con jeans metidos y una chaqueta corta; si eliges una larga, como una gabardina, te tragará entera.
  4. Elige el color adecuado. ¡Puede ser un poco difícil elegir los colores correctos pues las botas vienen en muchos tonos diferentes! Sin embargo, hay algunos elementos en los que puedes pensar para darte cuenta qué color va mejor con tu tono de cabello y con tus elecciones de atuendo. El plomo es excelente porque es muy flexible y, por otro lado, el marrón coñac no solo se ve más costoso sino que va bien con la mayoría de vestimentas.
    • Piensa en qué tipo de botas podrían ser más versátiles para ti en cuanto al color. Por supuesto, el negro siempre es una buena opción, aunque tienes que tener cuidado con él. Las botas hasta la rodilla de este color pueden resultar muy intensas y no son la mejor elección para ir al trabajo.
    • Una de las maneras para elegir el color de tus botas es combinándolo con uno de los tonos de tu cabello. Los asesores de moda dicen que esto hace que las miradas vayan por todo tu cuerpo, dirigiendo su atención de tus botas a tu cabello. Por ejemplo, si tienes cabello rubio dorado podrías elegir botas con un brillo de este color. Si tu cabello es negro, podrías elegir botas negras.
    • Asimismo, puedes elegir colores que combinen con tu vestimenta. Si sueles ponerte mucha ropa de colores tierra, te caerá mejor usar unas botas marrones o de tonos tierra también (como verde oliva).
  5. Luce botas altas todo el año. ¡A menos que haga mucho color, no hay motivo por el que no puedas ponerte botas todo el año! Por supuesto, algunas botas altas (como las de lluvia) pueden ser más útiles y necesarias que otras, pero esa no es la única razón de ponértelas.
    • En el verano y la primavera, mejor guarda las botas altas para las noche cuando salgas a pasear. Estas proporcionan un poco de clase y estilo, y pueden atraer miradas, porque la mayoría de personas llevará sandalias o zapatos de tacón.
    • Un atuendo divertido para la primavera es un par de botas altas (como las que llegan hasta las rodillas) con un vestido ligero y de volantes. Las dos elecciones de estilo opuestas se equilibran entre ellas.

Consejos

  • Compra botas al final de un día largo. Para ese momento, tus pies estarán un poco más hinchados, pero esto te ayudará a darte una idea precisa de cómo te quedarán los zapatos luego de pasar un día en ellos.
  • Un atuendo divertido para otoño es ponerte unos calcetines o unas mallas sobre tus jeans para que se vean sobre tus botas.
  • Equilibra tus accesorios llevando la atención hacia tu cuello o rostro. Unos aretes audaces, un collar brillante o una bufanda de muchos colores alrededor de tu cuello podrían añadir suficientes detalles a la parte superior de tu vestimenta para evitar que tu apariencia se vuelva muy pesada en la parte de abajo.
  • El cuero y la gamuza negra dan una apariencia más clásica y te podrían ayudar a hacer tu atuendo más elegante.

Advertencias

  • Recuerda que si te pones botas para ir a trabajar, tienes que elegir unas que te queden bien y que no tengan tachas, ni cierres, ni otros elementos decorativos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página