Cómo soportar una ópera

¡Genial! Tu amigo, el fanático de la ópera, creyó que sería un gran premio arrastrarte a una próxima presentación de ópera. Temes a que llegue esa noche. Si bien es cierto que podría ser difícil disimular el horror que sientes por tener que pensar en que irás a ver una ópera, anímate. ¡Podrás complacer a tu amigo y te divertirás a la vez! Asimismo, esta experiencia será mucho mejor si vas a ver la ópera con tu pareja.

Pasos

  1. Prepárate con anticipación. Llevar algunos artículos que te permitan mantenerte ocupado puede ser una manera útil de lidiar con esta situación. Te presentamos algunas sugerencias:
    • Lleva dulces pequeños o chicles (gomas de mascar) para chuparlos o masticarlos silenciosamente. Tener un dulce en la boca ayuda a lidiar con una experiencia amarga. Asegúrate de que estos dulces no tengan envoltura (y por ello no serán ruidosos) antes de ir al teatro.
    • Ten muchos papeles tisú o pañuelos para estornudar o toser. Estos actos pueden ser muy ruidosos durante una ópera, y las personas voltearán a verte si no logras amortiguar rápidamente el ruido.
    • Oculta un cuaderno de apuntes pequeño y un lapicero en tu bolso. Podrías escribir algunos pensamientos para que te ayuden a pasar el tiempo. Considera hacer dibujos de los miembros de la audiencia o de los cantantes si te gusta dibujar.
    • Antes de la gran noche, pregúntale a tu amigo en que idioma será la ópera y lleva un diccionario de dicho idioma. Puedes jugar a identificar el significado de las palabras que escuches en la presentación para pasar el tiempo.
    • Camufla un reproductor mp3. Consigue audífonos de color oscuro de modo que sean más difíciles de identificar. Sin embargo, tu amigo te verá mal si te descubre.
  2. Engalánate con belleza y elegancia. ¡Por lo menos, ir a la ópera te dará una oportunidad para verte bien y hasta a llegar a verte excelente! Enseña tu vestimenta de noche en los intervalos y muéstrate tan agraciado y erudito como puedas.
  3. Trata de identificar los disfraces. Los disfraces en las óperas son increíblemente opulentos. Pasa cierto tiempo apreciando los disfraces, en especial las telas que se utilizaron para su realización. Ve cuán realistas se ven los disfraces y piensa en si hay algunos que sean magníficos y que te inspiren a tener ideas para utilizarlas en tus propias prendas de vestir.
    • Puedes hacer este mismo análisis con el escenario. Piensa en el trabajo que se requirió para crear el escenario y en las maneras creativas que se utilizan para movilizarlo y hacer que el trabajo sea efectivo. De igual forma, piensa en el compositor. Puede ser entretenido tratar de averiguar en qué pensaba el compositor cuando escribió la ópera. El programa puede ofrecer algunas indirectas, y podría ser posible que crees una idea completa del estado de ánimo que tuvo el compositor en el momento que hizo la composición de la ópera. Este estado podría haberse valido de los problemas personales del compositor, los cuales habrían alimentado la historia. Además, podría indicar las lecciones o morales que el compositor trata de transmitir a las futuras generaciones.
  4. Decide qué actores serían buenos en roles que no impliquen que canten. La ópera requiere de actuaciones muy buenas, además de cantos muy buenos para transmitir la historia, en especial cuando se trata de una comedia. Fíjate si puedes identificar algunos cantantes que podrían actuar bien si tuvieran que dejar de cantar.
  5. Métete en tu mente. Métete en tu propia mente para realizar una actividad mental. Aprovecha esta oportunidad para meditar en tu asiento si te gusta hacerlo. Es una oportunidad para pensar en temas en los que no te has enfocado últimamente. Por ejemplo, las listas de los regalos para tus amigos y familiares, las soluciones para los problemas en el trabajo y las razones por la que deberías o no comprar un artículo que viste en el escaparate de la tienda en el camino al teatro. De igual forma, puedes no pensar en nada y utilizar este tiempo para relajarte por completo. No tienes que comprender lo que ves, nadie te habla y no tienes que hacer quehaceres, ¡así que aprovecha al máximo este momento! Relájate y disfrútalo.
    • Relájate a gusto. Te verás interesado en la presentación mientras que en realidad piensas en otros temas (¡o quizás en nada en particular!).
    • Evita mover la cabeza. Eso se verá mal, y es peor si babeas. Con este comportamiento, destruirás tu credibilidad con tu amigo.
  6. Trata de participar en el ambiente. Abre el programa y lee acerca de qué se trata la ópera. Podrías creer que es fascinante. Podrías tener la curiosidad de ver cómo lograron transmitir la historia a través de la música. Tener al menos un entendimiento de la historia hará que sea más fácil seguir la ópera, ¡y podrías terminar disfrutando de la producción!
    • En el caso de que no haya un programa que explique la ópera, podrías investigar en línea para averiguar el trasfondo de la historia antes de ir a ver la presentación o podrías hacer esta investigación desde tu teléfono inteligente desde el vestíbulo antes de ingresar.
    • Pregúntale a tu amigo acerca de la historia que está detrás de la ópera. Pregúntale acerca de lo que le parece fascinante acerca de la ópera y trata de notarlo a medida en que la ves. Podrías estar tan intrigado por la historia que tu experiencia se podría mejorar.
    • Ten en cuenta que los actores de la ópera se preparan por años, y las personas que llegan a presentarse en el escenario son los mejores. Esfuérzate por participar del espíritu de la noche al apreciar las habilidades que se presentan en el escenario.
  7. Aprecia. La mitad del disfrute de la ópera es el arte de cómo los cantantes se comunican con la audiencia. En estas obras, no hay un muchacho en el escenario que diga "Sí, me gusta esa muchacha" mientras que señala a una muchacha que es claramente la actriz principal. Al contrario, lo ves interactuar con ella, tratando de conseguir su atención o parado en espera de que ella lo note. Incluso si no comprendes el idioma, comprender lo que sucede en la historia es muy intuitivo. Por ejemplo, en el segundo acto de "La Traviata", el muchacho y la muchacha están enamorados y están muy felices al estar juntos. Sin embargo, cuando el muchacho se retira de la habitación, su padre visita a la muchacha y le dice "Eres de una clase social muy baja y arruinarás el nombre de la familia si te casas con mi hijo. Será mejor que te vayas". Luego, la muchacha escribe una carta a su amado, y es muy obvio que está afligida por ello. Irónicamente, después de que se va, el padre tiene el descaro de quedarse y consolar a su hijo, quien está afligido por la partida de su amada.
  8. Inventa excusas si la presentación es muy larga. Puedes tomarte unos descansos para ir al baño y respirar, puedes caminar un poco, puedes bostezar si tienes que hacerlo, pero hazlo en el vestíbulo. De igual forma, puedes ir a ver los trabajos artísticos que hay en el vestíbulo y puedes estirarte un poco antes de volver a ingresar en el teatro.
  9. Encuentra maneras corteses para evitar que tengas conversaciones profundas acerca de la ópera y que denotes de alguna forma que no te gustó. Puedes responder de la siguiente forma:
    • "Fue muy jovial, pero me fue un poco difícil entender la historia. El italiano no es mi punto fuerte".
    • "Fue interesante a su manera. Podría llegar a agradarme".
    • "¡Vaya! ¡Qué sorprendente!".
    • "¡Ingenioso! ¿Tienes hambre por casualidad? Podría comer un emparedado crujiente".
  10. Prepárate para disfrutar de la ópera. ¡Podría terminar gustándote la ópera si le prestas atención!

Consejos

  • Revisa algunos libros como el de Stanley Sadie, The Grove Book of Operas , para mayor información acerca del trasfondo de varias producciones.
  • Muchos teatros de ópera más refinados tienen subtitulados. Colocan pantallas con las traducciones del diálogo de la ópera en la parte superior del escenario. Estas pantallas muestran las palabras que los actores cantan de modo que puedas seguir el hilo de la historia sin tener que saber italiano, francés, etc.
  • Demuestra tener respeto. Tu amigo se decepcionará si le das mucha importancia al hecho de que no te divertiste. Recuerda que viste artistas increíbles que son probablemente los mejores en su campo. De lo contrario, no se presentarían en un escenario público.
  • Las historias de las óperas tienen más sexo y violencia que muchos programas televisivos. Dale una oportunidad y deja tus prejuicios en casa.
  • Durante la presentación, resiste las ganas de jugar "Bejeweled" en tu teléfono celular o enviar un mensaje de texto a tus amigos de Facebook. No solo sería obvio, sino que también el protocolo del teatro suele pedir que se apague el teléfono celular.
  • Cualquiera que sea el caso, al menos ve la obra y ve si te interesa. De lo contrario, podrás decir "¡He ido a ver una presentación de ópera!".

Advertencias

  • No te ofendas si tu amigo nota cuán aburrido estuviste. Solo sonríe y di que aprecias que te haya invitado, pero que resulta que la ópera no es lo tuyo, aunque puedes apreciar las buenas razones por las que tu amigo la disfruta. Considera encontrar un punto medio para la siguiente reunión de entretenimiento que realizarán juntos, ¡o te arriesgas a que tu amigo voltee el rostro ante tu opción de entretenimiento!
  • Ten cuidado con dejar tu asiento cuando te aburras; algunos teatros de ópera no te permitirán volver a entrar durante la presentación, así que tendrás que esperar en el vestíbulo hasta que haya una pausa. Podrías decidir que eso es un riesgo que estás dispuesto a correr.

Cosas que necesitarás

  • Distracciones como dulces
  • Bolso apropiado
  • Vestimenta de noche o prendas de vestir de alta calidad
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página