Cómo cultivar correhuelas

Las correhuelas son plantas trepadoras rápidas de crecer. Producen flores grandes y olorosas. Estas plantas han sido utilizadas por jardineros por muchos años y la mayoría del tiempo se cultivan de la semilla. También puedes comprar plantas en departamentos de jardinería. Saber como cultivar la correhuela te permitirá disfrutar de ésta planta al máximo.

Pasos

  1. Siembra tu correhuela desde la semilla. Corta o pincha la capa gruesa de la semilla de correhuela para permitir que la humedad penetre la semilla y ayude a aumentar la germinación.
  2. Moja las semillas de correhuela en agua tibia hasta que se hinchen. Después plántalas al inicio de la temporada cubriéndolas ligeramente con tierra.
  3. Compra semillas empaquetadas, o intenta recolectar tus propias semillas de las vainas secas de una planta que hayas cultivado. Puede haber hasta media docena de semillas en cada enredadera.
  4. Planta las correhuelas en una zona reciba totalmente luz de sol. Las correhuelas no son buenas candidatas para ser trasplantadas. Sin embargo, puedes obtener buenos resultados sembrando tus correhuelas en una maceta, y después plantando la maceta completa.
  5. Riega escasamente tu correhuela, o sólo cuando esté seca. Procura no ponerle más de lo necesario.
  6. Evita utilizar mucho fertilizante. Fertiliza cuando recién plantes tu correhuela, y después cada mes. Si fertilizas muy a menudo le darás más vida al follaje que a las flores.
  7. Trata rápidamente con un insecticida orgánico o químico cualquier problema de enfermedad o peste. Ya que las correhuelas tienen pocos problemas con insectos o enfermedades, va a ser fácil mantener saludable a tu planta.
  8. Proporciona a la enredadera de tu correhuela algo en que trepar. Alambre, enrejado, postes, árboles, vallas, y redes (mallas) son algunos de los materiales que puedes usar.
    • Las enredaderas pueden crecer rápidamente, así que dales suficiente espacio.
    • Como las enredaderas mueren cada año, es aceptable permitirle a tu correhuela trepar árboles vivos, ya que no los dañan. También puedes hacer que las enredaderas crezcan en árboles secos, o en troncos.
    • Utilízalas para dar sombra en un algún enrejado o terraza. Puedes utilizar una red de plástico conectada a una cerca, pórtico o enrejado para hacer una terraza.
  9. Para una vida más larga, protege tu planta de correhuela de las heladas. Las correhuelas no soportan el clima muy frío.
  10. Recuerda que las correhuelas son plantas anuales y no van a crecer de nuevo al año siguiente. Sin embargo, puede reproducirse por si mismas gracias a que las enredaderas se multiplican a partir de sus propias semillas.
  11. Si quieres muchas flores, asegúrate que el suelo en el que siembras tu correhuela sea ligero. Las correhuelas producen flores sólo una vez por la mañana y se marchitan durante el día. Lo que tu quieres es una planta con muchas flores para tener un color continuo.
  12. Escoge entre muchas variedades y colores de correhuelas. Sus colores incluyen el rojo, morado, blanco, rosa y algunas combinaciones. La perfumada flor nocturna Dama de Noche, es miembro de la familia de correhuelas.

Advertencias

  • Las semillas de correhuela son consideradas venenosas. Ingerir una gran cantidad de semillas puede causar alucinaciones, nauseas y diarrea. Mantén las semillas alejadas de niños y mascotas.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página