Cómo hacer trenzas cosidas

Las trenzas cosidas son un tipo natural de la extensión que se está volviendo cada vez más popular. A diferencia de otro tipo de extensiones, estas trenzas no requieren calor, productos químicos, ni agujas para darle longitud al cabello. En vez de eso, es una forma de emplear la técnica de trenzado africano para colocar extensiones. Se realizan una serie de trenzas y nudos para mantener las extensiones en su sitio mientras proteges tu cabello debajo de las trenzas.

Prepara tu cabello para trenzarlo

  1. Busca una persona para que trence tu cabello, o con la que puedas practicar haciendo trenzas. A menos que seas MUY hábil trenzando, sería muy difícil que realices esta técnica tú sola.
    • Si quieres que alguien trence tu cabello, ofrécele hacer un intercambio. Sugiérele que trence tu cabello y que tú trences el suyo. De esta manera ambas practicaran un poco y conseguirán un peinado nuevo.
  2. Reúne todos los materiales que necesitas. Además de un peine y algunos ganchos para sostener el cabello sin trenzar, necesitarás extensiones para completar tus trenzas. El cabello de la extensión debe estar suelto. También, puede tener otras propiedades que podrían gustarte.
    • Está disponible una amplia variedad de extensiones de diferentes colores, longitudes, texturas y tipos de cabello (real o sintético). El estilo depende de ti. Sin embargo, recuerda que la longitud que escojas debe ser el doble de la longitud final que deseas, ya que cada extensión se doblará por la mitad mientras se coloca.
    • Consulta con un profesional o un estilista (en la tienda de productos de belleza en la que compras tus extensiones) sobre la cantidad de cabello que necesitas. Además, puedes encontrar sugerencias sobre la longitud en el envase de las extensiones que escojas.
    • Al terminar las trenzas, necesitarás un gorro para dormir para protegerlas mientras duermes. Además, necesitarás combinar un acondicionador y un desenredante para mantener tus extensiones saludables y brillantes.
  3. Lava tu cabello y sécalo ligeramente. No debes secarlo completamente después de lavarlo. Te será más fácil hacer las trenzas si tu cabello está húmedo y obtendrás mejores resultados. Tu cabello no debe estar mojado pero sí muy húmedo.
  4. Cepilla o peina tu cabello. Asegúrate de que tu cabello no esté enredado ni tenga nudos. Estos causan problemas al dividir el cabello en filas y al hacer las trenzas.
  5. Coloca las extensiones de cabello en un lugar en el que puedas manejarlo fácilmente. Podría ser una buena idea dividirlos en pequeñas secciones que tan gruesas como un pedazo de hilo.
    • Puedes hacer que la persona a la que le estás trenzando el cabello divida las extensiones a medida que avanzas. Mientras está sentada, puede pasarte pedazos de cabello listos para que los adjuntes. Esto agilizará el proceso de trenzado.

Trenza tu cabello

  1. Separa una sección de tu cabello que mida aproximadamente 1 centímetro (media pulgada) de ancho. La primera sección debe tomarse del cabello que se encuentra más cerca de una de tus orejas. Trabaja desde la parte delantera hasta la parte posterior de tu cabeza, utilizando el punto delantero de tu peine para separar una tira de cabello.
    • Utiliza un sujetador de cabello o un gancho de pico de pato para separar el resto de tu cabello de la sección que acabas de realizar.
  2. Separa la parte delantera de la primera sección de cabello con la que estás trabajando en pedazos pequeños. Estos deben ser del mismo tamaño que usarías para una trenza normal.
  3. Coloca la mitad de uno de los pedazos pequeños de extensión contra tu cabeza, frente de la sección de cabello con la que estás trabajando. La extensión debe doblarse por la mitad de manera efectiva, siendo el punto medio la unión con el cuero cabelludo.
  4. Comienza a trenzar tres pedazos de cabello. Trenza el pedazo de extensión con el pedazo que separaste de tu cabello natural. Combina el cabello natural con las extensiones. Mantén las tres partes iguales.
    • Realiza una rotación completa de trenzado. En otras palabras, pliega los tres pedazos de la parte superior antes de detenerte.
  5. Retira una sección de la extensión de la trenza, y colócala lejos de la línea de la trenza. Solo necesitas retirar un lado de la extensión, el otro saldrá en el siguiente ciclo. Este procedimiento se repetirá así, sacando la mitad de un pedazo en un ciclo y la otra mitad en el siguiente. De esta manera, todas las extensiones tendrán relativamente la misma longitud.
    • Engancha la longitud de la extensión, sobre el cabello que ya has retirado. Esto la mantendrá separada de las demás trenzas, ya que será el primer pedazo de extensión que formará el cuerpo de tu cabello.
    • Asegúrate de jalar solamente el cabello de la extensión y no tu cabello natural.
  6. Realiza una rotación más con la trenza antes de agregarle otro pedazo de extensión. Con esto, te asegurarás de que las trenzas no se vuelvan muy gruesas y que la extensión anterior se quede fija en su sitio.
  7. Agrega otra sección de extensión a tu cabello. Colócala directamente frente al lugar en el que termina tu trenza, dóblala hacia el exterior y por debajo antes de incorporarla al siguiente ciclo de trenzado.
  8. Continúa con este proceso hasta que la trenza tenga la longitud deseada; agrega una extensión por cada ciclo, saca un pedazo en el siguiente, realiza otro ciclo normal, y luego agrega el siguiente pedazo de extensión en el siguiente. Lo ideal es que continúes el trenzado de esta manera hasta que sobrepases el punto final de tu cabello natural y trabajes solo con las extensiones.
  9. Termina el extremo de cada línea de trenza. Utiliza las dos secciones exteriores de cabello y asegura la trenza con un nudo. Deja que la sección media del cabello caiga sobre la trenza. Utiliza estas dos secciones para atar otro nudo, fijando aún más la trenza en su sitio.
    • Es importante que evites atar la trenza hasta que hayas llegado al final de tu cabello natural. Atar un nudo puede ser muy perjudicial para tu cabello. Además, la seguridad de los nudos del cabello natural frente a las extensiones no es satisfactoria.
  10. Repite este proceso con pequeñas secciones de cabello hasta que toda tu cabeza este cubierta con trenzas. Es una buena idea avanzar desde la mitad hacia arriba de un lado de la cabeza, y luego pasar al otro lado (trabajando con la misma cantidad). De esta manera, podrás evaluar con mayor facilidad si tus trenzas son simétricas en ambos lados.

Conserva tus trenzas

  1. Corta y estiliza tu cabello. Una vez que te hayas colocado las extensiones, puedes cortar tu cabello para estilizarlo y darle cuerpo. Simplemente, córtate el cabello como de costumbre, excepto que ahora debes mantener el peine lejos de las trenzas en el cuero cabelludo.
  2. Protege tu pelo por las noches. Forma bollos o trenzas con tu cabello, o simplemente hazte una cola de caballo. Luego, cúbrelo con una pañoleta o un gorro. Esto minimizará el riesgo de que las extensiones se salgan o se encrespen.
  3. Aplícate desenredante y acondicionador cada tres días. Esto ayudará a que tus extensiones se conserven limpias y brillantes, y evitarás que se enreden.
    • Puedes lavarte el cabello, pero hazlo con cuidado. Te será más sencillo si utilizas extensiones sintéticas, pero el cabello natural también se puede lavar (con cuidado, por supuesto).
  4. Aplícate aceite en el cuero cabelludo, especialmente en la parte delantera. Esto ayudará a que conserves un cuero cabelludo saludable, estimulando el crecimiento natural de tu cabello. Además, te ayudará a evitar la picazón por sequedad.
  5. Ten cuidado al cepillar tu cabello. Al cepillarte o peinarte vigorosamente puedes sacarte las extensiones del cabello. Con el fin de evitar esto, mantén tu cabello desenredado protegiéndolo por la noche y aplicándote un desenredante. Si es posible, simplemente péinate el cabello con los dedos y no con un peine o cepillo.
  6. Refuerza tus trenzas. Si una de tus filas está suelta o pierde su forma, pero el resto de tus trenzas se ven bien, retírala y vuélvela a trenzar.
    • Si un estilista profesional te hace las trenzas, podría arreglártelas de forma gratuita.
  7. Vuelve a hacerte las trenzas cada 6 u 8 semanas. Después de 8 semanas, las trenzas se aflojarán y tu cabello probablemente estará muy encrespado.
    • Si no quieres volver a hacerte las trenzas, simplemente retíralas. Comienza por los extremos de las trenzas en la parte posterior de tu cabeza. Deshaz las trenzas y retira las extensiones a medida que avanzas. Este proceso debe ser sencillo y sin dolor, aunque podría tomarte algo de tiempo.

Consejos

  • Probablemente, preferirás acudir a un profesional la primera vez que quieras hacerte trenzas cosidas. Un estilista con experiencia tendrá el conocimiento para brindarte el resultado que deseas. Además, realizará el trabajo más rápido que un aficionado, y será menos probable que apriete demasiado tus trenzas.

Advertencias

  • El proceso de trenzar tu cabello no debería doler. Si llegas a sentir dolor, avísale al estilista que está ajustando demasiado tus trenzas.
  • Evita usar mousse o laca en las extensiones de cabello, ya que podrían dañarse. Esto es muy desagradable cuando sucede.

Cosas que necesitarás

  • Extensiones de cabello
  • Un peine
  • Ganchos o sujetadores para el cabello
  • Un gorro para dormir
  • Acondicionador y desenredante en aerosol
  • Aceite para cabello
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página