Cómo tirar una chuza

¿Quieres hacer tres chuzas seguidas o lograr chuzas consecutivas como los profesionales? Ciertamente, la mayoría de la gente tiene la capacidad física para hacerlo. Todo lo que necesitas es encontrar la posición inicial correcta; desarrollar un swing bastante sólido, repetir el swing y luego practicar. Aunque seas naturalmente atlético y tengas un dominio razonable de movimientos repetitivos, de todos modos es posible que necesites mucha práctica. Sin embargo, debes tener cuidado, pues el boliche es adictivo.

Elige tu equipo

  1. Determina si vas a utilizar una "bola de la casa" o si vas a comprar una propia. La mayoría de la gente comienza con una "bola de la casa" y unos "zapatos de la casa", ya que es la opción más barata. Normalmente hay muchas "bolas de la casa" para elegir y se pueden usar de manera gratuita en el boliche. Los zapatos se pueden alquilar por un precio que se incluye en el pago por toda la sesión.
    • La otra opción es comprar tu propia bola y hacer que la ajusten para el tamaño de tu mano para hacer el swing y el lanzamiento. La perforación y el ajuste, a menudo se pueden hacer en el mismo boliche (si hay una tienda de equipos deportivos en el boliche). En la tienda te aconsejarán sobre la mejor estructura y peso de la bola según tu habilidad, así como sobre tu presupuesto, tu estilo de juego y tus aspiraciones.
    • Es posible que encuentres una bola muy barata en línea o en una tienda local, pero es probable que tengas problemas para ordenar todas las opciones y tendrás que pagar en la tienda de equipos para que hagan los ajustes y perforen la bola. No se recomienda hacer que ajusten y perforen tu bola en una megatienda, a menos que se especialice en equipo deportivo y, en particular, en equipo para boliche. Sin embargo, si compras en la tienda de equipo deportivo del mismo boliche, el asesoramiento y el ajuste de la perforación serán gratuitos.
  2. Decide con respecto al agarre. Si compras la bola, tendrás dos opciones básicas:
    • El agarre convencional es aquel en el que el dedo medio y el anular se meten en la bola hasta llegar a la segunda articulación de cada dedo. Esta es la única opción de agarre si utilizas una "bola de la casa". Con esta opción, se perfora la bola para que se adapte a la inclinación natural de tus dedos, tanto con respecto a su posición entre sí, como con el radio de la bola. No obstante, no te preocupes por esto, ya que en la tienda se harán cargo de todas las medidas y realizarán los ajustes en tus próximas sesiones de juego. No deben cobrarte por los ajustes, pero es mejor preguntar para estar seguro.
    • El agarre de la punta del dedo es aquel en el que el dedo medio y el anular se meten en la bola solo hasta llegar a la primera articulación. El agarre de la punta del dedo logra un lanzamiento más potente, lo que te permite poner más "fuerza" en el tiro, es decir, impartir más revoluciones en la bola por unidad de tiempo. Normalmente, si haces un agarre de la punta del dedo, tu bola deberá tener insertos de goma en cada agujero para dedos, los cuales ofrecen un agarre más seguro. Una vez más, la tienda se encargará de tomarte las medidas y deberá hacer los ajustes gratis.
  3. Haz que ajusten y perforen tu bola. Si vas a comprar tu bola, los especialistas de la tienda medirán tu mano. Haz que ellos observen algunos de tus tiros. De esa manera, el ajuste se acomodará a tu estilo natural de lanzamiento. Si no has jugado boliche anteriormente, es posible que quieras instruirte un poco antes de mostrarle tus tiros al especialista. Si se lo pides, te hará un resumen rápido sobre lo básico y empezarás con el pie derecho. Mientras tanto, termina de leer este artículo para tener una idea básica del swing básico en el boliche, que te ayudará a lograr una chuza tras otra.
    • Sin lugar a dudas, el especialista te ofrecerá la oportunidad de adquirir una bolsa y otros accesorios recomendados. Puedes comprarlos de inmediato o esperar y ver qué aparece en las tiendas locales de segunda mano. A menudo los equipos de boliche se conservan en buena forma y podrías comprar una bola para los niños y una bolsa para ti. En realidad, todo lo que necesitas en este momento es una bolsa simple para tu bola de boliche, también conocida como calzonera.
  4. Elige tus zapatos de boliche. Es obligatorio que uses zapatos especialmente diseñados para el boliche. Estos tienen tacones de goma semiduros que te ayudan a detenerte sin problemas, pero rápidamente, en la zona de lanzamiento. Las suelas son de cuero y están diseñadas para deslizarse suavemente a través de la zona de aproximación, mientras te preparas para lanzar tu tiro. Los zapatos de alquiler están disponibles en el mostrador y normalmente se pagan cuando te asignan un carril.
    • Si vas a unirte a una liga de boliche semanal, los zapatos de la casa a menudo se incluyen en los honorarios semanales. Pregunta por esta opción. Si tu centro no incluye zapatos gratuitos para ligas, podrías ahorrar dinero si compras tus propios zapatos de inmediato. Puedes comprarlos en la tienda equipos deportivos o también puedes encontrarlos a un precio muy bajo si buscas remates en tu localidad y en línea.
    • Con respecto a los zapatos, debes tener cuidado de no pisar ningún líquido ni derrame. Los zapatos de boliche están diseñados para deslizarse suavemente hasta lograr el tiro. Por ejemplo, si das un paso en el agua tu deslizamiento se detendrá antes de comenzar, lo cual es peligroso y podría causarte una lesión.
  5. Elige una bola de la casa. Las bolas tienen diversos pesos, que probablemente irán estampados en ellas. También pueden llevar códigos según su color. Si eliges la opción de un código según el color, la clave debe estar en un lugar bien visible del centro. Si no, pregunta en la recepción.
    • Determina el peso inicial adecuado. Escoge una bola que parezca lo bastante ligera. Sostén la bola con ambas manos, extiende los brazos totalmente frente a tu pecho. Si puedes mantener la bola por solo un par de segundos y sin esfuerzo, habrás encontrado un buen peso inicial. Si la bola no puedes aguantar el peso de la bola tan pronto como la empujas lejos de su cuerpo, es demasiado pesada. Intenta con una un poco más ligera. Si puedes sujetarla con los brazos extendidos por mucho tiempo, es demasiado ligera. Lo ideal es tener la bola más pesada que puedas controlar razonablemente. Si es demasiado ligera, podrás sacudirla de cualquier forma durante el swing y tus resultados serán inconsistentes.
    • Selecciona una bola con un alcance adecuado. Sujeta la bola con la mano no dominante debajo. Inserta el pulgar de la mano dominante en el orificio de mayor diámetro y mete el dedo medio y el dedo anular en los dos orificios restantes.
      • Trata de hacer que el pliegue de la segunda articulación de ambos dedos esté justo sobre el borde de cada agujero. Si los agujeros para los dedos están demasiado separados y el borde del agujero queda entre tu primera y segunda articulación, no podrás asentar los dedos por completo en los orificios. Entonces, el alcance es demasiado grande. Por otro lado, si el alcance es demasiado pequeño, la palma de tu mano no descansará sobre la superficie de la bola y tendrás que adoptar un agarre en forma de pellizco. Este no es un agarre de potencia y resultará en un tiro débil y relativamente pocas chuzas.
      • Tómate el tiempo para encontrar al menos una bola con un alcance adecuado y cómodo para tu mano. Si tienes muchos problemas para encontrar una bola que se ajuste al peso específico que necesitas y que tenga el alcance adecuado, es muy probable que hayas elegido un peso exagerado o demasiado ligero. Las bolas más pesadas normalmente tienen un alcance más grande, así que tendrás que revisar bolas más pesadas o más ligeras, según tus necesidades. Si tienes problemas, pídele ayuda al personal del centro de boliche. Ellos te ayudarán a llegar a equilibrio razonable entre el peso y el alcance.
    • Elige el mejor tamaño del agujero para el dedo. Si has identificado varias bolas con el peso inicial y el alcance adecuado, busca el que tenga los agujeros más cómodos y ajustados para los dedos. Por lo general, los agujeros para los dedos son demasiado grandes. Si te das cuenta que tus dedos no entran en las bolas, seguramente has elegido un peso demasiado ligero, tal vez el peso adecuado para un niño, que, en consecuencia, tendrá agujeros para dedos proporcionalmente más pequeños. Debes buscar agujeros que sean ajustados, pero que te permitan sacar los dedos fácilmente.

Elige la posición inicial adecuada

  1. Determina la distancia inicial desde la línea de falta. Párate dándole la espalda a los pinos y con los tacones en la línea de falta. Da cuatro pasos y medio de forma normal hacia el área de anotación y apunta la ubicación donde termina la punta de tu dedo. Generalmente, estará entre los cinco puntos redondos y el inicio de la zona de aproximación.
    • Si tus pasos normales te alejan de la zona de aproximación, tendrás que comenzar con los talones un poco alejados de la zona de aproximación y dar pequeños pasos, aumentando el ritmo y la longitud de tus pasos a medida que te acercas a la línea de falta. De esta manera, evitarás pisar la línea que se extiende de cuneta a cuneta (al inicio de la cuneta).
    • Si te pasas la línea de falta o si alguna parte de tu cuerpo toca el carril después de esta línea, los pinos que hayas derribado no se contarán y se volverán a acomodar. Sin embargo, perderás tu tiro (dos por marco, como máximo, pero posiblemente tres lanzamientos solamente en el décimo marco).
  2. Comienza con la punta del pie en la tabla con el punto central. Antes de empezar a hacer chuzas en cada marco, tendrás que averiguar cuál es la mejor posición posible desde la cual comenzar. Tu pie no dominante será el que se oponga a tu mano dominante. Si lanzas con la derecha, tu pie dominante será el izquierdo. Lleva tu pie izquierdo hacia adelante, alineado justo detrás del punto central.
    • Con el tiempo, puedes ajustar tu alineación inicial en función de tus tendencias naturales, pero para empezar y medir tu objetivo, intenta comenzar en el centro.
  3. Apunta hacia la segunda flecha desde la cuneta en tu lado dominante. A unos quince metros de la línea de falta, verás las flechas de dirección que te ayudan a apuntar.
    • El centro del carril es generalmente la parte más aceitosa. Mantener la bola un poco al lado es una buena manera de maximizar la tracción en el carril.
  4. Haz varios lanzamientos de práctica para ver hacia dónde va la bola. Juega naturalmente, manteniendo los hombros paralelos a la línea de falta y moviendo el brazo hacia adelante lo más recto posible. Sigue la bola cuando la sueltes. Tu mano debe extenderse como si fueras a darle la mano a alguien. Presta mucha atención a dónde cae la bola.
    • El área que está justo detrás del pino inicial, a cada lado, es el área que debes golpear constantemente para hacer chuzas. ¿La golpeaste? Si es así, habrás encontrado la posición correcta para tu swing. Tienes que alinear el pie no dominante con el punto central.
  5. Muévete hacia donde fallaste. Si fallaste hacia la derecha, comienza el siguiente lanzamiento un poco más a la derecha del punto central. Si fallaste hacia la izquierda, haz lo contrario. Si bien esto puede parecer contra-intuitivo, fallar a un lado significa que la bola se curva demasiado pronto o demasiado tarde. Mantén la bola en una zona muerta moviéndote hacia el lugar donde fallaste.
    • Después de varios lanzamientos de práctica, debes encontrar una posición inicial óptima para jugar boliche. A partir de ahí, puedes ajustar tu tiro para mejorar tus probabilidades de lanzar una chuza tras otra.

Mejora tu precisión

  1. Practica el efecto del gancho. Los jugadores profesionales de boliche juegan dándole una ligera curvatura a la bola. Debido a que el área detrás del pino inicial al que apuntas está, de algún modo, en un ángulo, la mejor forma de golpearlo es darle una curva a la bola para que alcance esa zona, desde el borde de la pista. Es por ello que apuntas una flecha hacia un lado de la parte central.
    • La mejor manera de asegurar una curvatura en tu lanzamiento es mantener una buena posición "de apretón de manos" al seguir la bola. Después de soltar la bola, la mano debe estar en el aire como si fueses a darle la mano al pino al que le apuntas.
  2. Encuentra la bola de boliche correcta. Usar una bola demasiado pesada o demasiado ligera puede afectar de manera drástica tu precisión. Experimenta con las bolas que son un poco más pesadas de lo normal y con bolas un poco más ligeras que las que se suele utilizar. ¿Mejora tu precisión con alguna de ellas?
  3. Encuentra la velocidad adecuada. Lanzar la bola con tu brazo dominante (que es como un lanzador de cohetes) puede parecer una buena idea al principio, pero no es necesariamente la forma más precisa de lanzar. Un lanzamiento con demasiada fuerza a menudo dejará pinos de pie, que un lanzamiento más suave y más preciso sí derribará. Sin embargo, en general, debes lanzar la bola con tanta fuerza como puedas sin perder la precisión.
    • Algunas pistas modernas monitorean la velocidad de tu bola. Trata de reducir la velocidad de tu tiro poco a poco si sacas los pinos del carril. Los golpes más lentos y precisos, dirigidos al área detrás del pino inicial, mantendrán los pinos en el carril y les permitirán mezclarse, mejorando así tu oportunidad de derribarlos a todos y lograr una chuza.
  4. Ajusta tu agarre en la bola de boliche. Agarrar la bola demasiado fuerte, sobre todo con el pulgar, puede curvar la bola en una dirección incorrecta. Inserta los dedos en la bola primero. Si tienes una bola de boliche a tu medida, tus dedos deben entrar hasta llegar a tus nudillos. Usa la mano no dominante para estabilizar la bola al aproximarte.
    • Normalmente tienes que hacer que el pulgar suelte la bola una fracción de segundo antes que los otros dedos. Asegúrate de que tus uñas estén limpias y recortadas para evitar engancharte en los agujeros para dedos y lanzar bolas torcidas.

Consejos

  • Encuentra una bola con la que te sientas cómodo. No empieces con una bola # 16 si apenas puedes usarla. En lugar de eso, comienza con un peso medio, como una bola # 12 (o más ligera).
  • Si sueles dejar el pino 5 (detrás del pino principal) de pie, tienes que hacer que tu bola se impulse con más fuerza hacia la parte posterior del pino principal o que golpee solo un poco más arriba. Las bolas más ligeras se desvían más fácilmente y no golpean el pino 5 tan fácilmente.
  • Si sueles dejar pinos de pie en el costado, significa que golpeas demasiado el primer pino.
  • Asegúrate de usar la bola más pesada que puedas manejar con comodidad.

Advertencias

  • No cruces la línea de falta. El carril es aceitoso y resbaladizo (terminarías tirado en la pista).

Cosas que necesitarás

  • Bola de boliche
  • Zapatos de boliche
  • Bolsa de resina o pasta Pro-grip (opcional)
  • Toalla
  • Talco para bebés
  • Soporte para mantener la muñeca en una buena posición (opcional)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página