Cómo hacer varios tipos de capas

Las capas pueden usarse con diferentes propósitos: por moda o para disfrazarse. Es una prenda bastante sencilla que ha sido usada durante siglos para dar calor, aumentar el estatus o mejorar las apariencias. Desde Caperucita Roja hasta en desfiles, una capa se ve bien. Este artículo presenta algunas formas de hacer capas básicas de diversos estilos.

Capa simple 1: Poncho

  1. Encuentra el material adecuado. Usa una manta, sábana o cualquier otro pedazo de tela que sea adecuado. Este deberá ser lo suficientemente largo para que cubra el área de tus hombros y torso (o el torso y hombros de un niño).
  2. Corta la tela en un rectángulo o cuadrado. Haz puntadas alrededor de los bordes, si es que es necesario, para así evitar que se deshilache.
  3. Dobla el rectángulo o cuadrado a la mitad. Encuentra el centro en la parte superior de la tela doblada, que será por donde pasará la cabeza. Márcalo con un marcador para tela adecuado.
  4. Corta el hueco para cuello y cabeza. Hay dos maneras de hacerlo:
    • La más simple: simplemente haz un corte recto a través de la tela.
    • La simple: dibuja un pequeño semicírculo con el marcador para tela. Recórtalo (es un circulo completo si se ve por ambos lados).
  5. Haz puntadas alrededor del hueco que acabas de hacer. Esto prevendrá que se deshilache. Una costura simple, por ejemplo punto festón, será suficiente.
    • Para hacerla más elaborada, cose trenzas alrededor del borde.
  6. Haz que el poncho se vea más bonito. Puedes agregarle una franja, una trenza o cualquier otro adorno a la base de este para hacerlo mucho más bonito. O puedes dejarlo así como ya está, simple. Y ¡listo!
    • Este tipo capa puede ser usado con toda clase de disfraces, como túnicas antiguas o medievales, simplemente añadiéndole o acortando las zonas de las mangas y usando cinturones, entre otras ideas.

Capa simple 2: Capa tipo bufanda

  1. Encuentra una bufanda grande que sea adecuada. Puedes elegir cualquier tipo de tela, sea algodón, rayón, seda, o cualquier otro, con tal de que te guste la idea de transformarla en una capa.
  2. Dobla la bufanda haciendo un triángulo.
  3. Marca el centro de la bufanda con una tiza para tela o un marcador invisible para tela. A cada lado del doblez, haz una línea de 12,5 cm (5 pulgadas) a cada lado, para que en total la línea mida 25 cm (10 pulgadas).
  4. Haz un pequeño corte a lo largo de la línea. Usa tijeras afiladas para asegurarte que el corte sea limpio. Esta es la abertura para la cabeza.
  5. Haz una costura donde cortaste para evitar que se deshilache. Haz una puntada corrida. Añádale una trenza si lo deseas.
  6. Haz un pequeño hoyo del otro lado de la punta de la bufanda. Cóselo para evitar que se deshilache.
  7. Corta un trozo de cinta de grogrén de aproximadamente 115 cm (45 pulgadas). Corta las puntas de la cinta en diagonal o en forma de V para evitar que se deshilache.
    • También puedes usar cinta de terciopelo.
    • Asegúrate de que el color de la cinta combine con el color de la bufanda.
  8. Pasa el pedazo de cinta a través del hoyo que hiciste la punta de la capa. Esta cinta sirve como cinturón, para así poder amarrarlo a la cintura cuando uses la capa.
  9. Para terminar, une los bordes de la bufanda si es necesario. Añadirle una trenza o unirlo ayudará a que la capa se agarre mejor, más que todo si corre viento, pero no es esencial en un disfraz o un evento.

Capa simple 3: Capa para amarrar

  1. Encuentra el material adecuado. Tiene que ser lo suficientemente largo para que cubra el torso y la parte de los hombros de quien la va a usar.
  2. Mide la tela y corta un rectángulo. Dobla los bordes si es necesario.
  3. Alrededor del cuello, cose de extremo a extremo frunciendo la tela. Al final, amárralo transversalmente. La línea del cuello puede mejorarse con una trenza, lazo u otro adorno.
    • Este paso es la transformación de un pedazo de tela en una útil capa. Puedes mejorarla cosiendo líneas que contrasten, que pueden ser de satín o tela de lana de un color que combine.
  4. Pon un broche en el cuello. Esto es para asegurarse que la capa pueda cerrarse. El broche puede comprarse o hacerse a mano.
    • Si lo haces a mano, cose dos botones uniéndolos con una cadena, una pequeña cuerda o un lazo. Lo que uses puedes amarrarlo alrededor o coserlo debajo de cada botón.

Capa intermedia 1: Capa unida a un vestido que llegue hasta el piso

  1. Escoge el vestido al cual quieres unir la capa. Este puede ser un vestido para disfraz o de fiesta. Probablemente, en la mayoría de casos, lo mejor sería usarla con un vestido largo, pero puedes variar las opciones de acuerdo a lo que necesites y tu creatividad.
    • Esta capa también puede unirse a una camiseta o blusa.
  2. Elige una tela apropiada para hacer la capa. Puede ser el mismo tipo de tela y color que el vestido, o una tela o color que combine, dependiendo del efecto que quieras lograr. Recórtala en forma de rectángulo.
    • Si es necesario, hilvana los bordes para evitar que se deshilache.
  3. Corta una tira de la tela para la parte superior de la capa. Debe ser más larga que el traje al que irá pegada la capa, así podrá ser reducida una vez que unas todo (siempre es mejor que sobre a que falte).
  4. Únela a la parte de arriba del rectángulo de tela que cortaste:
    • Frunce la tela para del lado más corto del rectángulo (el lado que escogiste para ser la parte de arriba) hasta que coincida con la anchura del vestido.
    • Une el rectángulo fruncido con la tira de tela que cortaste antes.
  5. Une la capa al vestido. Cose la capa al vestido justo debajo del borde del cuello. Cose justo a través de la costura.
    • En el caso de vestidos que sean abiertos en la espalda, es recomendable coser la capa solo en un hombro. El otro lado deberá estar unido con velcro o con botones a presión para hacer que deshacer la parte de atrás del vestido sea más fácil.

Capa intermedia 2: Capa romana rectangular con lazo

  1. Encuentra un pedazo de tela de un color y longitud adecuado. En cuanto al tipo de tela, trabaja con el que se te haga más fácil de coser y que se vea bien.
    • Los colores que usaban los romanos eran rojo y púrpura, así que serían una buena elección, pero esto también depende del uso que le vayas a dar. Sin embargo, cualquier color que cumpla con lo que necesitas está bien.
  2. Mide a quien la va a usar: niño o adulto. La capa debe ir desde la línea del cuello hasta justo la parte de atrás de las rodillas para obtener un mejor efecto.
    • En cuanto al ancho, la tela tiene que ser del mismo ancho de la persona, pero que no envuelva el cuerpo de la persona como otros tipos de capa. Mide desde la parte exterior de los brazos, eso debe ser lo suficientemente ancho.
  3. Usando estas medidas, corta la tela en forma rectangular (si es que no lo es ya).
  4. Dobla todos los bordes hacia adentro. Dobla al menos 1 cm (3/8”). Luego vuelve a doblar, la medida debe ser exactamente igual al doblez anterior.
  5. Cose a máquina o a mano los bordes doblados.
  6. Cose dos pedazos de cinta en el borde. Hazlo en las dos esquinas de la parte superior de la capa. Dobla el final de la cinta para asegurarte de tener un buen acabado.
    • Puedes usar otro elemento para amarrar la capa, pero la cinta es lo más fácil de poner y usar.
  7. ¡Y eso es todo! Pruébatela para saber si queda bien.

Capa avanzada: Capa grande de dos piezas

  1. Encuentra un tipo de tela adecuada. Sábanas, rollos de tela, cobijas delgadas y cosas similares servirán. Mide la tela para asegurarte de que sea lo suficientemente larga y ancha para quien la va a usar. La idea aquí es hacer la capa partiendo de dos piezas semicirculares para crear una sola al coserla.
    • Para este diseño, asumimos que estás usando una tela que no es gruesa, sin pelusas o con un diseño unidireccional. En ese sentido, no es necesario tener mucho cuidado al unir las partes.
    • Si la tela no es lo suficientemente grande, primero necesitarás coserla en una pieza más grande. Es posible hacer una capa larga de retazos de tela, pero eso no está dentro de este artículo.
  2. Plancha la tela antes de hacer la capa. Cualquier arruga afectará la apariencia final de la capa.
  3. Abre la tela. Ábrela en una superficie plana que sea adecuada para trabajar y cortar.
  4. Mide el ancho de la tela. Este ancho determina el punto medio de cada medio círculo que estás por dibujar en la tela.
  5. Toma como “A” la esquina izquierda superior de la tela, mide hacia abajo la longitud del lado “A”. Mide de la misma manera en que mediste el ancho en el paso anterior. Ahora lo llamaremos “B”, que es el centro del semicírculo que vas a usar para hacer la primera mitad de la capa.
  6. Dibuja el semicírculo. Desde el punto “B”, extiende las líneas que dibujaste para crear el semicírculo en la tela.
  7. Corta el semicírculo.
  8. Coloca el semicírculo en el segundo pedazo de la tela para usarlo como plantilla para cortar esta pieza. Corta el segundo semicírculo.
  9. Calcula el radio para que encaje con la línea del cuello. Dibuja un pequeño semicírculo alrededor del punto “B” de la segunda pieza para que sirva como línea del cuello.
  10. Corta un semicírculo alrededor de la línea del cuello. Cuando lo hagas, deja 2 cm (3/4”) como margen para la costura.
  11. Arma la capa. Cose las dos partes de la capa. Si le agregas un adorno o cuello, usa partes de la misma tela y cóselas.
    • Hilvana los bordes para evitar que se deshilachen, si es necesario.
    • Esta capa, así como las otras, puede ser mejorada si le agregas un forro que contraste con el color o la tela. Esto mejora la apariencia de la capa, así como también la hace más caliente.

Otras capas

Consejos

  • Si no tienes tiempo para hacerle el dobladillo a una capa para una fiesta, no habría problema si es que solo la vas a usar una sola vez. El coser los bordes refuerza la duración de la capa, por lo que si te es posible coserlos, hazlo.
  • En todos los casos, es posible que se necesiten ajustes una vez que quien vaya a usar la capa se la ponga. Un buen costurero podrá arreglarlo sin problema.
  • Otros estilos de capa pueden ser de superhéroes o de Caperucita Roja. Estos merecen sus propias instrucciones, las cuales no están descritas en este artículo.

Advertencias

  • Si la capa es para un niño, asegúrate siempre de que los broches o amarres usados en la línea del cuello sean seguros y no causarán asfixia. Lo mismo para cualquier persona que la use, excepto personas mayores y capaces de arreglárselas, así lo usado para amarrar la capa sea seguro o no.

Cosas que necesitarás

  • Material adecuado (tela, paño, etc.)
  • Un marcador para tela o cualquier otro marcador que desaparezca o que sea lavable
  • Tijeras (afiladas, que sean adecuadas para cortar tela)
  • Cinta métrica o una regla de costura
  • Agujas o máquina de coser
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página