Cómo aliviar la piel de la cara cuando está muy irritada

Sin duda, la piel facial muy irritada avergüenza y es algo que quieres controlar rápidamente; sin embargo, ten en cuenta que puede ser un signo de algo mortal, especialmente si se relaciona con una reacción alérgica o toxicidad severa. Por lo tanto, si experimentas otros síntomas graves como dificultad para respirar, náuseas extremas o pérdida del conocimiento, entonces dirigirse a la unidad de emergencias del hospital más cercano es una decisión inteligente. Pero si no es así y te sientes bien, entonces existe una serie de distintos enfoques y remedios disponibles que pueden combatir eficazmente la piel facial muy irritada.

Determinar la causa

  1. Programa una cita con tu médico de cabecera. Existen muchas enfermedades o afecciones que pueden manifestarse como una erupción o una irritación en la cara, como reacciones alérgicas leves, trastornos autoinmunes (psoriasis), brotes de acné, quemadura solar grave, eczema, rosácea, infecciones, carencia de vitaminas o dermatitis de contacto. Tu médico de cabecera podrá descartar algo grave; sin embargo, recuerda que no son especialistas en el cuidado de la piel, así que probablemente debas ver a un profesional de la salud especializado para obtener el diagnóstico correcto.
    • Pregunta al médico si la irritación de la piel es un efecto secundario común por tomar cualquier medicamento recetado.
    • Pide al médico que te realice un examen de sangre para saber si tienes un nivel bajo de vitamina B12 y otras vitaminas B. Una carencia de vitaminas B se relaciona con problemas en la piel.
  2. Haz que te deriven a un dermatólogo. Los dermatólogos son especialistas en la piel que pueden diagnosticar correctamente los problemas en la piel y recomendar una variedad de tratamientos como cremas medicinales, terapia con láser o microabrasión.
    • El dermatólogo querrá saber si las afecciones cutáneas son comunes entre tus familiares, ya que la genética desempeña un papel con muchas enfermedades cutáneas, como la soriasis.
    • Además de la quemadura solar, exponerse demasiado al sol es una causa común de muchas afecciones cutáneas, especialmente de la rosácea.
    • Los esteticistas, herbolarios, nutricionistas, naturópatas y quiroprácticos también pueden ser buenas fuentes de información respecto a las afecciones cutáneas y a los tratamientos naturales.
  3. Haz que te deriven a un especialista en alergias. Se denomina alergólogo a un médico que se especializa en diagnosticar alergias. Las reacciones alérgicas varían desde leves a mortales, pero generalmente se manifiestas rápidamente, en cuestión de minutos a horas. Si la irritación facial tarda muchos días o semanas en volverse grave, entonces probablemente no sea una reacción alérgica.
    • Es probable que una erupción facial grave que se desarrolla rápidamente sea urticaria, en especial si también implica problemas respiratorios, congestión nasal o hinchazón de los labios y de la lengua.
    • Los alimentos desencadenantes comunes que originan la urticaria incluyen las nueces (maníes) y los mariscos (camarones).

Lidiar con una quemadura solar grave

  1. Usa protector solar cuando estés fuera. El sol puede sentirse muy bien y ofrecer muchos beneficios para la salud, como estimular la producción de vitamina D, pero demasiado sol a la vez quemará la piel y la secará, lo que causa enrojecimiento, aparición de ampollas, inflamación, tensión y sensibilidad. Protegerte con un FPS 15 o mayor te ayudará a prevenir una quemadura solar.
    • Las cremas de óxido de zinc pueden ser un poco desagradables, pero las fórmulas más fuertes (>25%) bloquean básicamente todos los rayos del sol.
    • El aceite de coco posee propiedades naturales para bloquear el sol.
  2. Usa un sombrero cuando estés bajo el sol. Para protegerte la cara de los efectos de una quemadura solar, usa un sombrero de ala ancha hecho de un material transpirable y de colores claros. Usar lentes de sol con un marco grande también puede ayudar porque estos pueden cubrir una mayor superficie de la cara. Asegúrate de que te protejan al 100% de la radiación UV.
    • Si estás fuera durante un periodo de alta radiación UV, busca sombra debajo de un árbol, un paraguas, etc.
  3. Aplica un remedio natural a la cara quemada por el sol. Existe una variedad de productos naturales en forma de gel, loción o crema que pueden aliviar, hidratar y ayudar a sanar la cara quemada por el sol, como los siguientes: gel de aloe vera, aceite de vitamina E, aceite de lavanda, crema a base de pepino o una compresa fría hecha de té de manzanilla frío.
    • Prepara una máscara facial de yogur griego espeso; este enfría, hidrata y alcaliniza la piel dañada.

Lidiar con la urticaria

  1. Evita los alimentos desencadenantes conocidos. Si el dermatólogo y el alergólogo determinan que la irritación en la piel se debe a una alergia alimenticia, entonces es probable que debas evitar ese tipo de alimentos. Cualquier alimento puede originar una reacción alérgica; sin embargo, los más comunes son las nueces, los huevos, el trigo, los mariscos y los productos lácteos.
    • No es necesario que comas hidra venenosa para manifestar una reacción; simplemente rozarla y después tocarte la cara es suficiente para causar una irritación de moderada a grave.
    • Quizás debas volverte más diligente en los restaurantes en términos de comprender sus ingredientes y métodos de preparación de la comida.
  2. Considera si te ha picado un insecto. Las picaduras y el veneno de varios insectos pueden causar una reacción cutánea grave, especialmente los de las abejas, las avispas, las arañas, los escorpiones, las hormigas rojas y los mosquitos. También considera si tu cama o almohada está infestada de "chinches" o ácaros.
    • Los piojos se propagan desde la parte superior de la cabeza y causan irritación en la cara.
  3. Usa un detergente de ropa etiquetado como “hipoalergénico”. Los productos químicos como la lejía y los solventes también pueden causar una erupción grave (que generalmente se denomina dermatitis de contacto). Si la irritación facial grave se desarrolló por la noche, entonces quizás tu almohada sea la culpable. Vuelve a lavar la almohada, la ropa de cama y la ropa en general con detergentes que no contengan ningún irritante conocido.
    • Lavar la ropa de cama y la ropa en general con bicarbonato de sodio es una alternativa económica y segura que no irritará la piel.
    • Los químicos irritantes también se encuentran en los cosméticos (por ejemplo, el lauril sulfato de sodio y los parabenes), los champús y los tintes de cabello.
  4. Aplica cremas medicadas a la cara. Si la erupción se debe a una reacción alérgica, podrías optar por las cremas de hidrocortisona de venta libre (estas reducen la inflamación y el dolor) o unas más naturales que contienen calamina, vitamina E y avena (estos alivian la comezón y la irritación). Otros ingredientes que ayudan a aliviar las erupciones y la piel seca incluyen el ácido láctico, la urea, el ácido hialurónico, la dimeticona, la glicerina, la lanolina, el aceite mineral y la vaselina.
    • Una de las formas más económicas, rápidas y fáciles de aliviar una erupción causada por la urticaria, la hiedra venenosa y las picaduras de insectos es usar una compresa fría o envolver hielo en una toalla.
    • Tomar antihistamínicos orales ayudará a reducir la inflamación y la hinchazón en la cara si la causa es una reacción alérgica.

Lidiar con acné grave

  1. Controla las hormonas. Las hormonas desempeñan una función en la producción de grasa del cuerpo. Cuando se produce demasiada, esta obstruye los poros de la piel y aumenta la posibilidad de desarrollar un brote de acné. Consulta con tu médico de cabecera para revisar tus niveles hormonales.
    • A menudo, las mujeres que toman píldoras anticonceptivas resuelven sus problemas con el acné.
    • En algunos casos, una reacción alérgica a los productos lácteos puede causar u originar el acné grave.
  2. Mantén la piel limpia. Una buena forma de evitar que el exceso de grasa obstruya los poros es lavarla. Al hacerlo también te deshaces de la suciedad y de las bacterias, lo que también puede contribuir con el acné. Sin embargo, no te excedas porque lavarte demasiado provocará una producción excesiva de grasa para combatir la piel seca. Por tanto, siempre usa una crema humectante después de limpiar y exfoliar la piel.
    • Las cremas y las lociones que contienen peróxido de benzoílo matan las bacterias que causan acné.
  3. Trata de no pellizcar los granos. Puede ser muy tentador pellizcar o apretar los granos para tratar de deshacerte de ellos más rápido; sin embargo, es probable que te inflames más la cara, además de arriesgarte a tener cicatrices permanentes en la piel. Deja que un dermatólogo o un esteticista experimentado lidien con los granos, ya que son los expertos.
  4. Considera un medicamento recetado. Si tienes acné crónico y persistente, el dermatólogo puede ofrecerte una loción antibiótica recetada como clindamicina o eritromicina (o quizás antibióticos orales). La tretinoína (Retin-A) es un medicamento que ayuda a evitar que los poros se obstruyan, mientras que la isotretinoína reduce la cantidad de grasa producida.
    • El mejor tratamiento médico para el acné a menudo es una combinación de medicinas orales y tópicas.
    • Siempre sigue las instrucciones del médico cuando tomes medicamentos recetados.
  5. Usa un remedio natural en el acné. Existen numerosos remedios naturales de hierbas que pueden ayudar a combatir el acné grave como los siguientes: extracto de raíz de regaliz (antiinflamatorio), té verde (antiinflamatorio y astringente), aceite de lavanda, manzanilla, aceite de árbol de té (antiséptico), aceite de alcanfor (antimicrobiano y analgésico) o vinagre de sidra de manzana.
    • Prepara una máscara facial de miel y avena. La miel es un buen antiséptico, mientras que la avena limpia, hidrata y calma la irritación, y alivia la comezón.
    • Prepara una máscara de lodo de bentonita, lo que destapa los poros y alivia la comezón.

Consejos

  • Las joyas (como los aretes o los broches de una perforación que estén cerca o en la cara) que contienen níquel, aluminio, platino o cromo pueden originar reacciones cutáneas alérgicas.
  • Algunas erupciones en la piel pueden originarse por infecciones fúngicas o bacterianas, por lo que realizar mejores prácticas de higiene personal deben evitarlas.
  • En la mañana, lávate la cara con agua fría y limpia y un jabón suave, después deja que se seque con el aire. Continúa con una loción que contenga ácido esteárico y estearato de glicerina. Repite este proceso tres veces al día.
  • No laves demasiado la piel ya que puede secarla, lo que causa enrojecimiento y apariencia escamosa. Usa jabones suaves dos veces al día.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página