Cómo madurar Kiwis

Los kiwis que se cosechan ya maduros son los mejores, pero algunas variedades pueden tener el mismo sabor dejándolos madurar en casa. El truco consiste en elegir buenos kiwis, para empezar. Una vez hecho esto, solo tendrás que dejar los kiwis en la encimera de la cocina y esperar a que alcancen su punto más jugoso y sabroso. Lee el paso 1 si quieres saber cómo madurar un kiwi de la manera más eficaz.

Madurar kiwis

  1. Selecciona kiwis sin imperfecciones. Busca kiwis que no tengan manchas o rasguños en la cáscara. Pálpalos y elige aquellos que resulten más firmes al tacto.
    • La mayoría de las variedades de kiwi que puedes encontrar en el supermercado maduran perfectamente una vez cosechados.
    • Si cultivas tus propios kiwis y quieres saber cómo madurarlos, infórmate sobre la variedad que tengas para determinar si debes dejar el fruto en la enredadera hasta que madure, o cosecharlo cuando aún esté verde.
  2. Examina las semillas. Si tienes kiwis de sobra, corta uno por la mitad y examina las semillas. Si las semillas son verdes o amarillas, el kiwi no madurará; tienen que ser negras. Las semillas negras indican que el kiwi contiene suficiente azúcar como para madurar adecuadamente.
  3. Mete los kiwis en el refrigerador hasta que quieras madurarlos. Los kiwis verdes pueden aguantar hasta 4 meses en el refrigerador. Guarda los kiwis separados de los demás alimentos para que no entren en contacto con otras frutas que puedan generar etileno, el gas que provoca la maduración.
  4. Saca los kiwis que quieras madurar y déjalos en un lugar a temperatura ambiente. Colócalos en un bol o en la encimera y espera unos cuantos días. La fruta tardará entre 3 y 5 días en madurar si se deja en un lugar a temperatura ambiente.
    • No dejes los kiwis expuestos al sol. El sol puede hacer que pierdan color y que se estropeen rápidamente.
  5. Acelera el proceso de maduración exponiendo los kiwis al etileno. Deja los kiwis junto a una manzana, un plátano o una pera. De esta forma, quedarán expuestos al etileno producido por las otras frutas. Mantén los kiwis protegidos de la luz solar y alejados de cualquier fuente de calor.
    • Para que los kiwis maduren más rápido incluso, mételos en una bolsa de papel o en una bolsa de plástico con ventilación junto a una manzana, un plátano o una pera. Deja la bolsa en un lugar a temperatura ambiente durante 1 o 2 días.
  6. Comprueba el punto de madurez de los kiwis presionándolos con el dedo gordo. Si la superficie se hunde ligeramente al aplicar una leve presión con el dedo, es señal de que la fruta está madura. Los kiwis maduros resultan mullidos al tacto y desprenden un rico aroma.
  7. No tardes en comerte los kiwis maduros. Asegúrate de comértelos cuando se encuentren en su mejor punto; si esperas más, empezarán a podrirse.

Conservar los kiwis maduros

  1. Guarda los kiwis maduros en el refrigerador para que se conserven frescos hasta 7 días. Puedes prolongar la duración de los kiwis maduros una semana más si además de guardarlos en el refrigerador, los metes en una bolsa de plástico. La bolsa evitará la deshidratación y los mantendrá frescos durante más tiempo.
  2. Congela los kiwis enteros. Simplemente tienes que colocar los kiwis sin cortar ni pelar en un recipiente apto para la congelación y guardarlos en el congelador durante varios meses.
  3. Congela los kiwis cortados en rodajas. Las rodajas de kiwi son excelentes para decorar y acompañar los batidos de frutas (smoothies) y otros aperitivos saludables. Si tienes kiwis de sobra a mano, puedes cortarlos en rodajas y congelarlos.
    • Corta los kiwis en rodajas y espolvorea azúcar por encima para conservar su consistencia y potenciar su sabor.
    • Coloca las rodajas azucaradas de kiwi sobre una bandeja para hornear galletas y mételas en el congelador.
    • Una vez congeladas las rodajas de kiwi, traspásalas de la bandeja a una bolsa para congelación. Guárdalas en el congelador.

Consejos

  • Una vez cosechados, los kiwis deben exponerse al gas etileno para iniciar el proceso de maduración que los consumidores completarán en casa. Si los agricultores y los transportistas no inician el proceso, los almidones no llegan a convertirse en fructosa a tiempo y los kiwis se estropean.
  • Los kiwis son estupendas fuentes de vitaminas y minerales como la vitamina C y E, el potasio, el magnesio y el cobre. Estas frutas, además, son muy bajas en calorías, muy ricas en fibra y no contienen ni grasa ni sodio.

Cosas que necesitarás

  • Kiwis
  • Bolsas de plástico
  • Un plátano, una manzana o una pera
  • Bolsas de papel
  • Azúcar
  • Bandeja para hornear galletas
  • Bolsas de congelación
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página