Cómo evitar peleas en Navidad

La Navidad es un tiempo de armonía, paz y amor. Sin embargo, algunas veces las tensiones pueden aparecer y la familia se separa o las peleas se convierten en el centro del escenario. En lugar de estropear tu experiencia navideña, aprende maneras de evitar peleas para que la celebración esté realmente enfocada en el significado de la Navidad en lugar de dimes y diretes y peleas.

Pasos

  1. Identifica los factores desencadenantes de antemano. Tú te conoces a tí mismo mejor que nadie, sabes también que los miembros de la familia tienen la capacidad de hacerte enojar. A menudo se trata de un caso de preferencias de gustos, en el que decides meterte con otra persona porque personifica algo que no te gusta de tí mismo. Esto es poco útil y ciertamente sólo sirve para hacer que la otra persona esté a la defensiva. Si tú conoces lo que te hace enojar, puedes recordarte a ti mismo que se trata de tus sentimientos alterados y que tienes el control sobre cómo responder.
    • Recuerdate a ti mismo de que no tienes que probar nada. El orgullo dentro del círculo familiar puede ser malo para las relaciones de familia. Si el primo Jorge tiene un auto más grande que el tuyo, ¿que importa? Si la tía Betty quiere cocinar la col de Bruselas "a su manera", entonces no interfieras. Existen muchas cosas que puedes dejar pasar sin tener que hacer un escándalo de ello.
    • Deja de ser terco. ¿Cual es el punto de discusión con un miembro de la familia sobre el mismo tema una y otra vez? ¿Qué es lo que quieres probar? Y si es que logras probar algo, ¿Que resuelve eso?
    • Crea una "palabra de advertencia" con tu esposa. Tan pronto como tu esposa piense que estás entrando en un terreno peligroso, entonces buscará la manera de introducir la palabra de advertencia en la conversación. Esto te permitirá saber si te has pasado y debes retroceder un poco si es que es posible.
  2. Toma todo con calma. La Navidad implica ver a un montón de gente que normalmente prefieres evitar, o al menos no verla mucho. Empieza por aceptar que no las ves muy a menudo, por lo que es mejor mantener la calma y permanecer contenido; es sólo por unas horas o unos días. Cuando se hacen comentarios que te sacan de quicio, déjalos pasar y no le brindes la atención que la persona está buscando. Ten una mentalidad "zen" acerca de las cosas.
    • Ignora comentarios hipócritas acerca de ti, de los miembros de tu familia, tus regalos, tu casa, etc. Date cuenta de que tales comentarios normalmente dicen más acerca de la persona que los dice que de la persona que es el objeto criticado.
    • Encuentra maneras de relajarte durante las vacaciones. Puede ser un tiempo estresante incluso para los más eficientes e imperturbables, así que no te decepciones de ti mismo si te llegas a enojar. Haz ejercicio, ve a espectáculos o toma parte en el entretenimiento, y encuentra un poco de tiempo para ti.
    • Practica el arte de la separación. Seguro, se dicen cosas hirientes pero, ¿porqué darle importancia a esas cosas al creerlas o aceptarlas? Mantén tu distancia, lo cual significa que debes permanecer considerado a la persona desconsiderada sin tratar de rescatarla, triunfar o expulsarla. En vez de eso, déjalos ser, y deja que sus propios problemas les enseñen debido al tipo de personas que son. Probablemente están tratando de conseguir una reacción de tu parte.
  3. Permanece agradable incluso si esto significa apretar los dientes. Esto es de especial importancia si es tu casa y tú eres el anfitrión. El deber del anfitrión es asegurarse de que todos se sientan cómodos y pasar un buen rato, no alimentar los partidos del combate. Piensa en el propósito de la jornada y la importancia de mantener la armonía para todos los presentes.
    • Evita involucrarte en chismes o en molestar a alguien. Incluso si es tradición familiar, pronto evoluciona a palabras hirientes y se hace contagioso, involucrando a las personas alrededor de la mesa también. Si alguien trata de hacer un chisme, córtalo de manera rápida y educada.
    • No pelees el fuego con el fuego. Si alguien está buscando pelea, es mejor no darles la satisfacción de enojarse, ponerse nervioso u ofenderse. Si ellos quieren pelea, dales una cortesía sin paliativos. Esto hará inútil su búsqueda de problemas.
  4. Sé cortés y luego alejate. Si sabes que las cosas sólo degenerarán en una pelea, saluda de manera agradable y luego mantente alejado de esta relación en particular. Esto puede incluir que te sientes lejos de ellos, conversar con otras personas y bloquear tus oídos cada vez que escuches algún comentario grosero que deliberadamente se hizo en voz alta. Simplemente mantén tu distancia todo el día pero sé educado en cualquier etapa de un encuentro.
    • Mantente ocupado. Incluso si no eres el anfitrión, puedes ofrecerte a hacer cosas todo el día con la finalidad de entrar y salir de las conversaciones. Vacía el vino espumoso, mantén un ojo en el pollo rostizado, cuida a los niños pequeños, etc. Así como evitar molestar a las personas, se te agradecerá que seas "servicial".
    • Si la persona en cuestión arruina de manera consistente el compromiso familiar, considera darles una advertencia acerca de su comportamiento. Diles que si causan problemas, dicen cosas hirientes, etc. se les pedirá que se retiren y no serán invitados nuevamente. Es amor duro, pero sigue siendo amor.
    • Evita juegos de competencia o cualquier otra excusa artificial para que las tensiones surjan a la superficie. Es divertido jugar Monopoly o manzanas, pero el espíritu competitivo puede arruinar toda la atmósfera. No juegues a menos de que estés seguro de que todos pueden sobrevivir el juego con el espíritu en alto.
  5. Enfatiza todas las cosas por las cuales tu familia debe estar agradecida. Mientras puede parecer ingenuo e inocente, es importante recordarle a todos acerca de la importancia de los lazos familiares y las cosas que son buenas de tu familia. Si quieres, toma turnos en seleccionar alguna cosa buena para decir acerca de cada persona en la mesa.
    • Da muchos abrazos, Los abrazos tienen el poder curativo de ayudar a aliviar incluso al alma más enojada.
    • Saluda a todos efusivamente en cuanto los veas. Un saludo amoroso e incluirlos puede hacer mucho por mejorar las relaciones por el resto del día, especialmente con parientes que no has visto en un tiempo.
    • Haz lo inesperado. Ayuda a alguien con la comida; calma a los niños cuando estén ansiosos; lleva al perro a caminar. Las festividades son acerca de hacer algo extra para las personas que te importan. Ese tipo de esfuerzos son contagiosos.
  6. Sé duro en cuanto al consumo de alcohol. Si eres el anfitrión, mantén el alcohol al mínimo para que no pueda ser una excusa de comportamiento antagónico. Recuerda a todos tus invitados que es su responsabilidad el tomar y manejar yel ser considerados con los demás al no emborracharse. Lo mismo va para ti; abstente de beber hasta emborracharte.
  7. Sé comprensivo y compasivo en lugar de enojado y "estar siempre en lo correcto". La Navidad puede ser un momento muy difícil del año para algunas personas. Si los miembros de la familia han perdido su trabajo o un ser querido, pasan por dificultades financieras o problemas emocionales experimentados durante el año, o están sufriendo de una enfermedad o depresión, la época de Navidad suele ser dura con ellos.
    • Dado que todo se detiene y se trata de "hacer feliz" a los demás y dar regalos, a menudo puede servir como un tiempo de reflexión para esos familiares, que se preocupan por sus pérdidas, la falta de dinero, tristeza, etc., mientras que todos los demás parece que les va muy bien. En lugar de terminar con ellos, trata de entablar una conversación sobre su año y compadecete con ellos sobre sus dificultades.
    • Respétalos, incluso si ellos no te respetan. No tienes que amarlos o te tienen que agradar, pero haz un esfuerzo por respetarlos. Esto significa que aceptes que tienen una opinión diferente a la tuya, y tienen derecho a ella, sin importar lo grosero o curioso de sus actos. Te hará una persona más fuerte.
  8. Toma un respiro. Si sientes que es demasiado, toma un tiempo libre. Cuando un lado de la familia comienza a amotinarse en lo que consideran que es una buena sesión de burlas, simplemente disculpate y escápate a otra habitación para tomar un rato libre. Puedes llorar, escribir de manera furiosa en tu Facebook o simplemente toma una respiración profunda.
    • Si tu eres quien está de visita, haz tu visita corta y dulce. Dejar a todos preguntándose es mejor que no dejar piedra sin mover.
    • Socializa con personas con las que te llevas bien. Solo porque hay alguien con quien no te llevas bien no significa que tengas que quedar en cuarentena de todo el grupo. Come, bebe, y sé alegre con las personas que amas.
    • Recuerdate a ti mismo de las cosas buenas que tienes. Toma un respiro para recordarte todo lo que tienes: Amigos, familia, oportunidades. Es un ejercicio mental rápido que te dejará sintiéndote aliviado y no confrontacional.
  9. Prepárate para disfrutar de las festividades. Si vas a la Navidad pensando de que será una fiesta de pelea, te estás preparando para lo peor. En su lugar, mantente determinado a divertirte sin importar las actitudes miserables y groseros de otras personas y su negatividad se te puede resbalar.

Consejos

  • Prepara el escenario por adelantado al mandar tarjetas de Navidad alegres o tarjetas electrónicas a todos los invitados. Hazles saber de que eres serio acerca de "disfrutar" la Navidad.
  • Algunas peleas ocurren debido a que una proporción injusta de los preparativos para Navidad cae sobre unas personas y no a otras. Asegúrate de colaborar y haz las cosas que te tocan de preparar y limpiar después de Navidad.
  • Toma fotos de los miembros de la familia más irritados cuando estén en su peor momento. Hazlo encubierto o pueden tirar tu cámara. Cuando se hayan calmado un poco, suavemente preguntales si realmente sabían como se ven cuando se enojan.
  • Si te sientes agravado fácilmente cuando eres testigo de discusiones, ve si puedes conseguir a alguien para organizar la cena de Navidad. De esta manera, si todo lo demás falla, puedes escaparte sin hacer ruido. Si eliges tener la reunión en tu casa, pierdes esta ventaja.

Advertencias

  • Las familias conocen la mejor manera de hacerse enojar unos a otros. Algunas veces el silencio, y el silencio continúo, es la mejor respuesta.
  • Debes estar conciente que en algunas familias disfuncionales, que se niegan a responder a las provocaciones y se mantienen en calma pueden hacer enojar a un alcohólico o codependiente aún más a que si hubieses discutido. Las relaciones se quiebran algunas veces en este punto. Puedes controlar lo que haces y tu comportamiento, pero no el de ellos - y con un poco de esfuerzo, serenidad y conocimiento de ti mismo, puedes rehusarte a que te controlen.
  • Si quedas deprimido durante semanas, trata de resolver todos los factores desencadenantes que tocaron y desactiva los juegos mentales. Una vez que entiendas que no tienen el mismo poder sobre ti. Es difícil darse cuenta de muchos juegos mentales cuando están en curso. Juzga esto por cómo se siente después de que se hayan ido y lo difícil que es volver a tus propias actitudes y tu ritmo de vida. Cuida de ti mismo emocionalmente, si es posible toma un tiempo de descanso mientras suceda. Las revisiones de la realidad con tus amigos no involucrados, sin mencionar nombres pueden ayudarte a clasificar esas conversaciones donde lo inaceptable se convirtió en aceptable sobre la base de los juegos mentales.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página