Cómo inflar un colchón de aire

Cuando vayas a acampar, invites a un amigo a pasar la noche en tu casa o simplemente busques un lugar conveniente para dormir, un colchón inflable puede ser tu mejor amigo. Estos colchones prácticos pueden ser cómodos para dormir y generalmente se comprimen a una fracción de su tamaño total, un hecho que los hace totalmente portátiles y prácticos. Ya sea que uses una bomba para colchones o simplemente quieras utilizar las herramientas que tengas a la mano, inflar un colchón de aire es una sencilla cuestión de introducir aire en su interior y evitar que se salga.

Infla el colchón con una bomba

  1. Abre la tapa de la válvula. La mayoría de los colchones inflables tienen o una válvula de aire unidireccional, que permite que el aire entre fácilmente en el colchón y que evita que salga, o un hoyo sencillo en algún costado del mismo. Tu primer paso será ubicarla y quitarle la tapa protectora, ya que no podrás inflar el colchón si no lo haces.
    • Considera que algunos colchones modernos tienen bombas incluidas en uno de los costados. En este caso, simplemente enciéndela y, siempre y cuando la bomba reciba energía eléctrica, ya sea de una fuente externa o de las pilas, el colchón comenzará a inflarse.
  2. Inserta la bomba. Si usas una bomba eléctrica o manual, tu siguiente paso será el mismo: inserta la boquilla de la bomba en el hoyo o en la entrada de la válvula. La bomba quedará bien ajustada gracias al material que rodea a la válvula; de no ser así existe la posibilidad de que el aire escape por los resquicios y esto te dificultará la tarea de inflar el colchón por completo.
    • Si no logras sellar bien la boquilla de la bomba, como por ejemplo si usas una que no fue fabricada para ese colchón, tal vez sea buena idea que intentes poner cinta adhesiva alrededor de la boquilla de la bomba a fin de que permanezca fija a la válvula, aunque esto podría no resultar si el espacio es demasiado grande. Otra opción que podrías intentar es la de derretir plástico alrededor de la boquilla, a fin de que esta sea más gruesa y selle mejor, aunque esto puede ser un desafío para los expertos en reparaciones novicios.
  3. Si usas una bomba automática, enciéndela. La mayoría de los colchones inflables modernos incluyen una bomba de aire eléctrica. Si es lo que vas a usar, asegúrate de que esté enchufada a la corriente eléctrica o de que las pilas estén cargadas, luego enciéndela. El colchón comenzará a inflarse inmediatamente.
    • Considera que, por lo general, las bombas eléctricas hacen mucho ruido, así que ten cuidado de no encenderla cerca de un lugar en el que haya otras personas durmiendo.
  4. Si usas una bomba manual, comienza a bombear. Si vas a inflar un colchón más viejo o perdiste la bomba eléctrica y tuviste que comprar otra, tal vez solo cuentes con una bomba manual. Aunque estas no son tan rápidas como las eléctricas, por lo general son bastante efectivas por derecho propio. Los dos tipos principales de bombas manuales para inflar colchones de aire son:
    • Bombas de mano: por lo general son bombas grandes, con un pie o plataforma, que se operan con un movimiento de bombeo ascendente y descendente. Sin embargo, en ocasiones se utilizan bombas de mano para bicicletas, que también se operan a mano y son más pequeñas.
    • Bombas de pedal: por lo general tienen un pedal que se opera con el pie y que está acoplado a una manguera con una boquilla; pisar el pedal repetidamente hace que el aire entre al colchón.
  5. Vuelve a enroscar la tapa. Una vez que hayas inflado el colchón al punto en el que esté lleno de aire y firme al tacto, retira la bomba y vuelve a enroscar la tapa de la válvula u hoyo, a fin de que no se salga el aire. ¡Ahora estás listo para acostarte a dormir! Busca unas sábanas, cobijas y almohadas.
    • Considera que los colchones de aire con válvulas unidireccionales mantendrán el aire adentro automáticamente. Pero es buena idea volver a enroscar la tapa a fin de proteger más al colchón contra una pérdida de aire. Por otro lado, los colchones con hoyos sencillos para el aire, sin válvula, comenzarán a desinflarse inmediatamente después de que retires la bomba, así que tendrás que volver a enroscar la tapa rápidamente.

Infla el colchón sin una bomba

  1. Si no tienes una bomba, usa una secadora de cabello. Si no tienes disponible ningún tipo de bomba para inflar el colchón, no te preocupes, puedes usar varios aparatos caseros comunes para lograr tu cometido. Por ejemplo, puedes intentar inflar el colchón con una secadora de cabello. Simplemente enciende la secadora y sostén la salida del aire contra el hoyo de la válvula para que el colchón comience a inflarse. Dado que la boca de la secadora no se ajustará perfectamente al diámetro del hoyo de tu colchón, el proceso de inflado seguramente será más lento que si usas una bomba.
    • Asegúrate de usar aire frío, ‘‘no aire caliente’’, si tienes elección. La mayoría de los colchones inflables están hechos de vinilo o de plástico, ten en cuenta que en ocasiones estos materiales pueden derretirse o deformarse si se exponen a una alta temperatura.
  2. Usa una aspiradora de piso o de mano. En teoría, podrás usar cualquier tipo de máquina que tenga una salida de aire para inflar un colchón de aire. Por ejemplo, muchas aspiradoras tienen una función de “reverso” además de su función ordinaria de “aspirado”. Otras herramientas tales como los sopladores de nieve o de hojas están específicamente diseñadas para soplar aire. Con una herramienta de este tipo, todo lo que tendrás que hacer es sostener la boquilla o salida de aire en el hoyo o válvula y encenderla para inflar el colchón.
    • Hasta es posible convertir algunas aspiradoras caseras comunes para que saquen aire en lugar de aspirarlo. A fin de hacer esto, retira la bolsa y conecta una boquilla larga y angosta al hoyo en el que originalmente estaba la bolsa, el aire saldrá por la boquilla y podrás usarla para inflar el colchón.
  3. Usa una bomba de bicicletas o de llantas. Si llegaste al lugar en el usarás tu colchón en auto o en bicicleta, tal vez tengas a mano una bomba sin siquiera saberlo. Es posible usar muchas bombas de bicicleta o de llantas para inflar un colchón de aire. Sin embargo, en ocasiones podría resultar difícil lograr que la boca de la bomba ajuste correctamente. Es probable que tengas que usar un adaptador para la boquilla o que debas aumentar el diámetro de la que tiene la bomba con material extra, a fin de adecuarla a la entrada del colchón de aire.
  4. Usa una bolsa de basura. La mayoría de la gente no sabe que es posible inflar un colchón de aire con solo una bolsa de plástico para basura de tamaño estándar. Para hacerlo, primero abre la bolsa y muévela de arriba a abajo para que atrape mucho aire. Cierra los bordes de la bolsa para que no se salga el aire. Acerca la bolsa a la entrada de aire de tu colchón y sostén el lado abierto alrededor de la entrada de aire. Aprieta la bolsa a fin de hacer que el aire entre al colchón, a menudo obtendrás buenos resultados acostándote lentamente sobre la bolsa. Repite todas las veces que sea necesario.
    • Si puedes, usa bolsas de basura gruesas para este método, las bolsas finas podrían romperse a causa de tu peso.
  5. Si todo lo demás falla, infla el colchón con la boca. Si no puedes conseguir ninguno de los objetos descritos en los pasos anteriores para inflar el colchón, respira profundamente e intenta el método antiguo. Usa jabón o sanitizante para asegurarte de que la entrada de aire del colchón esté limpia, luego simplemente pon tu boca en ella y sopla. Repite hasta que el colchón esté lleno y firme; considera que esto te puede llevar un buen rato.
    • Si tu colchón de aire no tiene una válvula unidireccional, tendrás que mantener la boca presionada contra la entrada de aire y cerrar la garganta a fin de evitar que el colchón se desinfle entre soplido y soplido. Respira por la nariz, en lugar de hacerlo por la boca, a fin de llenar tus pulmones de aire.

Desinfla el colchón

  1. Desenrosca la tapa de la válvula. Cuando ya no vayas a usar el colchón de aire y quieras guardarlo, desenrosca la tapa de la entrada de aire. Si tu colchón tiene una entrada de aire sencilla, se comenzará a desinflar inmediatamente. Sin embargo, tal vez debas poner más de tu parte para desinflar los modelos más complicados. Si el colchón no comienza a desinflarse de inmediato, intenta con alguno de los siguientes consejos:
    • Busca un interruptor para liberar el aire.
    • Coloca un mecanismo para la liberación del aire en la válvula a fin de desinflarlo.
    • Desenrosca la válvula y retírala de su lugar.
  2. Dobla y enrosca el colchón a fin de sacar el aire. A medida que el aire salga del colchón, este irá perdiendo firmeza hasta quedar mayormente desinflado. Para sacar todo el aire, comienza a doblar o enroscar el colchón, empieza por el lado contrario al de la salida de aire y avanza hacia esta. Esto tiene la finalidad de asegurar que el colchón ocupe un espacio mínimo cuando esté completamente desinflado.
    • A fin de sacar absolutamente todo el aire del colchón, trata de doblarlo en partes pequeñas y apretadas o de enrollarlo de a poco y firmemente, tal como sacarías el dentífrico del tubo.
  3. Para ahorrar tiempo, usa una aspiradora. Si quieres apresurar el proceso de desinflado, usa una aspiradora para sacar el aire rápidamente del colchón. Puedes utilizar una aspiradora casera o cualquier otra máquina que pueda succionar el aire. Simplemente abre la entrada de aire y espera hasta que este comience a salir del colchón, luego sostén la boquilla o manguera de la aspiradora sobre la salida a fin de acelerar el proceso.

Consejos

  • Las secadoras de cabello y sopladores tal vez funcionen mejor si sellas la entrada con tu mano.

Advertencias

  • ¡Cuidado, no te vayas a desmayar si inflas el colchón con la boca! Si comienzas a ver estrellas o te sientes mareado detente para respirar unas cuantas veces y recuperarte.
  • Potencialmente, el aire caliente de la secadora de cabello podría derretir o deformar a algunos colchones de aire. De ser posible, usa aire frío.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página