Cómo hacer bromas inofensivas

No hay nada más divertido que hacerle una broma inofensiva a un amigo, hermano o compañero de cuarto. Hazles bromas a tus amigos cubriendo su auto con notas adhesivas o cambiándoles el desinfectante para manos. Como alternativa, crea una pesadilla culinaria con las galletas Oreo y la pasta de dientes y ofrécelas a tus víctimas. Si quieres hacerle una broma a un hermano o compañero de cuarto, pega un recorte de un insecto en el interior de la pantalla de una lámpara o aplícale sal a su cepillo de dientes.

Inventar tu propia broma

  1. Elige a alguien para hacerle la broma. Elige a alguien cercano que tenga un sentido del humor similar, como un padre, un maestro, un hermano o un amigo cercano. Evitar hacerle bromas a alguien que no conozcas muy bien porque quizás malinterprete la broma y piense que lo estás acosando. Otras personas que debes evitar incluyen:
    • un padre estresado y distraído
    • el chico nuevo de la escuela
    • alguien con quien normalmente no te llevas bien
  2. Haz una lluvia de ideas. Busca un bolígrafo y un pedazo de papel. Elige un lugar cómodo y sin distracciones para sentarte a pensar. Luego, anota cualquier idea que llegue a tu mente. No te preocupes si la idea es buena o mala. En lugar de eso, concéntrate en escribir todas las ideas que puedas.
  3. Descarta cualquier idea cruel o peligrosa. La broma no debe herir los sentimientos de nadie, ni poner a nadie en peligro. De ser así, ya no será una broma “inofensiva”. Algunos ejemplos de situaciones peligrosas o dañinas incluyen:
    • arruinar un objeto personal que tenga mucho valor para alguien
    • usar objetos punzantes o fuego en la broma
    • enojar a alguien al asustarlo
    • poner a alguien en riesgo de asfixia o hiperventilación al encerrarlo
  4. Elige tu mejor idea. La mejor broma será divertida, inofensiva y realista de hacer. Además, la broma debe ser lo suficientemente grande para sorprender, pero no tan grande que se vuelva sospechosa. Elige algunas ideas que cumplan con las siguientes características:
    • la broma debe ser en un área de comodidad para que la persona no sospeche nada
    • no debe requerir mucha preparación
    • será divertida para ti y para la persona a quien se la hagas
  5. Planifica tu ejecución. Ahora que has inventado la broma perfecta, haz un plan. Describe el plan en un pedazo de papel. Vuelve a leer el plan varias veces y visualízalo mientras lo lees. Esto te ayudará a detectar cualquier error fatal en el plan. Por ejemplo:
    • Si el plan incluye muchos globos, asegúrate de tener el tiempo para comprar los globos.
    • Si tu amigo no se siente bien, quizás se reporte enfermo al trabajo o a la escuela y no puedas hacerle la broma.
    • Si la broma incluye agua y hace frío afuera, el agua puede congelarse.

Hacerles bromas a tus amigos

  1. Coloca una señal de “activación por voz” en un electrodoméstico. Esta broma funciona bien sobre todo si trabajas con tus amigos. Lleva un tostador de pan u otro electrodoméstico popular al trabajo y colócalo en la sala de descanso. Luego, haz una señal pequeña que indique que este tostador de último modelo se activa por voz. Pasa el resto del día riéndote al escuchar a la gente gritarle al tostador.
    • Si quieres animar a tus amigos a usar el tostador, coloca una barra de pan junto al mismo y diles que se sirvan.
    • Otros electrodomésticos pequeños incluyen las cafeteras y las placas calefactoras.
  2. Cubre el auto de tu amigo con notas adhesivas. Visita un almacén de suministros de oficina y compra todas las notas adhesivas que puedas llevar. Luego, cubre el auto de tu amigo con una capa de notas adhesivas, incluyendo las ventanas. Tu amigo tendrá que quitar cientos de notas adhesivas antes de poder usar el auto de nuevo.
    • Usa notas adhesivas de colores para crear una variedad de patrones y diseños. Por ejemplo, puedes usar unas notas adhesivas verdes, blancas y marrones para darle el estilo de Shrek.
    • Las notas adhesivas se adhieren mejor a los autos recién limpiados.
  3. Sustituye el desinfectante de manos por lubricante. Esta broma es excelente para los amigos que siempre tienen una botella de desinfectante para las manos en el bolso o en el escritorio. Primero, compra una botella de lubricante personal transparente en una farmacia o supermercado. Luego, vacía la botella de desinfectante de manos de tu amigo y llénala con el lubricante personal. Cuando tu amigo trate de usar el desinfectante, las manos le quedarán grasosas y viscosas.
    • Guarda el desinfectante en una taza o cómprale a tu amigo una botella nueva antes de hacerle esta broma, ya que es posible que se enoje si tiene que comprar más desinfectante él mismo.
  4. Envía algo gracioso por correo. Existen muchas empresas que ofrecen servicios de bromas por correo. Puedes enviarle a tu amigo una caja de brillantina, una berenjena, insectos y muchas cosas más. Busca en línea para encontrar el servicio que mejor se adapte a tus propósitos.
    • Si es posible, envíale el paquete al trabajo o a la escuela para que puedas ver cuando lo abra.
  5. Haz un anuncio para un concurso de rugidos de Chewbacca. Crea algunos volantes para anunciar un concurso de rugidos de Chewbacca y coloca el número de teléfono de tu amigo en la parte inferior. Luego, coloca los volantes por todo el vecindario. Si tienes suerte, tu amigo recibirá muchos mensajes de voz con imitaciones de Chewbacca.
    • Evita hacerle esta broma a alguien con su teléfono del trabajo. Su correo de voz podría llenarse y quizás pierda las llamadas importantes.

Usar comida para hacerle una broma a alguien

  1. Haz “manzanas acarameladas”. Primero, crea un poco de cobertura clásica de caramelo para manzanas. Luego, quítales las capas parecidas al papel a unas cebollas medianas. Coloca un pincho de madera en cada cebolla para crear un agarrador. Sumerge cada cebolla en la cobertura de caramelo y déjalas sobre una hoja de papel encerado para que se sequen. Las cebollas lucirán como unas deliciosas manzanas rojas acarameladas.
    • Cuando se sequen, ofréceles de manera informal una “manzana acaramelada” a tus amigos y mira sus reacciones al morder la cebolla.
    • Asegúrate de no ofrecerle este postre de broma a alguien que sea alérgico a la cebolla.
  2. Haz “jugo de naranja” con sabor a queso. Compra una caja de macarrones secos con queso y una botella pequeña de jugo de naranja. Bebe o retira el jugo de naranja. Luego, vierte el polvo de queso de la caja de macarrones en la botella vacía. Agrégale agua y vuelve a ponerle la tapa. Agita la botella hasta que no queden grumos de queso en el líquido.
    • Cuando la botella esté lista, ofrécela a un amigo y observa cómo siente náuseas al beber.
    • Enfría la botella hasta que estés listo para usarla. Una botella tibia de jugo de naranja podría hacer que tus amigos sospechen.
  3. Crea unas galletas Oreo con pasta de dientes. Compra un paquete de galletas Oreo y un tubo de pasta de dientes. Luego, separa con cuidado cada galleta y ráspalas para quitarles el relleno. Exprime una gota de pasta de dientes en una de las galletas y presiónala para unirla de nuevo. Cuando tu amigo se coma la galleta, se llevará una sorpresa desagradable con sabor a menta.
    • Coloca las galletas con menta en un plato. Luego, ofréceles a tus amigos una galleta y obsérvalos sentir náuseas al comerlas.
    • Si tienes amigos que sospechen, deja por ahí un plato de galletas Oreo con sabor a menta para tentarlos. Quizás no puedas verlos mientras las coman, pero escucharás que hablarán al respecto más tarde.

Hacer bromas en la casa

  1. Espolvorea sal en el cepillo de dientes. Espolvorea sal sobre las cerdas del cepillo de dientes de tu compañero de cuarto o hermano. La próxima vez que se cepille los dientes, la pasta de dientes tendrá un sabor salado y desagradable.
    • Usa sal marina de grano pequeño o sal fina. De lo contrario, podrá ver los granos de sal en el cepillo de dientes y sospechará.
  2. Coloca un “insecto” en la pantalla de la lámpara. Esta broma es divertida de hacer a las personas que les temen a los insectos grandes. Primero, imprime una imagen de una cucaracha grande u otro insecto desagradable. Luego, córtala y pégala con cinta en el interior de la pantalla de una lámpara. Cuando tu compañero de cuarto o hermano encienda la lámpara, verá la silueta aterradora del gran insecto y creerá que un insecto de verdad está adentro de la pantalla de la lámpara.
    • Busca en Internet algunas imágenes de insectos desagradables para imprimir.
    • Usa una cinta adhesiva transparente para pegar el insecto recortado en la pantalla de la lámpara.
  3. Crea un jabón inservible. Busca una botella de esmalte transparente para uñas y una barra seca de jabón. Aplica varias capas del esmalte transparente en el jabón y deja que se seque entre cada capa. Luego, coloca el jabón en la ducha o al lado del lavabo. Cuando tu hermano o compañero de cuarto trate de usarlo, el jabón no creará espuma en absoluto.
    • Aplícale al menos cuatro capas de esmalte transparente. Cuantas más capas le apliques, mejor funcionará la broma.
  4. Enrolla su cama con una envoltura de plástico. Compra varias cajas de envoltura de plástico transparente en el supermercado local. Luego, enrolla la cama de tu hermano o compañero de cuarto con algunas capas ajustadas de plástico, al pasar el rollo alrededor del marco de la cama. Cuando se acueste, tendrá que pasar varios minutos luchando para quitar la envoltura de plástico primero.
    • Trata de usar algunos pedazos largos en lugar de muchos pedazos pequeños. Esto hará que la envoltura sea más difícil de quitar.
    • Puedes enrollar cada almohada y la manta por separado o enrollar todo junto con un paquete sellado herméticamente.

Consejos

  • Ten cuidado con la venganza de tus amigos.
  • Elige a tus víctimas con cuidado. Si tu amigo no tiene un buen sentido del humor, quizás sea mejor hacerle la broma a otra persona.

Advertencias

  • Elige los momentos adecuados para hacerles las bromas a tus amigos. Si están estresados o tristes, es posible que no reciban bien la broma.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página