Cómo desaparecer por completo

Ya sea que necesites pasar desapercibido o simplemente quieras estar solo, es posible que consideres la posibilidad de desaparecer completamente. La tecnología hace que desaparecer por completo sea algo virtualmente imposible, pero con la suficiente diligencia y cuidado, puede lograrse. Para desaparecer por completo, tendrás que pensarlo bien, borrar cualquier rastro y crear una identidad nueva para ti.

Pensarlo bien

  1. Comprende las repercusiones legales. Ten en cuenta que, dependiendo de las circunstancias de tu desaparición, podrías ser legalmente responsable en una variedad de formas si alguna vez llegan a encontrarte. Hay muchas buenas razones y formas de desaparecer, pero hay muchas más malas razones y formas de hacerlo.
    • Por ejemplo, si se envía a un equipo de búsqueda para encontrarte, es posible que debas reembolsarle a la agencia que se encargó de los costos de la operación. Por lo tanto, no empaques tu maleta y comienza a caminar.
    • Si vas a desaparecer para escapar de las deudas o para reclamar el dinero del seguro, podrías ser acusado de fraude y encarcelado. Antes de proceder, ten en cuenta que fingir tu propia muerte o desaparición es un acto grave y potencialmente ilegal.
    • Si quieres desaparecer para escapar de una banda criminal o porque eres víctima de un chantaje o acoso, ponte en contacto con la policía inmediatamente. Hay formas legales de cambiar tu identidad y permanecer seguro en situaciones como esta.
    • Si vives en los Estados Unidos y eres víctima de abuso doméstico, puedes comunicarte con la línea abierta nacional contra la violencia doméstica (National Domestic Violence Hotline) al 1-800-799-7233. Es confidencial y seguro. Si tienes a un niño contigo, llama al 1-800-4ACHILD para que ambos reciban ayuda inmediata.
  2. Si vas a desaparecer, debes estar solo. Tus probabilidades de ser descubierto se incrementan drásticamente si intentas desaparecer junto con otra persona, sobre todo si es un niño.
    • Además, si desapareces con un niño y eres descubierto, podrían acusarte de secuestro o de ponerlo en peligro. Si lo haces, aun cuando tus intenciones sean buenas, te meterás en un gran problema
    • Si la razón de tu desaparición incrimina a otra persona, adopta medidas legales antes de hacerlo para protegerte de las acusaciones que podrían hacerse en el futuro.
  3. Considera el motivo de tu huida. Después de todo, no vas a desaparecer sin ninguna razón. La frase “Mantén a tus amigos cerca, pero a tus enemigos más cerca”, se aplica bien en esta situación. Ten en cuenta a quiénes están en tu contra con la finalidad de disminuir las probabilidades de ser encontrado.
    • SI vas a huir de un cónyuge o de un familiar, piensa en sus recursos. ¿Qué tan lejos iría para encontrarte? ¿Cuánto dinero puede invertir para eso?
    • Si vas a huir de la policía, del servicio de impuestos internos (IRS, por sus siglas en inglés) o de los oficiales de inmigración, tus oportunidades para conseguir trabajo se ven reducidas. Se trata de hombres y mujeres que tienen décadas de experiencia y no les interesa tus problemas. Familiarízate con sus estrategias para prolongar tu huida.

Cubrir tus huellas

  1. Deshazte de tus posesiones. Asegúrate de que quien sea que te persiga no pueda seguir tu rastro. Es mejor atar cabos sueltos y no fingir tu propio secuestro. Deja en claro que tu desaparición es voluntaria.
    • Destruye la mayor cantidad de fotografías que tengas. Esto evita que tu familia y amigos vayan por toda la ciudad preguntando si alguien te ha visto.
    • Abandona tu auto. Deja el título de propiedad del vehículo en la guantera, la puerta sin seguro, la ventana abajo y estaciona el auto en una zona peligrosa. Ese será el día de suerte para un ladrón.
    • No caigas en la tentación de llevarte tus recuerdos. Ellos te conectarán con tu antigua vida, haciendo que quieras volver a casa, además son un recurso que pueden usar tus enemigos más adelante. Deberás deshacerte de tu sombrero favorito, de tu botella de agua y de tus botas de vaquero.
  2. Desconéctate. En el mundo actual, este paso es uno de los más imprescindibles. Disminuye gradualmente tu actividad hasta que no quede nada. Cuando elimines tus cuentas de Facebook y Twitter, nadie se sorprenderá. Los investigadores se verán en apuros para encontrar rastros de tu paradero y no podrán aprovechar a tus amigos virtuales para obtener información.
    • Este paso requiere preparación. No puedes empacar tus maletas y luego salir por la puerta delantera al día siguiente. Si lo haces, fallarás en tu intento de desaparecer. Comienza a deshacerte de tu antigua personalidad un paso a la vez.
    • Sal temprano en la mañana, cuando tus padres estén durmiendo o después de la escuela, pero solo si trabajan tarde o en turnos nocturnos. Si vas a partir en la noche, hazlo con cautela. Mantén la calma y no entres en pánico.
    • Dile a tus amigos y familiares que te vas a tomar un descanso del bombardeo de estímulos que Internet ejerce en ti. Si no puedes hacerlo, significa que no estás listo para desaparecer.
  3. Deshazte de tus tarjetas. A partir de ahora deberás usar dinero en efectivo. Las tarjetas de crédito son la forma más sencilla de rastrear a las personas; córtalas en pedazos muy pequeños e irreconocibles y luego deséchalos o quémalos. Si te preocupa que alguien revise la basura, es posible que quieras deshacerte de ella tú mismo.
    • No pienses en guardarlas para una situación de emergencia. Deshazte de ellas para evitar la tentación. Tu vieja identidad no es un recurso al que debas recurrir cuando estés cansado y hambriento.
    • Deshazte de cualquier tarjeta que tenga tu nombre. ¿Es una tarjeta de alquiler de videos? Despídete de ella. ¿Tienes una membresía en una tienda? ¡Adiós! ¿Una subscripción de viajero frecuente en una aerolínea? Hasta nunca. No puedes usar el código de un cupón, un número PIN o lo que sea que pueda conectarte a tu antiguo nombre. Usa únicamente efectivo.
    • Considera la posibilidad de ir en bicicleta, viajar en tren o en autobús y caminar, ya que para usar estos medios de transporte no es necesario tener una licencia de conducir. Sin embargo, si eliges viajar en un transporte público, ten en cuenta que otras personas pueden verte, se pueden tomar videos de seguridad y podrían atraparte si no eres cuidadoso. No pidas aventones ni tomes taxis o minitaxis, ya que los conductores podrían frustrar tus planes y denunciarte con la policía.
    • Realizar viajes aéreos probablemente está fuera de discusión. En la mayoría de aerolíneas no hay forma de comprar un boleto de avión sin proporcionar una gran cantidad de información personal, incluyendo la de las tarjetas de crédito o débito. Hacerlo bajo tu verdadera identidad es algo definitivamente imposible. Rastrearán tus pasos sin importar si se trata de un viaje interestatal o internacional (en los que normalmente deberás pasar por aduana). De todas las empresas que ofrecen un servicio, las aerolíneas tienen la conexión visible más cercana a la NASA, FBI y otras organizaciones de seguridad. Podrías usar una identidad y un pasaporte falsificados, pero el escrutinio es cada vez más intenso y engañoso. Es posible que no te nieguen completamente el abordaje, pero quizás te lleves una sorpresa cuando llegues a tu destino en el que alguien podría estar esperándote para arrestarte.
  4. Miente. No hay forma correcta de hacerlo; tendrás que mentirle a las personas a tu alrededor. Es una verdad desafortunada, pero con suerte valdrá la pena al final.
    • Crea pistas falsas para las empresas. Cambia tu dirección, "corrige" la ortografía de tu nombre, reserva un vuelo a Chile sin la intención de subirte a él. Crea un pasado que confunda a todos los que empiecen a buscar tu paradero. Aférrate a una sola identidad falsa, ya que tener varias será confuso y las personas podrían sospechar.
    • Tendrás que mentirle a tus amigos y familiares. A medida que comienzas a frecuentarlos cada vez menos, es inevitable que debas responder a sus preguntas. Si no quieres perder completamente el contacto con ellos, establece anticipadamente formas de mantenerte en contacto. Si lo piensas bien, existen métodos para hacer esto: cuentas de correo electrónico superfluas que puedes utilizar en computadoras públicas además de teléfonos prepago. Quizás ellos no puedan encontrarte, pero tu sí podrás.
    • De ser posible y necesario, no se lo cuentes a nadie. Incluso tu amigo más cercano no puede saberlo. Las circunstancias pueden cambiar y podría verse en la obligación de informarle de tu paradero a las partes interesadas.
    • Crea una estratagema. Haz un plan a largo plazo. Por ahora tienes efectivo y un plan para las próximas 4 semanas, ¿pero qué hay después de eso? ¿Cómo mantendrás esta identidad mientras disfrutas de un coco que has cortado personalmente al mismo tiempo que tomas un baño de sol frente a las costas de Belice?
    • Desaparecer de la forma correcta requiere de esfuerzo. Si tienes los medios, comienza una “corporación” que pague todas tus cuentas. Solo debe estar ligeramente ligada a ti por el “nombre” y debe encargarse de todos tus gastos.
    • Pasa los meses previos a tu desaparición retirando gradualmente el efectivo y estableciendo una forma de mantener el flujo. No querrás hacer algo apresuradamente y al azar, causando sorpresa en las demás personas.
    • Es mejor no pagar por (o robar) un número de Seguro Social o pasaporte falso. Podrías obtener la identidad de un convicto o de un fallecido y/o el pasaporte podría ser falso (lo que podría hacer que un funcionario de aduana centre su atención en ti). Mantén al mínimo la posibilidad de ser encarcelado.

Tu nueva identidad

  1. Reúne tus recursos. Antes de desaparecer, asegúrate de tener lo necesario para sobrevivir. Transforma gradualmente tus activos en efectivo y almacena tu dinero en un lugar seguro hasta que estés listo para irte. Utiliza dinero en efectivo para comprar suministros antes o después de desaparecer.
    • Si vas a desaparecer de modo errático, algunos artículos que podrías necesitar son una mochila grande, ropa que abrigue, calzado impermeable y resistente, una tienda de campaña, una bolsa de dormir ligera, mapas, una brújula y una navaja.
    • Si vas a optar por una forma más lujosa de escapar, acumula dinero, los papeles necesarios y unas cuantas prendas básicas. No te lleves los objetos valiosos o de carácter sentimental; si son cosas caras, podrían robártelas o usarlas para rastrearte y si alguien se percata de que desapareciste junto con tu recuerdo favorito, descubrirá tu plan.
  2. Deja la ciudad. Una vez que estés listo, ¿a dónde irás? Tómate tu tiempo para decidirlo. Tú estás al mando. Lo único que te detiene es la aduana.
    • Si consideras irte fuera del país, investiga las visas o las regulaciones gubernamentales que deberás acatar. Muchos países más baratos facilitan la estadía durante periodos de tiempo prolongados, pero si quieres hacerlo por la vía legal, necesitarás tarjetas de residencia y una identidad actual que puedas mostrar.
    • Si te vas a quedar en tu país, analiza las probabilidades de ser encontrado. Asegúrate de no conocer a nadie en 150 km (100 millas) a la redonda y, desde luego, nunca frecuentes un lugar vacacional al que solías ir.
    • Comprométete. No tomarte el tiempo para planificar tu desaparición, comprar documentos falsificados en la Internet profunda o de personas de dudosa reputación, y pedir un aventón a una ciudad muy poblada es una receta para el desastre e incluso un problema más grande que el motivo de tu huida. Comprométete con esta idea y dedica tiempo para planear tu desaparición con éxito.
    • Esta desaparición tendrá repercusiones físicas, mentales, espirituales y emocionales en ti. Tómate un tiempo para analizar los pros y contras de esta acción y determina si estás listo o no para el desafío.
  3. Desarrolla costumbres nuevas. Si no desarrollas una personalidad completamente nueva, caerás en los mismos patrones que te hicieron huir del primer lugar.
    • A menudo, es posible reconocer a las personas por sus movimientos, así que si sueles caminar muy despacio, hazlo más rápido (o viceversa).
    • Compra ropa que normalmente no usarías. Si eres el tipo de chico que usa una camiseta y unos jeans, conviértete en un hombre de negocios. Si eres una chica que usa gafas estilo hípster y botas de combate, opta por un estilo más elegante. Un nuevo sentido de la moda te facilitará pensar en ti mismo como una persona distinta
    • Corta y tiñe tu cabello de un color natural que no llame la atención.
    • Come diferentes tipos de alimentos. Si eres adicto a las hamburguesas, será necesario que las dejes inmediatamente. Deshazte de tus viejos hábitos alimenticios y ve al supermercado llevando dinero en efectivo. Evitar los restaurantes (especialmente aquellos que solías visitar con regularidad) y patrones familiares hace que sea más difícil rastrearte y más fácil olvidarte.
    • Haz que sea imposible rastrearte. Incluso después de haberte ido, no sabrás quién podría estar buscándote. Si bien deberás tomar medidas constantemente, la paz mental no tiene precio.
    • Utiliza un sombrero cuando te encuentres bajo techo. La mayoría de lugares públicos tienen cámaras de seguridad y si hay personas buscándote, se encargarán de monitorearlas.
    • Limpia tus huellas después de dejar un lugar. Al dejar los cuartos de hotel llenos de evidencia de tus huellas y fluidos corporales, te expones a una denuncia policial. A donde sea que vayas, haz que parezca que apenas estuviste ahí.
    • Mantente alejado del correo postal. Si se sabe que te encuentras en un lugar en particular, los que están detrás de ti podrían reducir rápidamente su rango de búsqueda. Solo utiliza este tipo de correo para desorganizar y confundir a las personas de las que huyes.

Consejos

  • Borra esta página de tu historial del explorador o investiga modos de desaparecer en una computadora pública, como la de una biblioteca.
  • Revisa tus suministros con regularidad. Asegúrate de siempre tener suficiente comida, agua, etc.
  • Sé absolutamente preciso en la planificación de tu desaparición. No permitas que haya ningún error.
  • No intentes fingir tu propia muerte. Es difícil y potencialmente peligroso.
  • Encuentra un lugar donde tu rostro encaje y no sobresalga. La mejor forma de destacar y atraer atención indeseada es ser de una raza o color diferente a las demás personas que te rodean.
  • Utiliza el método de la desaparición como un último recurso. Asegúrate de que sea tu mejor y última alternativa antes de llevar a cabo una medida tan drástica como esta.
  • Si vas a viajar de manera errática, hazlo hacia una zona amplia donde no viva nadie. No querrás acampar en la plaza principal o en los bosques fuera de los suburbios.
  • Si contemplas la posibilidad del suicidio, es necesario que sepas que hay otras salidas. Si vives en los Estados Unidos, comunícate al 1-800-273-8255 inmediatamente.

Advertencias

  • Es posible que tu desaparición devaste completamente a tus amigos y familiares. Antes de irte, evalúa la manera en que la culpa te afectaría.
  • Si eliges volver luego de haber desaparecido, ten en cuenta que es un proceso difícil. Tu familia y amigos pueden estar profundamente heridos a causa de tu engaño y es posible que nunca te ganes su perdón. No esperes retomar tu antigua vida como si nada hubiera pasado.
  • Mantén tu seguridad ante todo. Nunca te pongas en riesgo de sufrir de daño físico con la finalidad de no revelar tu ubicación.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página