Cómo enlatar salsa

¿Acaso tu jardín produce algunos tomates extra? Si tienes más tomates de los que puedes comer durante el verano, considera usarlos para hacer salsa que puedes envasar y disfrutar en los meses de invierno. La salsa envasada se hace con vinagre, lo cual ayuda a preservarla y almacenarla en envases sellados. Sigue leyendo para hacer una buena receta de salsa de tomate y para conocer un proceso de envasado aprobado por la USDA (Por sus siglas en inglés).

Pasos

Hacer la salsa

  1. Reúne los ingredientes. Asegúrate de que los vegetales que utilices estén maduros y estén en buenas condiciones sin manchas ni magullados. Necesitarás:
    • 5 libras de tomates
    • 1 libra de chile verde, picado
    • 2 jalapeños, sin semillas y picado (si quieres agregar un poco mas de picante a la salsa agrega dos jalapeños más)
    • 2 tazas de cebollas blancas picadas
    • 3 dientes de ajo, picado o molido
    • 1 taza de vinagre blanco
    • 1/2 taza de cilantro picado
    • 1/2 cup chopped cilantro
    • 2 cucharaditas de sal
  2. 1 cucharadita de azúcar
  3. Prepara los tomates. La salsa de tomate envasada sabe mejor cuando los tomates han sido pelados. Para pelar los tomates, usa el siguiente método:
    • Quita el tallo de los tomates y lávalos.
    • Utiliza un cuchillo para cortar en “X” cada extremo de cada tomate.
    • Coloca un recipiente grande de agua en la estufa y hiérvela.
    • Pela los tomates al dejarlos caer en el agua hirviendo y deja que se cocinen por 30 segundos.
    • Quita los tomates, déjalos que se enfríen, y luego quita la cascara justo donde marcaste la “x”. Debe caer la cáscara fácilmente.
    • Ten cuidado de preservar el jugo, usa un cuchillo para cortar la base de los tomates.
  4. Corta los tomates y déjalos a un lado del recipiente con su jugo.
  5. Coloca todos los ingredientes en un olla de acero. Déjalos hervir, baja el fuego y deja que se cocine a fuego lento. Pruébala para asegurarte de que la salsa tenga las suficientes especias y agrega más si es necesario.
  6. Cocina la salsa. Usa un termómetro para asegurarte de que alcance una temperatura de 180 grados Fahrenheit (82 grados Celsius). Esto matará cualquier enzima o bacteria que pueda echar a perder tu salsa.

Envasar la salsa

  1. Coloca la salsa en envases limpios. Llena el envase dejando un cuarto de pulgada (medio centímetro) en el borde. Utiliza un embudo para asegurarte de que al cerrarse el frasco y la tapadera se mantengan limpios.
    • Tal vez quieras lavar el envase usando el ciclo de agua caliente de tu lavaplatos antes de empezar el proceso. Coloca las tapaderas en agua hirviendo por unos minutos para esterilizarlos.
  2. Si derramas salsa en los bordes de los envases, límpialos con una pedazo de papel antes de proceder.
  3. Coloca las tapaderas en los envases de salsa. Cierra bien las tapaderas para asegurarte que permanezcan así. No las aprietes demasiado, ya que debe salir el aire en la próxima etapa de envasado.
  4. Coloca los envases en un recipiente grande. Llénalo de agua hasta que cubra el envase unas 2 pulgadas (5 centímetros). Enciende el quemador a fuego alto y haz que hierva el agua.
    • Si vives en altitud baja, hierve los envases por 15 minutos.
  5. Si vives en una altitud elevada, hierve los envases por 25 minutos.
  6. Quita los envases del agua con cuidado. Deja que se enfríen por completo. Las tapas harán un ruido mientras se enfrían y se sellan.
  7. Verifica los sellos al tocar las tapaderas. Si la tapadera hace un ruido cuando la presionas y la dejas de presionar, el envase no se ha sellado adecuadamente. Puedes colocar los envases que no han sido sellados en el refrigerados para usarlos inmediatamente, o realizar el proceso de envasado una vez más.

Consejos

  • Si usas pimientos jalapeños durante el proceso de hacer salsa y el envasado, usa guantes mientras los manipules. El aceite de los jalapeños puede permanecer en tu piel, luego de lavarte e inevitablemente terminará en tus ojos o boca. Los aceites de los jalapeños causan un ardor como placentero.

Advertencias

  • Busca recetas aprobadas por la USDA para asegurarte de que la acidez de la salsa que estás envasando sea la apropiada para evitar que se deteriore rápidamente.
  • Usa envases de media libra o envases más pequeños. El tiempo de procesamiento no está calculado apropiadamente para envases más grandes.
  • No intentes enfriar los envases a la fuerza, usa un ventilador o una corriente de aire frío.
  • Los envases que no se sellen adecuadamente se echarán a perder, así que es importante verificar que se hayan sellado correctamente luego del proceso de envasasado.

Cosas que necesitarás

  • Una receta de salsa aprobada por la USDA
  • ingredientes de la salsa
  • Envases de media libra
  • Tapaderas para envases
  • Olla grande
  • Embudo
  • Cucharas para mezclar
  • Cucharón grande
  • Tenazas para sujetar envases
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página