Cómo ayudar a tu esposa durante el parto

La experiencia del parto de tu esposa puede ser la más estresante que enfrentes en tu vida, pero entiende que es incluso más estresante, y doloroso, para ella. Si quieres superar este momento lo más fácil posible, entonces debes aprender cómo ayudarla durante el parto siguiendo algunos de los pasos comprobados.

Pasos

  1. Prepárate tanto como puedas antes del gran día. Si no es tu primera vez en un parto y una sala de parto, entonces sabrás que esperar. Sin embargo, si es tu primera vez, infórmate sobre el protocolo. Tú y tu esposa probablemente asistirán a una clase de preparación para el parto, así que presta atención. El día del parto querrás tener una idea de lo que está sucediendo de modo que puedas ayudar.
  2. Sé paciente durante la primera etapa del parto. Por lo general, las contracciones se producen horas antes de que el bebe esté listo para salir. Este sería un buen momento para meter la maleta de maternidad en el carro y llamar a quien han planeado cuidará a tu otro hijo.
  3. Aprovecha este tiempo para apoyar a tu esposa que está en trabajo de parto. Si es primeriza, puede estar asustada, así que mantenla calmada y relajada, y presta mucha atención a los signos. Aunque los signos varían, mantente atento a los pequeños cólicos recurrentes y un poco de presión intestinal. Haz que tu esposa los cronometre mientras tú te encargas de sus necesidades. Las sensaciones serán más fuertes con el transcurso del tiempo y más cercanas. Por lo general, tu doctor querrá que esperes hasta que el dolor sea tan malo que tu esposa no pueda hablar y las contracciones se produzcan cada 5 minutos. En este momento necesitas llamar al doctor.
  4. No permitas que la actitud negativa de tu esposa te afecte. El parto es realmente doloroso y es muy común que las mujeres se pongan irritables y temerosas. Durante el proceso, habla tan poco como sea posible. Limítate a decir palabras motivadoras, como "Estás haciendo un excelente trabajo" o "Estoy muy orgulloso de ti". Durante la etapa de transición, ella puede preferir que no la toques ni le hables. También puede estar hostil pero no te molestes con ella. Necesitas entender que ella siente mucho dolor y es muy probable que tenga miedo del dolor aún más intenso que está por venir.
  5. Asegúrate de que se lleve a cabo el plan de parto de tu esposa, asumiendo que ella tenga uno. Puede que este no sea un pedazo de papel específico con una lista de deseos durante el parto. Tu esposa puede haber comentado ciertas cosas, como ver a su bebe con un espejo. Asegúrate de que ella tenga lo que quiere, siempre y cuando sea posible desde el punto de vista médico y dentro de lo razonable. Si ella está teniendo problemas para comunicar sus necesidades, habla por ella y asegúrate de consultarle cosas. No decidas solo. Deben tomar las decisiones juntos.
  6. Ayuda a tu esposa durante el parto satisfaciendo sus necesidades. Dale masajes si los necesita, ayúdala con las técnicas de respiración y aliéntala cuando muestre signos de miedo o angustia.
  7. Acepta que no hay mucho que puedas hacer. No dejes de apoyar a tu esposa durante el parto. pero si continúa rechazándote y parece que no puedes hacer nada bien, aléjate. No te molestes, respira profundamente y solo quédate ahí.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página