Cómo incubar huevos de ánade real

Los ánades reales son unos animales asombrosos. Y a veces, se les tiene que ayudar a eclosionar. Es importante no retirar los huevos de ánade real de su nido sin una causa justa; sin embargo, si se confirma que la mamá no lo logra en un periodo de 48 horas, podrías ayudar. Este artículo te enseñará cómo hacerlo.

Pasos

  1. Empieza por revisar las leyes locales. Dependiendo de dónde vives, perturbar a la fauna, incluyendo los huevos de aves, es ilegal, si vas a tratar de vender los patos después como mascotas o criarlos, o lastimarlos intencionalmente.
    • No intentes sacarlos del campo sin notificar primero a un oficial de fauna o de pesca. Llama a la autoridad local y pregúntale si puedes criar estos ánades reales desde sus huevos en una incubadora que has comprado y liberarlos en exactamente 60 a 90 días, el cual es su tiempo de viaje (lo que les toma volar) a un lago cercano en tu pueblo. Notifícales que la mamá pato ha perdido 48 horas. Ellos te sugerirán desde ahí si está bien incubar los huevos o no. Anota el nombre de la persona con la que hablaste y su número telefónico por si tienes más consultas durante los siguientes 90 días.
  2. Encuentra una tienda local con una incubadora u ordena una en línea. Generalmente, tu almacén de alimentos local o la corporación de tu condado te ayudarán con esto o puedes hacer una búsqueda de "incubadoras para aves" y pedir una en línea. Las encontrarás desde $100,000 más S/H.
  3. Ordena huevos fértiles en línea o encuentra un granjero local que tenga huevos fértiles. Los huevos se deben recoger y guardar durante no más de 7 días a temperatura ambiente o a 12 grados Celsius (55 grados Fahrenheit) y con una humedad de 60% por 14 días, un lugar perfecto para esto podría ser tu sótano. Para aumentar tus probabilidades de una completa eclosión, cuanto más pronto los pongas para que se incuben, mejor. Antes de colocar los huevos en la incubadora, usa un lápiz y suavemente escribe una O en un lado y una X en el otro lado (los lados que no sean el lado superior ni inferior). Esto te ayudará a darles un seguimiento para ver hacia dónde girar los huevos después.
  4. Enciende la incubadora varias horas antes de colocar los huevos para asegurarte de que la temperatura esté estable en 36 o 37 grados Celsius (98 a 99,9 grados Fahrenheit) y con una humedad del 30 al 50%. Se ha notado que encender la incubadora 24 horas antes, generalmente te da bastante tiempo para que se hagan todos los ajustes menores antes de la incubación de los huevos.
  5. Coloca los huevos en la incubadora con la X o la O encima.
  6. Rota los huevos por lo menos tres veces al día, medio giro en cada rotación. Siempre rota un número impar de veces para que el polluelo duerma en un lado diferente cada noche. Si tu incubadora tiene un rotador automático de huevos, no te preocupes por girar los huevos ya que la incubadora lo hará por ti. ¡Nunca coloques el extremo pequeño de los huevos arriba en las bandejas giratorias!
  7. Puedes revisar los huevos durante el proceso de incubación con una linterna eléctrica hacia ellos en una habitación oscura. Algunas personas recomiendan retirar los huevos si es claro que no son fértiles. Si empiezas a ver que en un huevo empiezan a formarse manchas marrones en la parte exterior de la cáscara, esto quiere decir que ese huevo no es fértil y se tiene que retirar.
  8. En el día 25, reduce la temperatura a 36 o 37 grados Celsius (97 a 98 grados Fahrenheit) y aumenta el nivel de humedad a 70%. Esto ayudará en el proceso de eclosión y también ayudará a evitar que las partículas de los huevos se peguen a los nuevos polluelos.
  9. Prepárate para la eclosión. Los huevos deberían empezar a eclosionar en el día 28. Luego de la eclosión, los polluelos tendrán que secarse por lo menos un 75% antes de pasarlos a la incubadora. Tu incubadora debe ser un lugar lo suficientemente grande como para alojar a tus patitos, dándole por lo menos 6 pulgadas cuadradas a cada patito.
    • Monta tu incubadora con una lámpara para incubadora (también comprada en tu almacén de alimentos local) o con una lámpara de calor con un foco de 75 a 100 W, heno seco, agua fresca poco profunda y comida inicial no medicinal para patos. Un recipiente largo Rubbermaid™ funcionaría muy bien. Ellos necesitarán tener una gradiente de temperatura. Si jadean y se mantienen alejados del foco, reduce el calor levantando la lámpara o bajando el voltaje del foco. Si se apiñan debajo del foco y lloran, aumenta la temperatura bajando la lámpara o aumentando el voltaje del foco (sin pasar los 37 grados Celsius o 100 grados Fahrenheit). Dales bastante espacio, de manera que si tienen demasiado calor se puedan alejar de la lámpara.
  10. Cuídalos después de la eclosión, hasta que sea el momento de liberarlos. Mantenlos con bastante agua fresca y comida.
    • Haz el esfuerzo de leer en páginas web confiables cómo criar patos e imprime esa información y tenla al lado del nido en una carpeta.
    • Ten el número telefónico de un veterinario al lado del nido así como también el número telefónico de las autoridades locales de la fauna solo en caso necesites contactarlos (por ejemplo, si tienes que hacer un viaje inesperado).
  11. Cuando sea el momento, libéralos en el campo.
    • Asegúrate bien de haber programado un día fuera del trabajo en más o menos 90 días, para ir a un lago con los patos en tu auto, y dejarlos que caminen o vuelen uno por uno hacia el agua del lago.
    • Algunos patos hembras no toleran a otros patitos en su zona. Intenta encontrar un lago sin otros patos en el lugar.

Consejos

  • Si nunca has usado una incubadora, intenta y haz una prueba durante 30 días para asegurarte de que la máquina funcione y de que estés familiarizado con los botones. Usa algunas piedras y escribe O u X en cada lado y ve si puedes voltearlos sin dejar de hacerlo ni una vez.

Advertencias

  • NO levantes a los patos de las piernas o patas.
  • NO lastimes a los patitos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página