Cómo desenredar collares

Los nudos de los collares son increíblemente difíciles de desenredar y desafortunadamente, cuanto más larga y delgada sea la cadena, ¡más difícil será desenredar el nudo! Si tratas de separar el enredo, es posible que el nudo quede más apretado o que se rompa la cadena, lo cual rompería el collar por completo. Sin embargo, con un poco de lubricante, algunas herramientas pequeñas para insertar y paciencia, puedes desenredar el collar en cuestión de minutos.

Desenredar el collar con aceite lubricante

  1. Busca un espacio limpio para trabajar. Busca una superficie dura y plana, como una mesa, para trabajar mientras desenredas el nudo. La superficie plana y dura te dará estabilidad al empezar a trabajar con los enredos y evitará que se formen otros durante el proceso.
    • Asegúrate de tener bastante luz en el área de trabajo para que puedas ver los nudos y enredos con claridad.
    • Es de utilidad trabajar sobre un fondo negro o blanco para que los nudos del collar resalten sobre los colores neutros.
  2. Desabrocha el collar. Si tienes un collar enredado, desabrocha los cierres que conectan los dos extremos del collar. Si tienes varios collares enredados juntos, desabrocha el cierre o broche de cada uno.
    • Al desabrocharlo, separarás la cadena del collar y permitirás que los extremos del collar se deslicen más fácilmente por las áreas de los nudos.
  3. Extiende el collar. Sin importar si tienes un collar o muchos collares enredados, colócalos sobre la superficie de trabajo y extiéndelos con cuidado para identificar las secciones enredadas.
    • Ten cuidado de no tirar con mucha fuerza del collar al extenderlo sobre el área de trabajo, ya que podrías apretar el nudo aún más o romper el collar.
  4. Agrégale un lubricante al nudo. Frota un par de gotas de aceite para bebé o aceite de oliva en las partes enredadas del collar. El aceite hará que las cadenas del collar se deslicen entre sí con más facilidad al desenredar el nudo.
    • Los aceites lubricantes como el aceite para bebé o el aceite de oliva son seguros de aplicar en los collares y pueden lavarse con facilidad.
  5. Separa el nudo con unas agujas. Mete las puntas afiladas de dos agujas en el centro del nudo. Desde el centro del nudo, separa con cuidado las agujas para abrir y aflojar el nudo. Cuando hayas hecho una abertura en el nudo, usa las agujas para separar cada cadena del collar dentro del nudo. Debes tener mucha paciencia durante este paso. Puede ser muy fácil frustrarte al trabajar con esa concentración a una escala tan pequeña.
    • Cualquier aguja delgada, como una aguja de coser, un imperdible o una tachuela funcionará para desenredar.
  6. Limpia el collar. Cuando hayas desenredado el collar, puedes quitarle el aceite o talco para bebé que le agregaste anteriormente, remojando la parte sucia del collar en una mezcla de detergente suave y agua. Enjuaga el collar con agua limpia y sécalo con cuidado con una toalla de papel o un paño suave.
    • También puedes usar un limpiador de joyería que puedes comprar en las tiendas para quitar el aceite del collar. Solo asegúrate de enjuagar el collar con agua limpia y secarlo con cuidado.

Desenredar el collar con talco para bebé

  1. Agrégale talco para bebé al nudo. Disminuye la fricción entre las uniones enredadas del collar al espolvorear un poco de talco para bebé en las áreas de los nudos. El talco para bebé es seguro de aplicar en los collares y puede lavarse fácilmente.
    • Al rociar el talco para bebé en el nudo, puedes frotar con cuidado el nudo entre los dedos para que el talco caiga adentro y afloje el nudo.
  2. Mete unas agujas en el nudo. Inserta las puntas de las dos agujas en el centro del área enredada. Mientras las agujas estén en el nudo, tómalas y sepáralas para tratar de abrir el nudo. Cuando empieces a expandir el espacio entre las áreas enredadas, puedes empezar a separar las cadenas individuales del collar.
  3. Limpia el collar. Cuando hayas desenredado con éxito el collar, límpialo al sumergirlo en una solución de limpieza hecha con detergente suave y agua. Enjuaga el collar con agua limpia y sécalo con cuidado con una toalla de papel.

Desenredar el collar con un destornillador

  1. Prepara tu espacio de trabajo. Localiza un espacio de trabajo en el que no te importe rayar la superficie. Como alternativa, puedes colocar una superficie protectora en el área plana de trabajo.
    • Podría ser algo como un libro duro o un mantel individual de plástico.
  2. Mete un destornillador en el nudo. Inserta la punta del destornillador en el centro del nudo. Presiona el destornillador en la superficie de trabajo para que la toque completamente. Mueve el destornillador hacia un lado y hacia el otro hasta que el collar empiece a aflojar el nudo.
    • Puedes usar este mismo método prácticamente con cualquier objeto pequeño y delgado (un alfiler, una aguja, una tachuela, etc.).
  3. Separa el nudo. Cuando se haya aflojado el nudo, puedes empezar a tirar y a separar las secciones individuales del nudo con el destornillador y los dedos.

Desenredar el collar con Windex

  1. Lubrica el nudo. Frota unas gotas de Windex sobre las partes enredadas del collar. El Windex actuará como un lubricante, lo cual ayudará a que las cadenas enredadas del collar se deslicen entre sí.
  2. Afloja el nudo del collar. Coloca el collar en un recipiente pequeño en la parte superior de un objeto vibrante, como una lavadora. Deja reposar el collar sobre el objeto vibrante durante unos minutos.
    • Las vibraciones ayudarán a mover y a agitar el nudo del collar para aflojarlo.
  3. Desenreda el collar. Después de dejar que el collar repose y se agite durante un momento, saca el collar del recipiente pequeño y frota el nudo entre los dedos.
    • En este momento, el collar deberá estar lo suficientemente flojo como para desenredarlo con los dedos.
  4. Limpia el collar. Para quitarle los residuos de Windex, sumerge y frota el collar en una solución de limpieza que contenga una pequeña cantidad de detergente suave y agua. Enjuaga el collar con agua limpia y sécalo con cuidado con una toalla de papel.

Evitar que los collares se enreden

  1. Mete los collares en una pajilla (pajita). Desabrocha los dos extremos del collar. Sostén una pajilla de forma vertical y mete el extremo más pequeño del broche del collar por la pajilla. Cuando el collar salga por la parte inferior de la pajilla, vuelve a abrochar los dos extremos del collar.
    • Este método puede funcionar mejor con los collares más delgados y los que no tienen un colgante pegado al centro de la cadena. El colgante no podrá pasar por la pajilla.
    • Si el collar tiene un colgante que no puede moverse, puedes cortar la pajilla a la mitad y meter una de las cadenas que están a un lado del colgante en la pajilla.
  2. Cuelga los collares. En lugar de guardar todos los collares en un joyero, puedes usar un árbol de collares (podrás colgar los collares en las ramas del "árbol") o crear tu propio colgador de collares. Puedes usar unas tachuelas y un tablón de anuncios para hacer un colgador único y divertido para las joyas.
    • Ten en cuenta que los collares pesados podrían no quedar muy seguros en las tachuelas.
  3. Mete los collares en algunas bolsas cuando viajes. Mete el collar en una bolsa pequeña con cierre (como las bolsas donde vienen los botones en la ropa nueva) y deja el cierre o broche afuera de la bolsa. Cierra la bolsita lo más que puedas, salvo por el área donde quede colgando el broche.
    • La bolsita conservará el collar sin que se enrede la cadena.

Consejos

  • ¡No tires con demasiada fuerza del collar al tratar de desenredarlo porque puedes romperlo!
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página