Cómo lidiar con descubrir a tus padres teniendo relaciones sexuales

Esto le sucede a la mayoría de las personas en algún momento: despertarse a altas horas de la noche por unos ruidos extraños hasta notar que son sus padres que están teniendo relaciones sexuales. De igual forma, puede suceder que se llega a casa más temprano de lo esperado y los descubres en un momento de privacidad. De seguro, nunca has visto a tus padres de esta forma y tampoco querías presenciarlos en ese estado. No puedes dejar de escuchar ni de ver, pero puedes lidiar con la situación y seguir con tu vida.

Lidiar con descubrir a tus padres

  1. Fíjate si te vieron. Tú eres el intruso en ese escenario. Tú eres la persona que está perturbando, ya sea que llegaste a casa muy temprano o que no hayas tocado o sí y haberlos descubierto.
    • Mantén la calma y respira hondo.
    • Averigua tu estrategia para salir; ¿cuán lejos está la puerta y cuán silenciosamente puedes llegar a esta?
    • Sal silenciosamente. Sal tan silenciosa y rápidamente como puedas si tus padres no te han visto porque están, ejem, abstraídos en la acción.
    • Nunca menciones lo que viste o hiciste y sigue con tu vida.
  2. Discúlpate y retírate. Lo más importante es que te retires de la situación tan pronto como sea posible si tus padres te han visto.
    • Di "Lo siento" y retírate.
    • Actúa normal la próxima vez que veas a tus padres y bloquea cualquier intento que tengas para hablar acerca de lo que viste; diles amigablemente "No es de mi incumbencia" o "Era su momento de privacidad".
    • Nunca menciones el incidente; ellos estarán agradecidos por eso.
  3. Toma la situación de manera ligera. Esto depende de la relación que tienes con tus padres y es posible que no funcione para todas las personas.
    • Sonríe y di "Al menos no es el fontanero" o algún comentario parecido.
    • Prepárate para que te tiren un objeto y para retirarte.
    • Nunca menciones el incidente.
  4. Da una excusa poco convincente. Esto es solo una opción si por alguna razón no puedes retirarte de inmediato de la situación.
    • Diles que buscabas los calcetines, que querías pedirles dinero en efectivo, etc.
    • No demuestres emociones ni sentimientos.
    • Acepta la reacción que tengan (que te griten, por ejemplo) y retírate.
    • No menciones el incidente y concéntrate en tu vida. Hay muchos otros temas por los que puedes preocuparte que por la sexualidad de tus padres.

Lidiar con el "ruido"

  1. Evita los sonidos. Esto es una solución inmediata y a corto plazo. Piensa en cómo evitarlos a futuro si el problema persiste.
    • Utiliza tapones para el oído y auriculares para acallar los sonidos.
    • Haz tu habitación a prueba de ruido. Esto es una solución a futuro, pero no siempre tiene que ser costosa.
    • Mueve los muebles; sí se marca una diferencia si tu cama está al lado de la pared de su habitación o al otro lado de la tuya. Dentro de lo posible, coloca un estante de libros en la pared que se comparte.
    • Escucha música; las canciones de las ballenas son muy efectivas al igual que los sonidos del sónar acallan muchos gemidos y suspiros. De igual forma, los sonidos de los didgeridoo o las vuvuzelas acallan la mayoría de los otros sonidos.
    • Compra una máquina de ruido uniforme. Este dispositivo produce un tipo diferente de sonidos y está diseñado para acallar los otros sonidos de modo que puedas proteger la privacidad de tus padres y la tuya.
  2. Dales una indirecta cortés. Es posible que no sean conscientes de que los puedes escuchar. El que les des una indirecta sutil los hará ser conscientes y prevendrá que haya más ruido.
    • Envíales un mensaje de texto. Sé sutil y ambiguo. Por ejemplo, escribe la palabra "Qué ruido". No lo leerán hasta después, pero podrán tomar más precaución la próxima vez. (Lo más probable es que sí haya una próxima vez).
    • Imprime una columna de consejos acerca de "Cómo lidiar con escuchar a tus padres teniendo relaciones sexuales" y deslízala por debajo de la puerta de su habitación. De igual forma, se enterarán luego, pero eso hará que sean conscientes de la situación.
    • No menciones luego el incidente. Finge que nada sucedió y olvídalo.
  3. Dales indirectas directas. Prueba un acercamiento más directo si tus padres no comprenden las indirectas corteses que les has dado.
    • Pasa por su habitación y grita "No están solos en la casa". Este cambio de roles de recibir una amonestación que la mayoría de personas ha experimentado en su infancia le da un giro gracioso a la situación y con suerte puede relajarla.
    • Reproduce canciones que les indique que puedes escucharlos, como "Let's talk about sex" del grupo musical Salt N' Pepa. or the Bloodhound Gang's "The Bad Touch."
    • Golpea la pared, de preferencia con una escoba o un palo. Es posible que este no sea el método más sutil, pero se darán cuenta.
  4. Pregúntales si puedes mudarte a otra habitación. Esto es una solución a futuro, pero dependerá de si hay otras habitaciones disponibles en la casa y otros detalles prácticos.
    • Escoge el sótano, el ático o alguna otra habitación que esté tan lejos de su habitación como sea posible.
    • Sonríe y diles "Todos hemos crecido y todos nos merecemos privacidad". Esto no es solo una manera indirecta de decirles que los has escuchado, sino que también proteges a tu privacidad en el futuro. Si puedes escucharlos, eso quiere decir ellos pueden escucharte a ti y a tu novia o novio.
  5. Habla con ellos. Solo recurre a esto si no hay otra opción, ya sea que no puedas mudarte de habitación, que no hayan entendido las indirectas que les has dado y que no puedas ver verdaderamente otra solución.
    • Prepárate para los silencios incómodos; nadie quiere confrontarse con su propio hijo acerca de su vida sexual.
    • Sé calmado, maduro y amigable.
    • Diles calmadamente que algunas de sus actividades privadas no lo son tanto gracias a los ruidos que hacen y que preferirías no ser un testigo de ello.
    • Cambia de inmediato de tema e incluso retírate de la habitación. De verdad, no hay nada de qué discutir, y tus padres estarán para siempre agradecidos de que les ofrezcas un camino de salida.

Consejos

  • Recuerda que ellos están más avergonzados de la situación que tú.
  • Ten en cuenta que el hecho de que tus padres tengan relaciones sexuales es la razón por la que llegaste al mundo.
  • No le digas a nadie lo que viste. Hay algunos temas que se deben mantener dentro de la familia.
  • Sé agradecido porque tus padres tengan relaciones sexuales, lo cual es una señal de una relación saludable.
  • Madura un poco. Hay muchos otros temas más traumáticos y más aterrorizantes que descubrir a tus padres teniendo una vida sexual activa.

Advertencias

  • No golpees muy fuerte la pared, podrías terminar haciendo un agujero o hiriéndote.
  • No actúes como si tus padres hubieran hecho algo malo. Te equivocas. Después de todo, te han indicado que toques la puerta antes de ingresar en una habitación.
  • No reproduzcas música llena de lenguaje obsceno; tus padres se merecen respeto.
  • No tomes fotografías ni trates de chantajearlos. Esto puede dañar tu relación con ellos.
  • No te quedes ahí, retírate de inmediato.
  • No reproduzcas la música muy fuerte. Tus padres deben comprender que los escuchaste, ¿pero debe saberlo todo el vecindario?
  • No grites ni actúes de manera inmadura. Los estudios demuestran que al contrario de la reacción inicial, los hijos que han presenciado a sus padres teniendo relaciones sexuales no están dañados de por vida.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página