Cómo construir y afinar un carillon de viento

El sonido del carillón de viento te tranquiliza y eleva. Es un instrumento que se toca solo suavemente con la brisa, y crea un sonido que rápidamente se hace familiar en tu entorno. Fabricar tu propio carillón de viento y afinarlo es un proyecto encantador para las personas prácticas que quieran confeccionar este tranquilizador elemento, y disfrutarlo durante años.

Pasos

  1. Adquiere los tubos de campana individualmente en la mayoría de puntos de venta de artesanías. Busca una tienda en la que los tubos estén colgados para probar el sonido de cada tubo o campana individual, para que te agrade el sonido que produce cada campana. Muchas de las campanas individuales utilizan la escala pentatónica. Los precios varían dependiendo del tamaño y estilo de tu carillón, por lo que el tamaño del carillón que fabriques estará parcialmente determinado por el presupuesto que tengas, así como del espacio en el que cuelgue, y tus preferencias personales del carillón en general. Revisa la sección de "Consejos" si estás más inclinado a fabricar tus propios tubos de campana.
    • Compra una cantidad mínima de tubos de campana para soportar la estructura básica. Usualmente el estándar está entre cuatro y doce tubos .
    • Adquiere la base de los tubos. Se puede hacer con madera, metal o plástico, y es generalmente circular, o una variante de formas como el octágono u otras formas geométricas. Es mejor si ya tiene los agujeros hechos, para permitir atar los tubos, e incluso mejor si ya tiene el colgador en su sitio, aunque puedes agregar tú mismo esta pieza si lo necesitas.
      • De manera alternativa, fabrica tu propia base de madera. Simplemente córtala a mano o a máquina con la forma deseada, y utiliza un taladro para perforar pequeños agujeros en la base en la que atarás las campanas.
    • Adquiere la cuerda para las campanas. Esta se puede encontrar en la misma sección que las campanas, junto con la base.
    • Considera comprar badajos. Existe la opción de agregar piezas para golpear las campanas con el viento. Se deberían colocar cerca del medio del tubo de la campana. Cuanto más suave sea el badajo, más suave será el sonido.
  2. Decide la longitud deseada para las campanas. Mide a partir de la base y corta la cuerda. Si decides poner las campanas en diferentes capas, colócalas a diferentes niveles pero mide bien cada nivel al determinar su longitud, para ayudar al balance, y que se vea más pulcro. Esto no es un problema si no planeas hacer varias capas, sino simplemente ir agregando campanas a voluntad.
    • Mientras planeas la disposición de las campanas, ten en cuenta que cada nivel de campanas debe balancearse para que la base no se incline y se mantenga recta al colgarse.
  3. Anuda la cuerda en la parte superior de los agujeros de la base. Anuda el otro extremo de este tramo de cuerda a través del agujero de la campana (los agujeros de los tubos vienen ya hechos en la parte superior de los tubos). Esto crea un nudo seguro entre la base y la campana. Repite la operación para todas las campanas a sus diferentes niveles, si es importante.
    • Sigue revisando que el balance esté correcto y haz los ajustes que sean necesarios.
  4. Inserta tres ganchos a intervalos iguales en la parte superior de la base con la finalidad de crear el colgador. Agrega una cuerda aparte o un cable delgado a cada agujero, y júntalos en la parte superior. Anúdalos juntos y ya tienes el colgador. La imagen muestra un anillo agregado al ojo del gancho, y agrega un alambre fino pero fuerte y únelo en la parte superior.
    • Como se ve en la imagen, se colocaron cuentas en cada hilo antes de atarlos juntos. Aunque esto es opcional, esta decoración lo hace ver mucho más atractivo y profesional en general.
    • Agrega una cuerda que cuelgue en la mitad de la base si quieres tener algo de lo que puedas tirar para hacer sonar el carillón aunque no haya brisa. Este paso es opcional.
  5. Afina el carillón. La mayoría de carillones producen un tono que depende del diámetro y de la longitud de los tubos elegidos. Esto es una elección personal, y si te gusta el sonido de tus tubos, no hay necesidad de ser demasiado específicos. Sin embargo, si no te acaba de gustar tu carillón, ajusta la cantidad y posición de las campanas como quieras. No temas experimentar un poco para obtener el sonido que te agrade más.
    • Para los que tienen inclinaciones musicales, es posible afinar los tubos con un piano u otro instrumento, e incluso hacer una canción como la de "Encuentros cercanos del tercer tipo" utilizando las notas sol, la, fa, fa (en la octava grave), y do, aunque esto es bastante complicado, comparado con fabricar el carillón, y es algo en lo que se puede ir trabajando con el tiempo.

Consejos

  • Esta es una experiencia visual y auditiva para el creador. Asegúrate de seguir haciendo pruebas visuales y auditivas mientras creas el carillón.
  • Cuando hayas comprendido el proceso puedes fabricar más. Los carillones son regalos fantásticos.
  • Si planeas fabricar tus propios tubos de campana, éstas son algunas de las opciones:
    • Bambú
    • Tubos metálicos: cobre, bronce, acero, aluminio, etcétera, son buenas elecciones. Recicla cuando puedas y utiliza tubos de objetos que no funcionen y que hayas desarmado. Si realmente estás en sintonía con la música, corta los tubos para que suenen afinados con las notas de un piano o un teclado electrónico
    • Conchas de mar
    • CDs
    • Cualquier objeto que produzca un sonido agradable al chocar.

Cosas que necesitarás

  • Campanas
  • Base para las campanas
  • Ganchos pequeños
  • Cuerda adecuada
  • Tijeras
  • Regla para medir (opcional)
  • Si haces tu propia base, necesitarás una sierra y si haces tus propios tubos de campana necesitarás herramientas de corte apropiadas y equipo de seguridad
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página