Cómo ser chic

Ser chic consiste en estar a la moda e imponer tendencias. Quieres destacar entre la multitud y hacer que las personas te noten. ¡No te preocupes! No necesitas gastar una exorbitante suma de dinero para lucir chic. En este artículo, te enseñamos cómo hacerlo.

Encuentra la ropa correcta

  1. Ve a tiendas de segunda mano en zonas de clase alta. Ser chic y estar a la moda no significa gastar un montón de dinero. Existen formas precisas para lucir chic con un pequeño presupuesto y, encontrar tiendas de segunda mano en zonas de clase alta, es una de ellas.
    • Encontrarás marcas de diseñador y ropa elegante por un precio más barato. A menudo, las personas ricas compran ropa y luego las venden a una tienda de segunda sin siquiera haberla usado o habiéndola usado unas cuantas veces.
    • Los precios serán buenos porque este tipo de tiendas está dirigido a personas que no tienen mucho dinero, pero aman la ropa elegante y de calidad. Los precios serán mejores que aquellos de las tiendas de primera mano.
  2. Encuentra un tipo de ropa. Las personas que marcan tendencias, son chics y están a la moda, son aquellas que encuentran ropa que los demás no tienen. Esto significa: evitar las grandes tiendas e ir en busca de ropa. Posiblemente, debas pasar un poco más de tiempo de lo que harías en una tienda grande, pero tu ropa durará más y será única.
    • Los bazares artísticos son lugares grandiosos para encontrar ropa única y de moda. Puedes encontrar polos, faldas y vestidos estampados, ropa a medida, así como muchos accesorios de diferentes tipos como: joyas, bolsos, cinturones, bufandas, entre otros.
    • Las tiendas vintage también son lugares grandiosos para encontrar ropa elegante y de moda. Mucha de la ropa antigua es más resistente y tiende a durar más (por lo que puedes encontrarla en este tipo de tienda).
  3. Consigue algo de inspiración en lugares inusuales. Ser chic se trata sobre estar a la moda y estar a la moda significa no seguir cada tendencia. Estás siguiendo tu propio sendero, estás marcando tendencias.
    • Investiga en la historia para conseguir inspiración. Por supuesto, existen atuendos típicos inspirados en la época de los años 40 o 50, pero también investiga en tiempos como la época victoriana (algunas chaquetas hermosas) o usa joyas y adornos para el cabello inspirados en la época de los años 20.
    • Incluso puedes investigar tu propia cultura. Evita apropiarte de otras culturas solo para fines de moda (por ejemplo, no uses un bindi si no eres hindú o no uses penachos si no eres un jefe condecorado de los Indios de las Praderas). Puedes ver qué te ofrece tu propia cultura en términos de moda.
    • Mira a las personas a tu alrededor. Puedes incorporar los atuendos o ideas que te gusten a tu propio estilo. No significa copiar a alguien más, pero posiblemente veas algo que luzca genial y quieras intentarlo tú mismo. Por ejemplo, si ves a una mujer con un maxi vestido con color en tono gema y perlas, puedes intentar ponerte un maxi vestido, pero agrégale tus propias ideas.
  4. Haz tu propia ropa. Hacer tu propia ropa es una manera genial de tener un estilo único, aunque consume algo de tiempo. También puedes darle un vistazo a los diseños antiguos y usarlos como parte de tu estilo.
    • Recuerda: hacer ropa, en especial cuando la coses, toma algo de tiempo. Necesitarás practicar y comenzar con cosas pequeñas antes de trabajar con atuendos más complicados.
    • Si decides hacer tus propios diseños, puedes incorporar todo tipo de ideas de diferentes etapas en el tiempo y varios estilos que veas en revistas o en el internet.
  5. Elige ropa que te guste. Parte de ser chic incluye sentirte segura con tu estilo y con lo que usas. Esto significa escoger ropa con la que te sientas cómoda. Si no te sientes así con lo que usas, otras personas se darán cuenta y no te verán como una persona chic que impone tendencias.
    • Usa ropa que te quede bien. Asegúrate de saber tu talla para saber qué ropa te quedará mejor. Cuando la ropa no te queda, cuando te queda muy apretada o muy suelta, no te ves a la moda y tiendes a sentirte incómoda.
    • Usa ropa con la que te sientas cómoda. Si los tacones te hacen sentir incómoda, no los uses. En su lugar, usa zapatos con tacones bajos o zapatillas que te gusten y se vean bien con tu atuendo.
  6. Mantente al tanto sobre las tendencias actuales. Si bien una parte de ser chic significa imponer tus propias tendencias, también es bueno saber qué usan otras personas. Algunas veces puedes incorporar estos estilos al tuyo propio.
    • El internet es una gran fuente para mantenerte al tanto sobre el mundo de la moda. Existen muchísimos blogs de moda geniales, en especial aquellos que muestran la moda en las calles de todo el mundo. También puedes ver fotos de los debuts de moda.
    • Mira lo que se vende en las revistas. No siempre estarás de acuerdo con los estilos, pero te pueden dar una perspectiva interesante sobre lo que se considera de moda.

Arma tus atuendos

  1. Idea una especie de “uniforme”. Ten y pruébate dos o tres atuendos básicos que te gustaría usar. Estos serán la base de tu estilo. Puedes rotarlos y construir otros atuendos sobre ellos, pero estos serán los básicos.
    • Ten un par de atuendos básicos alternos, basados en tu especie de “uniforme”. Por ejemplo: posiblemente quieras basar tu estilo en vestidos. Ahora, puedes variar entre tu vestido floreado (usando tus tacones altos o bajos para cambiar un poco), tu maxi vestido o un vestido negro pequeño.
    • Otro ejemplo: si tienes jeans y camisa como atuendo básico. Puedes usar tus jeans con blusas, un suéter o un polo. Puedes subirte las mangas o usar zapatos con tacones altos o bajos, pero tu atuendo básico sigue siendo casi el mismo.
    • Esto no significa no mezclarlos de tiempo en tiempo. Significa saber qué te queda bien y centrarte en ello.
  2. Elige una parte de tu cuerpo que quieras destacar. Es una buena idea hacerlo para no sentirte abrumada tratando de mostrar todo. Elige una parte que quieras hacer notar y planifica tu atuendo alrededor de ella.
    • Por ejemplo: si usas algo que muestre tu escote, no muestres tus piernas también. Usa una blusa ceñida y con cuello en u con una falda larga y suelta.
  3. Destaca tu figura. Algunos estilos se ven mejor en ciertos tipos de cuerpos que en otros. Si bien estos son solo pautas sobre lo que puedes usar según tu tipo de cuerpo, te pueden dar una buena ventaja al momento de elegir ropa.
    • Un cuerpo en forma de pera. Básicamente la parte inferior del cuerpo es más ancha que la parte superior (las caderas más anchas que los hombros). La mitad inferior tiende a ser redondeada y la cintura es definida. Usa faldas, faldas acampanadas y pantalones con una base ancha para equilibrar tus bonitas proporciones. Las blusas de cuello redondo, escotes cuadrados y con cuello chimenea son formas fantásticas para realzar la parte superior de tu cuerpo.
    • Cuerpo en forma de triángulo invertido. Por lo general, el pecho y los hombros son más anchos en comparación con la cintura y caderas. Querrás resaltar tus piernas. Faldas largas, estilos de tiro alto y cinturones gruesos son buenas opciones para ti.
    • Cuerpo rectangular. Las personas con este tipo de cuerpo tienden a tener un cuerpo atlético. El ancho de la cintura, caderas y hombros suelen ser similares y, por lo general, estas personas son delgadas. Usa blusas con cuello "u" y con escote corazón para resaltar el área del pecho. Asimismo, las chaquetas largas son magníficas para resaltar tu cuerpo delgado. Consigue vestidos que muestren tus brazos y piernas.
    • Cuerpo en forma de manzana. El peso tiende a acumularse encima de las caderas. Posiblemente, te sientas más ancha que los otros tipos de cuerpo porque tu espalda, costillas y hombros tienden a ser más anchas. Usa blusas en cuello "v" y cinturones. El corte imperio, en blusas y vestidos, es grandioso para tu tipo de cuerpo. Querrás mostrar esas hermosas piernas.
    • Cuerpo en forma de reloj de arena. Tienden a tener una proporción similar en los hombros y caderas y la cintura tiende a ser más pequeña. Los vestidos a medida o cruzados, así como los cinturones, son buenas opciones para presumir tu cintura. Querrás presumir tus curvas.
  4. Juega con los contrastes. De este modo, no exagerarás. Una blusa ajustada con un pantalón ajustado es demasiado. Quieres dejar algo a la imaginación. Por otro lado, ponerte ropa demasiado suelta no hará que tu figura luzca bien. Puedes usar ropa suelta si deseas, pero probablemente no se verá muy chic.
    • Una blusa pequeña con una falda o pantalón suelto se verá bien. Esto enfatiza la parte superior de tu cuerpo, equilibrándola con la parte inferior.
    • También puedes jugar con contrastar colores. Posiblemente, no quieras exagerar con esto. Por ejemplo, usar una blusa azul con unos aretes naranja brillantes es una gran manera de contrastar colores.
    • Puedes jugar con un estilo elegante y casual. Por ejemplo, puedes ponerte una blusa elegante con un par de jeans y tal vez usar algunas perlas.
  5. Dale glamour a tu atuendo. Existen algunas cosas que puedes hacer para añadirle un poco de glamour. Esto puede darte una ventaja que te haga ver chic, en lugar de tener un estilo aburrido.
    • Las chaquetas de motociclistas o de cuero negro lucen bien con cualquier atuendo. Las puedes usar con un vestido elegante o con jeans básicos y una camiseta (en especial si puedes combinarlas con algo femenino, como un par de tacones bajos con estampado de flores).
    • Mezcla tu estilo con una prenda de hombre: una chaqueta, unos pantalones cortos de baloncesto, una corbata o un sombrero de los años 20. Todos pueden ser una gran pieza en tu estilo. Piensa en Janelle Monae si quieres un ejemplo.
    • Una blusa con botones es una gran prenda en tu guardarropas. Puede hacer que los jeans se vean elegantes o una falda elegante se vea más informal.

Usa accesorios

  1. Elige los accesorios correctos. Querrás mejorar tu estilo con tus accesorios. Prueba y evita sobrecargarlo. Por ejemplo, si sueles usar atuendos de colores neutros, elige accesorios de tonos más vivos.
    • Las joyas son accesorios excelentes. Pueden darle vida a un atuendo menos colorido o ser el acabado tácito para un atuendo elegante. Por ejemplo: puedes usar joyas pesadas y con formas geométricas junto a un vestido de colores brillosos y con un estampado geométrico.
    • Los bolsos deben ser decorativos y útiles. Es buena idea tener un bolso principal, que combine con la mayoría de tus atuendos (normalmente en un color neutro) y tener algunos bolsos más divertidos y brillosos.
    • Los cinturones son geniales para realzar tu cintura y añadir color a tu estilo. Puedes elegir uno que combine con tus zapatos de manera que los colores se unan. Por ejemplo, si usas un vestido rojo, puedes usar un cinturón negro, zapatos negros y joyas doradas y negras.
    • Definitivamente, añade algunas bufandas a tu estilo. Las bufandas, en especial sueltas o de gasa, pueden añadirle algo de clase a tu atuendo. Úsalas con jeans y una camiseta o envuélvela al estilo de Audrey Hepburn.
  2. Usa los zapatos correctos. Los zapatos pueden darle un poco de brillo extra a tu atuendo. Pueden hacer que un atuendo simple se vea más elegante o más informal. Asegúrate de usar zapatos con los que te sientas cómoda.
    • Los zapatos con tacones bajos combinan con la mayoría de atuendos y pueden lucir tan elegantes como los tacones (y es más fácil caminar con ellos). Dependiendo de los destellos que tengan, cuán llamativos luzcan y sus diseños, puedes usarlos con joyas para realzar tu atuendo o puedes convertirlos en el punto central de tu atuendo.
    • De igual forma, las botas son muy versátiles. Dependiendo de los colores que suelas usar en tus atuendos, elige botas negras, grises o marrones. Por lo menos, ten un par de botas que no sean muy diferentes al resto de atuendo. También puedes optar por algunos colores más divertidos, como azules o morados.
    • Los tacones altos pueden ser fabulosos siempre y cuando te sientas cómoda caminando con ellos. No hay nada más aterrador que ver a alguien tambaleándose en la calle y rogar que no se rompa el tobillo. Un par de tacones altos puede hacer que unos jeans se vean más elegantes o avivar una falda.
    • Las sandalias también se ven muy bien, en especial si vives en un lugar con clima cálido. Se ven bien con jeans, pantalones cortos, faldas o maxi vestidos. Las más elegantes son buenas para la noche y las menos elegantes para usarlas durante el día.
  3. Maquíllate. El maquillaje es bueno para realzar tu atractivo natural. Puede añadirle un toque adicional a tu estilo. Prueba con diferentes estilos para ver cuál es el mejor para ti y combina mejor con tu estilo de ropa.
    • Realza tus características naturales añadiendo definición a tu mirada con un delineador. Puedes hacerlo con un tono sutil (como marrón) y, luego, aplicarte una sombra de color natural. Un poco de rímel para extender tus pestañas, haciéndolas lucir más largas. Con un poco de bronceador, puedes contornear tu rostro para realzar tus mejillas. Con rubor, puedes ensanchar o alargar tu rostro, dependiendo de lo que desees (aplícalo en una línea horizontal para ensanchar tu rostro o a lo largo de la sien y mentón para alargarlo).
    • Crea un estilo con efecto de ojos ahumados. Ponte una sombra nude sobre todo el párpado. Ponte sombra brillosa desde la base hasta la ceja. A continuación, delinea tus ojos con delineador oscuro (marrón o negro). Difumina el delineador con un hisopo. Pon sombra más oscura sobre tu párpado y cuenca del ojo y mezcla los colores. Aplica el color de resaltado debajo el hueso de la ceja y el conducto lagrimal. Delinea tus párpados internamente para darle mayor intensidad al efecto. Dale un par de capas de rímel a tus pestañas y rízalas.
    • Encuentra algunos estilos de maquillaje pocos convencionales. Usa colores brillosos que realcen el color natural de tus ojos o encuentra estilos poco usuales.
  4. Elige un peinado adecuado. Quieres un peinado poco usual y elegante para hacerte notar. El cabello es una manera genial para hacer que tu estilo llame la atención y también puede ayudarte a realzar tu atractivo.
    • Encuentra inspiración inusual. Investiga en la historia para ver qué estilos de peinados solían usarse e incorpóralos a tu estilo. Experimenta con distintos estilos, para ver cuál funciona mejor con tu cabello y atuendo.
    • El cabello ondeado luce bien con un peinado desordenado con rizos suaves o recogiendo los lados de tu cabello y asegurándolos, dejando que los extremos se enrosquen.
    • El cabello liso luce muy bien llevando una parte suelta o una cola de caballo con volumen en la coronilla, aplicándole un poco de laca. También puedes hacerte una trenza francesa y asegurarla.
    • El cabello ondulado luce fantástico si está corto o puedes dejarlo suelto y echarle un producto para disminuir el frizz. De igual modo, puedes agarrar pequeñas secciones traseras de cabello y sujetarlas.

Consejos

  • Ten unos cuantos bolsos claves de distintos tipos, funciones y colores, ya que puedes realzar un atuendo con uno.
  • Le puedes dar muchos estilos diferentes a un vestido negro, usando cinturones y collares de distintos colores. Toda mujer debe tener un vestido negro que le quede perfecto.

Advertencias

  • No temas usar tus accesorios en capas, pero si estás usando un montón de pulseras, no uses aretes enormes y broches y muchos collares al mismo tiempo. Menos es más.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página