Cómo decorar habitaciones pequeñas

Cuando se trata de amoblar una habitación pequeña, la clave es utilizar el espacio sabiamente para evitar el desorden y hacer que la habitación se vea más grande. En este artículo encontrarás consejos para aprovechar al máximo el espacio donde vives.

Maximiza tu espacio para almacenar

  1. Eleva la altura de tu cama. De esta manera, puedes usar el espacio debajo para guardar cajas de ropa, zapatos, accesorios y diversos artículos. Si no te gusta ver desordenada la parte de abajo de tu cama, usa faldas de cama o edredones con volante para ocultar el espacio.
    • También puedes considerar el uso de una estructura de cama con almacenamiento incorporado. Muchas empresas de muebles fabrican estructuras de cama que sirven también como cómodas, con cajones incorporados a cada lado.
  2. Utiliza las paredes. En una pequeña habitación, es importante encontrar lugares para almacenar; inclusive en las paredes. Repisas y gabinetes proveen más espacio para almacenar y al mismo tiempo cumplen un rol de estética.
    • Tal vez puedas instalar una serie de gabinetes justo detrás de tu cama y que a la vez te sirvan de cabecera.
    • Cuelga ganchos en las paredes para tus casacas, carteras y llaves.
  3. Consigue un estante para ropa. Si tu habitación no tiene un clóset, entonces un estante para ropa es una buena inversión. De este modo, no tendrás que comprar una cómoda grande y voluminosa para guardar todas tus pertenencias.
  4. Compra una otomana con almacenamiento que sirva también de asiento. Esta es una buena forma de crear espacio de almacenamiento y al mismo tiempo proveer un espacio extra para sentarse. Coloca la otomana contra la pared o al pie de tu cama. Lo que mejor funcione para ti.

Sácale provecho a los colores y diseños

  1. Añade toques de colores. Si bien tu instinto natural es usar el blanco para que la habitación parezca más grande, ponerle un poco de color le añadirá dimensión al cuarto y, como resultado, lo hará parecer más grande.
    • La clave es encontrar un equilibrio entre, usar demasiado color y no lo suficiente. Por ejemplo, compensa el color blanco de las paredes y el edredón con almohadas y cortinas coloridas.
    • No tengas temor de combinar y emparejar colores. Aferrarte a uno o dos colores hará que una habitación pequeña se vea apagada.
  2. Crea un punto de enfoque. Para evitar que una habitación se vea demasiado “cargada”, agrega una o dos piezas que sobresalgan y llamen la atención. Esta pieza puede ser una cabecera de colores, una pared cuyo diseño difiera de las demás, una pintura o cortinas.
    • Si decides modificar una pared, te recomendamos que sea la pared justo detrás de tu cama. De esta manera cumplirá la función de una cabecera también (o servirá de marco para la cabecera) y creará un ambiente de armonía.
  3. Experimenta con distintos patrones, texturas y estilos. La clave es encontrar artículos con un estilo particular que añadirá personalidad y dimensión a tu habitación. Puedes usar un edredón con volante, cojines con texturas, una alfombra con diseños o artículos de madera tejida.

Utiliza iluminación

  1. Sácale provecho a la iluminación natural. Si tu habitación tiene una ventana, hay ciertas cosas que puedes hacer para mejorar la luz que entra. Un truco es colgar un espejo en la pared al lado opuesto de la ventana. El reflejo duplicará la cantidad de luz que entra.
    • Evita el uso de cortinas gruesas o persianas. Las cortinas de estilo romano pueden bloquear algo de luz aun cuando están abiertas. En su lugar puedes usar cortinas escarpadas.
    • Recorta cualquier cerco de arbustos o ramas que no permitan que la luz del sol entre en tu habitación.
  2. Invierte en más iluminación. Si tu habitación no tiene ventanas o si la luz natural no es suficiente, entonces agrega más iluminación donde se pueda. Puedes instalar luminarias en rieles, una lámpara chandelier o más para iluminar más la habitación.

Minimiza el desorden

  1. No permitas que tu cama ocupe toda la habitación. Si bien una cama grande es un artículo de lujo, lo último que quieres es que ocupe todo el espacio que dispones. En lugar de tener una cama King, por ejemplo, considera usar una Queen o una cama matrimonial. Definitivamente estarás agradecido por tener más espacio.
    • Si son dos personas las que comparten la habitación, considera comprar un camarote.
  2. Lleva a la habitación solo lo que necesites. En un espacio limitado, es importante tener lo que verdaderamente necesitas. Si es posible, almacena artículos que no uses a diario en un clóset del vestíbulo o en el garaje. Estos pueden ser equipo de campamento, esquís, instrumentos musicales, bicicletas, maletas, etc.

Consejos

  • Las habitaciones pequeñas son más propensas a verse desordenadas que las más grandes. Asegúrate de mantenerla ordenada y evita dejar cosas desparramadas en el piso.
  • La habitación parecerá más radiante y alegre si colocas una maceta con una planta. De paso mejorarás la calidad del aire.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página