Cómo proporcionar un ambiente seguro en un preescolar

Es posible que los padres consideren diferentes factores al momento de escoger un preescolar para sus hijos. Estos factores pueden incluir el costo, ubicación, plan de estudios, horarios de funcionamiento y ambiente. En un preescolar, el ambiente debe ser seguro, por encima de todo y, para lograrlo se debe tener en cuenta una serie de consideraciones. Sigue las especificaciones a continuación para poder ofrecer un ambiente seguro en un preescolar.

Pasos

  1. Contrata un número amplio de personal calificado. Es necesario contar con suficientes empleados para supervisar a todos los niños dentro del preescolar y para cerciórate de que todas las áreas estén monitoreadas todo el tiempo. Además, debes solicitar que el personal esté capacitado en reanimación cardiopulmonar y certificado en primeros auxilios.
  2. Verifica el área de juegos con frecuencia.
    • Se debe limpiar y desinfectar los juguetes al finalizar cada jornada.
    • Asimismo, cerciórate de que no haya alguna pieza de un juguete roto que sea puntiaguda y peligrosa.
    • Mantén libre las zonas de alto tráfico de cualquier cosa que pudiese ocasionar que los niños se tropiecen y caigan. Por ejemplo, si algún líquido se derrama, límpialo de inmediato y, de igual modo, mantén los juguetes que no están siendo utilizados en sus respectivos cubos.
  3. Organiza la habitación de manera que te permita ver a todos los niños en todo momento. Cerciórate de que no existan puntos en los que puedas perderlos de vista.
    • Si usas cubículos o paredes divisorias, acomódalos de modo que te permitan ver alrededor desde distintos ángulos. Por ejemplo, es mejor poner una pared divisoria en un ángulo recto en una pared perimetral que poner 2 paredes divisorias en ángulos rectos una frente a otra en el centro de la habitación.
    • Instala las áreas de juegos en el centro de la habitación.
    • Acomoda las sillas, escritorios y mesas de trabajo en círculos.
  4. Sigue las especificaciones de seguridad alimentaria. Cuando se trata de preparar, guardar y servir comida, existe un número de precauciones que debes tomar para garantizar la seguridad de la guardería. Tu agencia reguladora gubernamental para establecimientos preescolares puede otorgarte un manual amplio con pautas para la seguridad alimentaria.
  5. Protege el área de juegos en el exterior.
    • El protector que cubre el piso debe ser suave para amortiguar las caídas.
    • La altura de los columpios, toboganes y otros juegos debe estar a una distancia segura del piso.
    • No debe haber pernos, tuercas, tornillos u otros elementos que sobresalgan de los juegos y que podrían dañar a los niños.
    • Las aberturas deben ser lo suficientemente grandes para asegurar que ninguna parte del cuerpo quede atrapada. Una norma estándar es cerciorarse de que no existan aberturas entre 8cm (4’’) y 22 cm (9’’) de ancho.
    • Da un espacio entre los juegos, por lo menos 4 m (12’) de distancia.
    • Despeja las áreas de juegos de cualquier peligro de tropiezo. Por ejemplo, ramas de árboles, rocas, desniveles en el piso y troncos de árboles.
    • Con frecuencia, revisa los juegos para facilitar su manejo y su integridad estructural.
    • Las plataformas elevadas deben contar con barandas de seguridad.
    • Rodea el área de juegos con una valla protectora alta y cerciórate de que cualquier puerta que dé al exterior esté cerrada con llave.
  6. Mantén los químicos en un lugar cerrado con llave y alejado de los niños. En un preescolar, los limpiadores, insecticidas, soluciones de primeros auxilios, medicamentos y otras sustancias tóxicas deben mantenerse en un armario alto, cerrado con llave y resistente al fuego.
  7. Con frecuencia, examina que no existan riesgos en el medio ambiente. Los problemas de seguridad ambiental más comunes son las impurezas en el agua, pintura a base de plomo, mercurio, asbestos, gestión de residuos y contaminantes en el aire del interior tales como moho, monóxido de carbono, humo de cigarro, alergénicos y polvo. Llama a las autoridades competentes para que vayan a verificar tales riesgos en el inmueble antes de permitir el ingreso de los niños al preescolar y, de igual modo, coloca detectores electrónicos adecuados.
  8. Ten a la mano planes de emergencia. Con frecuencia, realiza simulacros en caso de incendios y desastres naturales para asegurar que todos en el preescolar estén familiarizados con los procedimientos adecuados para manejar situaciones de emergencia.
  9. Crea normas. Las listas de normas se pueden usar de distintas maneras para promover un ambiente seguro en un preescolar.
    • Coloca las normas del preescolar donde los alumnos puedan verlas y asegúrate de hacerlo con frecuencia de modo que los niños y los adultos se familiaricen con ellas. Por ejemplo, colocar normas como "No agarres cosas ajenas" e "Informa al maestro si tienes problemas con otro alumno" puede ayudar a evitar peleas físicas. Las normas sobre lavarse las manos o cubrirse al momento de estornudar pueden ayudar a evitar la propagación de enfermedades.
    • Establece normas para recoger y dejar a los alumnos. Por ejemplo, puedes solicitar que los padres entreguen identificaciones con fotografías, llenen formularios en caso de que otras personas recojan a sus niños, firmen cuando entren o salgan, permanezcan dentro de la zona en la que se recogen a los niños durante la hora de salida o llamen por adelantado en caso de que alguna de las normas cambien temporalmente.

Consejos

  • Contrata una organización de certificación en primeros auxilios y en reanimación cardiopulmonar para que acudan a la escuela y capaciten a los empleados.
  • Usa un programa integrado de control de plagas para evitar infestaciones antes de que sucedan y así evitar el uso innecesario de pesticidas en la escuela.
  • Puedes obtener consejos de seguridad, herramientas, pautas y requisitos para los establecimientos preescolares mediante el ente gubernamental que te otorgó el permiso, certificación o registro.

Advertencias

  • Evita usar madera tratada a presión para los juegos, ya que ese tipo de madera se trata con químicos tóxicos que son peligrosos para los niños.
  • Ten en cuenta que la mayoría de factores concernientes a la seguridad de una guardería están regulados por el gobierno y, por lo tanto, pueden ser distintos de lugar a lugar. Asegúrate de consultar a una agencia reguladora gubernamental para establecimientos preescolares para cerciorarte de cumplir legalmente con los estándares de seguridad.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página