Cómo disfrutar de tu tiempo en el escenario durante una actuación

¿Alguna vez has tenido uno de esos momentos en el escenario en que simplemente te has sentido mal? ¿Olvidaste tu parlamento, te quedaste congelado o perdiste la concentración? Cuando cualquiera de estas cosas sucedan (y les suceden a la mayoría de los intérpretes) puede dañar tu confianza; sin embargo, la buena noticia es que no tiene por qué sucederte de nuevo.

Pasos

  1. Memoriza lo que vas a hacer: Sin importar lo que vayas a hacer, deberías saberlo semanas antes de tu actuación, los parlamentos deberían memorizarse al punto en que prácticamente salgan de tu boca solos sin mucho pensamiento involucrado. Esto será muy útil cuando empieces a sentir nervios, no será tan malo porque no sentirás temor de olvidártelos.
  2. Mantén la calma: habrá mucha emoción tras bambalinas mientras todos se alistan pero recuerda mantenerte calmado. Puedes lograrlo mediante ejercicios de respiración, encuentra un lugar tranquilo, cierra los ojos y respira profundamente a través de tu nariz, sostenlo por algunos segundos y exhala lentamente a través de la boca, tratando de sentirte relajado conforme lo haces. Si te preocupa lo que la gente pensará sobre ti, recuerda que la audiencia ha pagado para ver un buen espectáculo y desea que tengas éxito y que lo hagas lo mejor que puedas.
  3. Mantente hidratado: con las luces candentes, ritmo veloz y actividad física es fácil deshidratarse, lo cual podría ocasionarte un dolor de cabeza y, por ende, desconcentrarte. También puede reducir algo de la ansiedad natural que sentirás antes de subir al escenario.
  4. Come algo: las funciones nocturnas suelen realizarse después de la comida, pero por lo general los actores tienen que estar ahí mucho antes de la hora de inicio así que puede ser fácil olvidarse comer. Esto es un gran error, para dar una gran actuación necesitarás que tu nivel de azúcar en la sangre esté elevado y tener grandes cantidades de energía. Cuídate de los productos pegajosos o lácteos, ya que pueden afectar tu garganta y restringir tu habilidad vocal. Los carbohidratos son buenos pero guarda algunos dulces azucarados o fruta en tu camerino para merendar durante la función. Consejo: no comas demasiado o te sentirás hinchado, come porciones pequeñas a intervalos.
  5. Realiza tus calentamientos correctamente: para calentar, primero frunce el ceño todo lo que puedas. ¡Luego, abre tu boca tanto que la persona frente a ti pueda ver lo último que comiste! ¡Luego, haz tu sonrisa más amplia y cursi! Luego usa tu lengua para escribir tu nombre completo en el aire. Quizás luzcas estúpido pero te agradecerás a ti mismo por hacerlo una vez que estés en el escenario. Repite esto dos o tres veces para estirar tus músculos faciales. Se llama cara de león, cara de limón. Luego, canta algunas canciones lo más callado que puedas, lo más alto que puedas, en tu rango medio, lo más grave que puedas y finalmente lo más agudo que puedas. Finalmente, para el cuerpo, necesitas estirar todos tus músculos para tener libertad de movimiento.
  6. Métete en el personaje: no se trata solo de actuar como el personaje, sino de sentirlo. Identifica las escenas donde tu personaje tenga rasgos o características muy prominentes y trata de invocar las emociones en tu camerino. Solo sal y actúa como si se tratase de tu último día en la tierra. Si piensas que estás siendo demasiado dramático, lo más probable es que simplemente estés siendo lo suficientemente dramático.
  7. Prepárate al lado del escenario:ve a tu punto de entrada con tiempo de sobra y permanece callado. Esto te permitirá algunos momento para enfocarte, repasar lo que tienes que hacer en la escena y concentrarte en calmar tu respiración.
  8. Diviértete en el escenario: si no estás acostumbrado a una audiencia, entonces no los mires pero recuerda que están ahí para verte, así que les encantaría poder ver tu rostro. MANTENTE CONCENTRADO, un buen actor siempre se mantiene en personaje así que trata de no reírte de nada y de mantener un rostro impasible. Si te concentras en lo que está ocurriendo a tu alrededor entonces no serás tan propenso a reírte, lo cual es una reacción nerviosa y además notarás menos a la audiencia.
  9. ¡Sonríe!: ¡Incluso si estás en la esquina, muy atrás, sonríe! ¡Te sentirás genial y eso se reflejará en tu actuación, la audiencia también lo notará! La gente prefiere mirar tu rostro que lo que están haciendo tus pies así que si te equivocas, sonríe como si hubiese sido intencional y nadie se dará cuenta.
  10. Luego de la función: ¡Felicitaciones! Date una palmadita en la espalda y, si te equivocaste, no le dediques mucho tiempo a pensar en ello, nadie se habrá dado cuenta.

Consejos

  • Si alguien más se olvida de un diálogo, no te vuelvas loco, simplemente mantén la expresión adecuada y continúa con tu siguiente diálogo apropiado.
  • Mantente hidratado y el instante en que te sientas con náuseas, sal del escenario y bebe una botella de agua y échate tan pronto como sea posible.
  • ¡Al final, cuando estés realizando tus reverencias, siéntete orgulloso y ama cada segundo de ese momento!
  • ¡Sonríe!
  • Si te olvidas de una línea en una canción, no salgas de personaje ni te paralices. Mantente en personaje y simplemente ve al comienzo de tu siguiente línea o haz uso del apuntador.
  • Mantente saludable. No querrás pescar un resfriado la semana de la obra, es recomendable que tomes cápsulas de vitamina c o comas mucha fruta fresca para alejar las enfermedades.

Advertencias

  • Si te sientes abrumado cuando miras a la audiencia, intenta mirar a un objeto en el teatro.
  • Nunca comas demasiada azúcar antes de un espectáculo o estarás hiperactivo la primera mitad y luego tendrás un enorme bajón de azúcar en la segunda mitad. Merienda dulces azucarados a lo largo del espectáculo si deseas.
  • Si empiezas a sentirte enfermo, deshidratado o mareado, sal del escenario lo más pronto posible. El escenario se pondrá muy caliente y podrías herirte si colapsas.
  • Siempre llega a tiempo al teatro; a nadie le gusta que lo apresuren y te estresará.
  • No mejores los diálogos a menos que sea necesario.
  • ¡Apréndete tus diálogos SIEMPRE! Las obras y la actuación son cosas serias y un esfuerzo de equipo. Si reduces el paso, les reduces el paso a todos los demás y puedes arruinar sus actuaciones.
  • Practica tu papel hasta el último espectáculo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página