Cómo colocar las fichas en un tablero de Backgammon

Un juego básico de backgammon es fácil de disponer pero es útil comprender la disposición del tablero y todas sus partes antes de comenzar a colocar las fichas. El backgammon es un juego divertido de estrategia con diferentes variaciones para ayudarte a que le des mucho uso a tu tablero de backgammon. Sin embargo, si quieres saber cómo jugar este emocionante juego, lo primero que tienes que saber es cómo disponerlo.

Disposición

  1. Comprende el tablero de backgammon. Es importante comprender los conceptos básicos del tablero de backgammon antes de empezar a colocar las piezas. Esto es lo que tienes que saber antes de empezar a disponer el tablero:
    • El tablero tiene 24 triángulos angostos llamados puntos.
    • Los triángulos son de colores alternantes y están agrupados en cuatro cuadrantes de seis triángulos cada uno.
    • Los cuatro cuadrantes incluyen el tablero inicial del primer jugador, el tablero externo del primer jugador, el tablero inicial del segundo jugador y el tablero externo del segundo jugador.
    • El tablero inicial de cada jugador se encuentra en el cuadrante derecho más cercano a ese jugador.
    • Los tableros iniciales están en oposición uno a otro. Los tableros externos, ubicados en el cuadrante izquierdo, también están en oposición uno a otro.
    • Los triángulos están numerados del 1 al 24. El punto con el número 24 es el punto que se encuentra más lejos de cada jugador, en el extremo izquierdo del tablero inicial del oponente de cada jugador, y el punto con el número 1 es el triángulo en el extremo derecho en el tablero inicial de ese jugador.
    • Los puntos de cada jugador están numerados de forma opuesta. El punto 24 de un jugador es el punto 1 de su oponente, el punto 23 de un jugador es el punto 2 del otro jugador, etc.
  2. Cada jugador toma sus 15 fichas. Es más fácil disponer un tablero de backgammon si cada jugador coloca sus propias fichas. Cada jugador debe tener un conjunto de fichas del mismo color. Las fichas por lo general son blancas y marrones o negras y rojas pero en realidad no importa con tal que haya dos colores diferentes de fichas.
  3. Toma dos fichas y colócalas en tu punto número 24. Debido a que el juego se desarrolla en forma de herradura, este punto será el más "lejano" del tablero inicial. El punto 24 es el punto más cercano a un jugador del lado izquierdo de su tablero y del lado derecho para el otro jugador. Ten en mente que, al disponer los jugadores sus fichas, estas siempre deben reflejarse.
  4. Coloca cinco fichas en tu punto número 13. El punto 13 estará del mismo lado del tablero que el punto 24, el punto en el extremo derecho del lado del oponente de cada jugador. Si quieres estar seguro de colocarlas en el lugar correcto, haz una cuenta regresiva desde donde hayas colocados las dos fichas en el punto 24 hasta que llegues al número 13.
  5. Coloca tres fichas en el punto número 8. El punto 8 estará del mismo lado que el tablero inicial de cada jugador, solo que a dos espacios de la barra central. Nuevamente, si quieres estar seguro de colocar las fichas en el lugar correcto, haz una cuenta regresiva desde donde colocaste las fichas en el punto 13 hasta que llegues al número 8.
  6. Coloca las cinco fichas restantes en el punto número 6. El punto 6 está justo al lado de la barra para ambos jugadores pero de lados opuestos del tablero. Haz una cuenta regresiva desde las fichas en el punto 8 para asegurarte de colocarlas en el lugar correcto. Estas últimas cinco fichas serán las únicas que empezarán en tu tablero inicial. Puedes usar estas fichas para crear bloques en tu tablero inicial que pueden evitar que el otro jugador reingrese al tablero si atacas a uno de sus blots.
  7. Asegúrate de que ninguna de las fichas esté superpuesta. Recuerda que cada jugador tiene su propio sistema de numeración, así que ninguna de las fichas que coloques debe superponerse. Si uno o más puntos tienen las fichas de dos jugadores diferentes, has dispuesto el tablero incorrectamente y tendrás que volver a empezar.

Reglas del juego

  1. Tira los dados al principio de cada turno. Cada jugador tira dos dados durante su turno. Cada número en los dados indica cuántos puntos puede moverse cada ficha. Cada movimiento es separado y los dos números en los dados no deben sumarse.
  2. Muévete únicamente en una dirección. Las fichas siempre se mueven en una dirección desde el tablero inicial del oponente, a través de los dos tableros externos y hacia el tablero inicial del jugador que esté jugando. Las fichas nunca pueden ir hacia atrás, solo hacia adelante. El movimiento de las fichas se asemeja a una herradura.
  3. Coloca las fichas únicamente en puntos abiertos. Las fichas solo pueden moverse hacia puntos abiertos en el tablero. Los puntos abiertos ya sea no tienen fichas, tienen las fichas de ese jugador o solo tienen una ficha del oponente. Un jugador no puede mover sus fichas hacia un punto que tenga dos o más de las fichas de su oponente porque ese punto está temporalmente "ocupado" por el oponente.
  4. Trata de proteger tus fichas de tu oponente. Los jugadores deben tratar de mantener sus fichas seguras de sus oponentes. Para mantener seguras tus fichas, debes tratar de moverlas de forma que cada punto tenga por lo menos dos fichas. Si solo tienes una ficha en un punto, tu oponente puede caer en él y sacar tu ficha del juego (un punto con una ficha se llama blot). Esa ficha tendrá que empezar de nuevo en el tablero inicial.
  5. Aprende cómo funcionan los dobles. Si un jugador tira dobles en el dado, puede moverse el número indicado en los dados cuatro veces separadas. Entonces, si tiras dos números 3, puedes mover cualquier ficha 3 espacios cuatro veces separadas. También puedes dividir los espacios entre diferentes fichas.
  6. Sé el primero en liberar tus fichas para ganar el juego. Una vez que un jugador tenga todas sus fichas en su tablero inicial, puede empezar a "retirarlas" del juego. A esto se le llama "liberar las fichas". Para liberar las fichas, tienes que tirar los dados para obtener el mismo número que los puntos en los que se encuentran las fichas.
    • Por ejemplo, si tienes dos fichas en el punto número 5 y tiras un 5 y un 3 en los dados, puedes retirar una ficha completamente del punto número 5 y luego ya sea mover tres puntos la otra ficha en el punto número 5, hasta el punto número 2, o mover otra ficha en el tablero inicial. Si no tiras el número de los puntos en los que se encuentran tus fichas, puedes moverlas más cerca del punto número 1 pero de todas formas tienes que tirar un 1 para retirarlas completamente del tablero.

Variaciones

  1. Juega una partida de nackgammon. Para jugar esta variación del juego, cada jugador coloca 2 fichas en su punto número 24, 2 fichas en su punto número 23, 4 fichas en su punto número 13, 3 fichas en su punto número 8 y 4 fichas en su punto número 6. Puedes pensar en esto como disponer una partida tradicional de backgammon excepto que "tomas prestada" una ficha de tu punto número 13 y otra del punto número 6. Además de las posiciones, las reglas son las mismas que para el backgammon regular.
  2. Dispón una partida de hiperbackgammon. Para disponer el tablero para este juego, cada jugador solo necesita 3 fichas en total. Cada jugador debe colocar una ficha en sus puntos número 24, 23 y 22. Después de esto, estás listo para jugar esta emocionante y vertiginosa versión del backgammon. Además de la cantidad y la posición de las fichas, se aplican las reglas regulares del backgammon.
  3. Juega una partida de long gammon. Para este juego, cada jugador coloca sus 15 fichas en su punto número 24. Además de esta única diferencia, aplican todas las demás reglas del backgammon. Debido a que vas a colocar todas tus fichas en el punto más lejano de tu tablero inicial, debes esperar que esta versión tome un poco más de tiempo que el backgammon regular.
  4. Considera un juego de backgammon holandés. La disposición para esta versión del juego es la más fácil de todas. El juego empieza con todas las fichas fuera del tablero, así que no tienes que hacer nada. Aunque el objetivo del juego es el mismo (liberar tus fichas de tu tablero inicial), el juego empieza cuando tienes que tirar los dados para "ingresar" tus fichas en el tablero inicial de tu oponente. En esta versión, no puedes atacar los blots de tu oponente hasta tener por lo menos una de tus fichas en tu tablero inicial.

Consejos

  • Una vez que comprendas cómo disponer el tablero de backgammon, asegúrate de leer sobre cómo jugar backgammon.
  • Es útil leer sobre el tablero de backgammon en mayor detalle y darle un vistazo a algunas fotos para ayudarte a disponer el tablero.

Advertencias

  • Asegúrate de que las fichas de ambos jugadores formen un reflejo en el tablero (debe haber el mismo número de las fichas de tu oponente en el lado opuesto a todas tus fichas).

Cosas que necesitarás

  • tablero de backgammon
  • 30 fichas de dos colores diferentes (15 de cada color)
  • dos dados
  • dos vasos para agitar los dados (opcional; puedes tirar los dados con la mano)
  • un cubo de redoble
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página