Cómo decidir qué palos de golf son perfectos para ti

Si quieres jugar golf lo mejor posible, es importante que lo hagas con un set de palos diseñado específicamente para tu nivel de juego. Para saber qué palos están diseñados para ti, lo primero que tienes que hacer es identificar qué tipo de jugador eres, y después puedes averiguar qué tipo de palos encaja con tu juego.

Pasos

  1. Entiende en qué se diferencian y en qué son iguales los palos de golf. Todos los avances en la tecnología de palos de golf realmente han hecho que el diseño de los palos recorra un largo camino. Con cada avance en esta tecnología, las compañías han estudiado y aprendido cada aspecto de los palos de golf y cómo mejorarlos. Hay un par de características que las compañías de palos intentan maximizar para cada palo. Estas características incluyen cosas como el centro de gravedad, el momento de la inercia, el diseño de la suela y los surcos.
    • Debido a que los fabricantes están tratando de optimizar las mismas cosas, eso hace que los palos sean muy similares. Asimismo, la tecnología ha avanzado tanto que el rendimiento de los palos es muy comparable. Los únicos cambios significativos entre los palos de golf son las pequeñas diferencias en la forma en que cada compañía diseña y fabrica sus palos. Esas pequeñas diferencias le dan a los palos de cada compañía una sensación ligeramente diferente.
  2. Entiende que los palos de golf están hechos con diferentes niveles de juego en mente. Si bien los fabricantes tratan de optimizar el centro de gravedad, el momento de inercia y otros aspectos para darles a los palos un mejor rendimiento, hacer estos cambios cuesta. Una tecnología como la cavidad posterior hace que los palos de golf “perdonen” más los golpes fuera del centro y ayudan a los jugadores a que sus golpes a la pelota sean más derechos, pero también hacen que los palos sean poco versátiles.
    • Los jugadores expertos quieren mucho más control para dirigir la bola hacia la izquierda o hacia la derecha y pegarle en diferentes niveles de altura. Están dispuestos a intercambiar “perdón” por control porque no necesitan ese “perdón.” Mientras que un jugador experto puede jugar bien con palos de golf “perdonadores,” es posible que encuentren un poco difícil el pegar buenos draws y fades. No obstante, un golfista inexperto puede encontrar muy difícil el jugar con palos diseñados para un experto.
  3. Selecciona tu nivel de juego. Antes de poder elegir el mejor set de palos para ti, debes primero haber decidido cuál es tu nivel de juego. Probablemente estés en una de las siguientes cuatro categorías:
    • Hándicap bajo: hándicap 0-5. Eres capaz de pegar draws y fades, y tienes un buen entendimiento de la mecánica apropiada del swing. Consistentemente le pegas a la pelota con el centro de la cara del palo.
    • Hándicap medio-bajo: hándicap 5-15. Eres un golfista hábil a quien le gusta jugar en su tiempo libre. Sales la mayoría de los fines de semana y usualmente juegas bien debido mayormente a tu habilidad natural. Te sientes cómodo usando la mayoría de tus palos pero le pegas mal a la pelota de vez en cuando.
    • Hándicap medio-alto: hándicap 15-25. Eres un golfista que juega por recreación con tus amigos de vez en cuando. Todavía le pegas mal a la pelota y probablemente es un trabajo difícil para ti el mantenerla en la calle y a menudo esta toca el green. Necesitas palos “perdonadores”.
    • Handicap alto: hándicap 25+. Eres nuevo en el juego o un jugador senior que encuentra difícil el moverse como antes. Necesitas palos muy “perdonadores” y que te ayuden a levantar la pelota del suelo teniendo una suela que no se entierra en el césped.
  4. Compila una lista de palos que se adecuen a tu nivel de juego. Las compañías fabricantes de palos por lo general hacen palos de todas las categorías. Puedes entrar a sus sitios web, ver sus diferentes palos y probablemente distinguir a qué categorías pertenecen. Los más delgados, compactos y con hoja son para los jugadores más expertos, mientras que los que poseen las cavidades posteriores más grandes o los palos híbridos son para los que necesitan más “perdón.” Los otros palos son para jugadores que juegan por recreación a menudo.
  5. Prueba cada tipo de palo. Después de haber probado unos cuantos palos de diferentes fabricantes, y crees que podrían adecuarse a tu nivel de juego, ve al campo y pégale a unas cuantas pelotas. Como se mencionó anteriormente, el rendimiento de cada palo será relativamente comparable, así que después de que hayas elegido unos cuantos palos diseñados para tu nivel de juego, la única diferencia estará en la sensación que te dé cada uno de ellos. Es por eso que es importante probar todos los que hayas elegido.
  6. Decide. Después de probar todos los sets de palos, elige el que más te haya gustado. Lo más importante es que te sientas cómodo, tu swing se encargará del resto.

Consejos

  • Puedes personalizar otros aspectos de tu set de palos como su longitud y la flexibilidad del tubo.

Advertencias

  • Cuando todo esté dicho y hecho, no importa qué set de palos compres, si hay fallas en tu swing, te será difícil el pegarle a la pelota consistentemente.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página