Cómo llevar a cabo una sesión espiritista

Una sesión espiritista es cuando tres o más personas se reúnen para intentar recibir mensajes de fantasmas, espíritus de personas fallecidas o para escuchar a una médium transmitir mensajes de cualquier espíritu.

Pasos

  1. Reúne a los participantes. Tres es el número mínimo de personas que tienen que participar en una sesión espiritista.
  2. Elige a un médium. Esta será la persona que guiará la sesión espiritista y tiene que ser alguien que tenga experiencia o capacidades psíquicas.
  3. Decide a quién convocarás. ¿Deseas comunicarte con un ancestro, o tan sólo ver quién anda por ahí?
  4. Arma la mesa. Coloca tres velas, o un número divisible por tres, en el centro y también coloca una ofrenda de comida en el centro.
  5. Crea una atmósfera que propicie una conexión al mundo espiritual. Enciende las velas, atenúa las luces y enciende algunos inciensos.
  6. Reúne a todos alrededor de la mesa y tómense de las manos para formar un círculo.
  7. Convoca al espíritu o a los espíritus entonando al unísono lo siguiente: “Espíritus del pasado, vengan hacia nosotros. Guíense por la luz de este mundo y visítennos”. Si deseas contactar a un familiar o a un amigo, puedes entonar algo como: “Amado/a (nombre de la persona), te traemos estos regalos de la vida para tu muerte. Guíate por la luz de este mundo y visítanos”.
  8. Espera una respuesta. Si es necesario, repite la entonación hasta que obtengas una respuesta.
  9. Una vez que el espíritu responda, haz tus preguntas. Es mejor empezar con preguntas de respuesta “sí” o “no”. Sugiérele al espíritu cómo comunicarse. Por ejemplo, dile que un golpe indica “sí” y dos golpes indican “no”.
  10. Si el espíritu habla a través del médium, puedes hacerle cualquier pregunta que desees.
  11. Quédate tranquilo. Si bien puede que te asustes al lograr la comunicación, es importante que mantengas el control de la situación.
  12. Si la situación se descontrola, suéltense las manos, apaga las velas y enciende las luces para terminar la sesión.
  13. Cuando todos estén satisfechos, para finalizar la sesión agradécele al espíritu por haberlos visitado, rompe el círculo de manos, apaga las velas y enciende las luces.

Consejos

  • Nunca continúes una sesión espiritista si alguno de los participantes te pide que la interrumpas, ya sea porque tiene miedo u otra preocupación. Nunca fuerces a nadie a continuar si no quiere.
  • No les permitas a personas inestables que participen en una sesión espiritista. Las personas con ciertos problemas de salud mental y los niños no deben participar ya que son muy vulnerables.
  • Si llevas a cabo una sesión espiritista, no intentes lograr una conexión más de una vez cada tres días.
  • ¡No olvides divertirte!

Advertencias

  • Nunca convoques a un demonio o a una entidad negativa a menos que sepas muy bien lo que estás haciendo y tengas muy buenas razones para hacerlo.
  • Sé consciente de que hay embusteros que te sacarán el dinero en un instante fingiendo ser espiritualistas. El énfasis de una sesión espiritista debe estar en el espíritu, no en mostrar sus habilidades.
  • Primero investiga un poco y averigua si hacer esto va en contra de tu religión. Por ejemplo, para los católicos todas las formas de adivinación son rechazadas, como por ejemplo recurrir a Satanás o a demonios, convocar a los muertos u otras prácticas que son falsas y supuestamente “reveladoras” del futuro.

Cosas que necesitarás

  • Una mesa, velas para la güija
  • Ofrenda de comida
  • Inciensos (opcional)
  • Participantes
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página