Cómo portarse mal

Algunas veces, tu día solo necesita ser un poco más malévolo. Independientemente de por qué estés aquí, esto es lo que necesitas.

Pasos

  1. Consigue una apariencia de malvado. Lo colores oscuros son lo mejor: el negro es el favorito de todos los villanos. Ponerte ropa que sea angular y un poco rígida es genial, ya que elimina todo toque de suavidad y amabilidad. Lo mismo funciona para tu cabello, y un corte nuevo y más angular puede hacer maravillas. Piensa en qué irá bien con tu rostro. Mira a otras personas malvadas para que te inspiren.
  2. Discute. Esto funcionará especialmente si también quieres ser fastidioso. Usa un lenguaje violento, pero no incivilizado. Asegúrate de que te veas superior a ellos y de hacerlos sentir de esa manera.
  3. ¡Manipula a las personas! ¡Haz que las personas se aparten unas de otras!, pero asegúrate de que todavía tengas una gran cantidad de amigos, ya que de lo contrario te va a salir el tiro por la culata.
  4. Desarrolla una apariencia de malvado con una expresión malvada. Aquí hay diversas opciones, pero debes pensar en las que mejor vayan con tu carácter. Algunas personas podrían mirar por encima del hombro a los demás con repugnancia y odio, otros fruncirían el ceño como si estuvieran a punto de atacar. Practica con un espejo para ver qué te queda mejor.
  5. Ajusta tu voz y tu manera de hablar. Nada es más ridículo que un villano malvado con una voz chillona de un bebé pequeño; en realidad, esos conceptos aparecen con frecuencia en las parodias. Ajusta tu voz a un tono más oscuro y siniestro. Exige respeto e infunde miedo con cada palabra que digas. También controla lo que vas a hablar y cuándo.
  6. Sé reservado. La gente siempre pensará lo peor. Si alguien viene y te pregunta “¿Es cierto que has [añade un acto terrible aquí]?”, deberías simplemente sonreír con aires de superioridad y marcharte. Definitivamente creerá que lo hiciste.
  7. Rodéate de maldad. No solo tu apariencia personal y tu comportamiento son importantes, sino también las cosas y personas te rodean. Haz que tu casa se vea maligna (redecorar siempre es divertido, aunque hayas comido sesos para el desayuno) y come alimentos malvados. Sin embargo, ten cuidado con las personas: si eres afortunado, tus amigos serán igual de malvados que tú; si no, deberías tomar en cuenta transformarlos o, si eso no funciona, deshacerte de ellos.

Consejos

  • No hables mucho. Sé misterioso.
  • Usa tu expresión malvada lo más que puedas.
  • Usa lentes de sol oscuros y mantén una cara seria en todo momento (esto te hará más intimidante).
  • No te excedas y en realidad seas malvado, solo haz que la gente piense que eres así.
  • Consigue un apodo malvado.
  • Usa un maquillaje más malvado.

Advertencias

  • Deshacerte de tus amigos es casi siempre una medida permanente. No lo hagas, a menos que planees ser malvado por un muy largo tiempo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página