Cómo curar la resaca

Es la mañana después de la fiesta más salvaje de tu vida. Desafortunadamente, sientes el estómago revuelto y la cabeza a punto de explotar. Son los síntomas de la temida resaca. Resiste un poco y sigue las instrucciones de esta guía para sobrevivir este día.

Encuentra alivio inmediato

  1. Bebe agua. Aunque algo tan simple puede parecer ridículo mientras abrazas el inodoro, la rehidratación es la clave para superar cualquier resaca. Bebe entre 8 a 10 vasos con agua lentamente en el curso de la mañana. El alcohol hace que tu organismo pierda agua al estimular a tus riñones a excretar más agua de la que bebes, lo que causa la deshidratación. Cuanto más alcohol bebas, más agua saldrá de tu cuerpo.
    • Los síntomas incluyen el mareo, el dolor de cabeza, las náuseas, la boca seca y la fatiga. La resaca la produce la combinación de la asimilación del alcohol, la deshidratación y la reducción de la vitamina A, B y C.
  2. Toma analgésicos. Tu cabeza palpita porque el alcohol dilata los vasos sanguíneos y los vasos dilatados en el cerebro normalmente causan dolor, como sucede en el caso de la migraña. Los analgésicos no te curarán del todo, pero calmarán el dolor de cabeza de la resaca por un breve periodo de tiempo.
    • Los analgésicos como Advil e ibuprofeno son buenos para aliviar el dolor que atormenta a tu cerebro. Evita los acetominofenos como el Tylenol, ya que dañan a tu hígado (el cual se encuentra ocupado metabolizando el alcohol en tu sistema). Tomar acetominofenos mientras tienes alcohol en tu organismo puede dañar tu hígado.
  3. Ingiere alimentos ricos en almidón. Los panecillos, las tostadas y las galletas son buenos carbohidratos que puedes comer cuando estás con resaca. Aunque no son tan sabrosos como los bocadillos, es muy probable que no quieras comer estos últimos de todas formas. La resaca hace que los niveles de azúcar en la sangre caigan. Los carbohidratos ayudan a aumentar el azúcar en la sangre y alivian el estómago.
  4. Vuelve a dormir. Cuando tomas excesivamente y luego te recuestas en la cama, por lo general, tu cuerpo no tiene la ocasión de entrar en el sueño MOR (movimiento ocular rápido). El estado MOR es cuando tu cuerpo se restaura a sí mismo y cuando descansas más profundamente. Vuelve a tu cama, envuélvete con una buena cobija, pon algo de música relajante y duerme un par de horas más.
    • Si no puedes controlar la resaca, quizás debas llamar a la escuela o al trabajo para decir que estás enfermo. Aunque no debes hacer un hábito de esto, tomarse un día de descanso permitirá a tu cuerpo reparar los daños de los excesos de la noche anterior.

Come alimentos suaves

  1. Come alimentos suaves. Probablemente sentirás el estómago revuelto durante el día. Comer alimentos que repongan tus reservas de vitaminas y alivien tu estómago te hará muy bien.
  2. Come manzanas y plátanos. Las manzanas y los plátanos contienen nutrientes que eliminarán tu dolor de cabeza y restaurarán los minerales perdidos durante la fiesta. Estas dos frutas, en particular, son muy buenas para recuperar el potasio.
  3. Haz huevos. Revuélvelos, fríelos, hiérvelos, puedes prepararlos como prefieras. Los huevos te ayudarán a aliviar la resaca. Contienen un aminoácido llamado cisteína, la cual ayuda a contrarrestar los efectos del acetaldehído, un efecto secundario del consumo excesivo de alcohol.
  4. Come tomates. Los tomates pueden refrescarte y revitalizarte. Córtalos en rodajas y añade un poco de sal y pimienta. También puedes preparar un jugo. Los tomates contienen fructosa, lo cual ayuda a tu organismo a metabolizar el alcohol. Añade un poco de jugo de lima al jugo de tomate para intensificar los resultados.
  5. Come coco. Los cocos tienen potasio, algo que tu cuerpo afectado por la resaca definitivamente necesita. Alternativamente, si no te sientes con ánimo de abrir un coco con una piedra, puedes beber agua de coco.
  6. Toma un poco de caldo. El caldo es un gran alimento que puedes consumir cuando tienes resaca, ya que provee agua y electrolitos a tu organismo, los cuales combaten la deshidratación. Además, el caldo reemplaza la sal y el potasio que perdiste al tomar todos esos cocteles.
  7. Usa la col. La col también puede actuar como un bálsamo maravilloso para la resaca. Extrae el jugo de la col y mézclalo con un poco de jugo de tomate. La col ayuda a estabilizar los niveles de glucosa de la sangre.

Bebe líquidos revitalizantes

  1. Bebe muchos líquidos. Como se mencionó anteriormente, la rehidratación es una pieza clave en la batalla contra la temida resaca. Algunos líquidos ayudarán más rápido que otros a restaurar tus electrolitos, a rehidratarte y a aliviar tu estómago.
  2. Bebe una bebida de jengibre. Esta es una perfecta ocasión para limpiar tu nevera de esas botellas de gaseosa que tienes la intención de botar. En lugar de eso, bébelas. Tomar una bebida de jengibre es una buena manera de aliviar tu estómago.
  3. Toma Pedyalite. Aunque el Pedyalite es para niños, aliviará tu organismo en poco tiempo. El Pedyalite contiene más sodio y menos azúcar que una bebida deportiva, por ello te puede rehidratar rápidamente. También contiene abundantes vitaminas y sabe muy bien (por eso es que los padres se lo dan a sus hijos). Tu niño interior con resaca te lo agradecerá.
  4. Toma bebidas deportivas. Aunque no hayas participado en una carrera o en un juego de la NBA, sientes el cuerpo como si lo hubieras hecho. Las bebidas deportivas como Gatorade están hechas para rehidratar y reponer los nutrientes perdidos.
  5. Prueba las paletas heladas. Si no tienes alguna bebida al alcance, una paleta helada es una buena forma de empezar el proceso de rehidratación. Además, impedirá que te sientas hinchado (como las personas que toman mucha bebida deportiva al despertarse luego de una noche de fiesta).
  6. Toma jugo. Tu cuerpo desea vitaminas y los jugos como el de naranja, el de piña o el de mango son muy buenos para restaurar la salud. Solo recuerda beber lentamente, no querrás beber el envase entero de jugo de naranja o, de lo contrario, puedes sentir la necesidad de expulsarlo (es decir, vomitar).

Usa remedios herbarios

  1. Prueba algunos remedios herbarios. Aunque te sientas como una bruja preparando un brebaje, los remedios herbarios pueden reponer los nutrientes perdidos.
  2. Usa cardo mariano. El cardo mariano se recomienda a personas que experimentan problemas de hígado. En este momento, tú eres una de esas personas. Algunas personas dicen que se sienten mejor luego de consumir el cardo mariano. Puedes comprar píldoras de cardo mariano o té.
  3. Consume un poco de miel. La miel, el regalo de las abejas a la humanidad, puede ayudar a tratar las resacas. La miel ayuda a levantar los niveles de fructosa. Si deseas consumirla de una manera más diluida, viértela en agua hirviendo.
  4. Prueba el limón. El limón ayuda a desintoxicar el cuerpo. Prepara té de limón para aliviar tu estómago y empezar el proceso de desintoxicación.
  5. Mastica un poco de jengibre para aliviar tu estómago. Puedes comprar caramelos de jengibre en una tienda, lo cual será de mucha utilidad. Alternativamente, puedes hervir 10 o 12 piezas de raíz de jengibre fresco en cuatro tazas de agua. Obtendrás un té de jengibre al que puedes añadirle otros ingredientes ricos en nutrientes (como el jugo de limón y la miel).
  6. Hierve cinco o seis hojas de tomillo machacadas. Hierve a fuego lento la mezcla por alrededor de cinco minutos y luego cuela el té. Mientras esté caliente, bebe el té. El tomillo calma el dolor muscular (un efecto secundario de la resaca) y también ayuda a aliviar tu estómago.
  7. Toma pastillas de carbón activado. No se trata de que aplastes el carbón que tienes alrededor de la casa. Puedes encontrar píldoras de carbón en tu farmacia local. El carbón activado es un absorbente, lo que significa que ataca a las malas moléculas y luego las echa fuera de tu cuerpo.

Usa vitaminas para combatir la resaca

  1. Toma píldoras de vitamina B. La vitamina B, de manera particular la B 12 (también llamada cobalamina), juega un papel importante en el funcionamiento del sistema nervioso y del cerebro. Dale a tu cuerpo un estímulo tomando un suplemento de vitamina B12.
    • También puedes comer alimentos ricos en vitamina B12. Algunos de los alimentos más beneficiosos son el trigo de grano entero, la leche de vaca y los jugos cítricos, como el jugo de naranja.
  2. Toma píldoras de vitamina C. La vitamina C es un antioxidante. El alcohol deprime tu sistema inmunológico, lo cual te expone a resfríos y otros virus. Mientras el alcohol se metaboliza y tu cuerpo se desintoxica, un número sustancial de radicales libres se liberan en tu organismo. Las propiedades antioxidantes de la vitamina C ayudan a combatir estos radicales libres y a aliviar generalmente los dolores de cabeza.
    • Emergen C y otras fórmulas concentradas de vitamina C son muy buenas para levantar los niveles de vitamina C y ayudan a aliviar los síntomas de la resaca.
  3. Toma suplementos. Los suplementos como la n-acetilcisteína sirven para reponer tus reservas agotadas. La n-acetilcisteína sirve para combatir la toxicidad del acetaldehído, la cual es la razón principal de las molestias de la resaca.

Trata la resaca

  1. Échate y trata de dormir. Como se dijo anteriormente, dormir, el agua y el tiempo son las tres cosas que pueden curar una resaca. Si no puedes dormir, pon una de tus películas favoritas o escucha música relajante y cierra los ojos. Aunque parezca que el mundo gira, debes saber que estás en camino (uno largo) a la recuperación.
  2. Haz un poco de ejercicio ligero. Si dormir no es una alternativa, trata de hacer un poco de ejercicio. Sal a caminar a paso ligero, trota ligeramente o nada un poco. Al menos hacer ejercicio aumentará tus endorfinas y te ayudará a calmar el malhumor que te ha producido la resaca.
    • Algunos creen que el ejercicio puede ayudar al cuerpo a metabolizar el alcohol consumido. Cuando tu cuerpo empieza a metabolizar apropiadamente, tu resaca empieza a desaparecer.
  3. Evita los ruidos fuertes y la luz brillante. La resaca aumenta tu sensibilidad a la luz y al sonido. Para reducir el dolor, cierra las persianas, evita la música a todo volumen y coloca un paño fresco en tu cabeza. Si tienes que salir, usa lentes de sol o un sombrero.
  4. Toma una ducha o un baño. Aunque no acelera necesariamente la expulsión del alcohol de tu cuerpo, hará que te sientas mejor (y, honestamente, más limpio). Inhala el vapor para aliviar el dolor de cabeza. El agua caliente también es conocida por aliviar el malestar estomacal.

Reduce la posibilidad de futuras resacas

  1. Reduce tu consumo de alcohol. Si te quieres relajar un poco, toma hasta que te sientas un poco mareado y luego detente. Es mejor parar mientras tengas el control de la situación. Te lo agradecerás a ti mismo al día siguiente.
  2. Come antes, durante y después de beber alcohol. Comer mantendrá elevados tus niveles de azúcar, lo cual es importante para prevenir la resaca. Beber con el estómago vacío es un boleto directo a una borrachera y a una resaca monstruosa. Come alimentos que absorban algo del alcohol que bebes.
    • Comer algunos bocadillos durante la noche (aunque algunas veces se considera ceder a los antojos) aliviará la resaca que sentirás al día siguiente.
  3. Bebe agua durante la noche. Empieza la noche con un gran vaso de agua. Permanecer hidratado es una buena forma de prevenir una resaca. Intercala una bebida alcohólica y un vaso de agua. Antes de ir a la cama, bebe dos o tres vasos de agua.
    • Beber dos tazas de té verde antes de empezar a tomar alcohol también es una manera de permanecer hidratado y prevenir la resaca.
  4. Evita las bebidas mezcladas con azúcar. Tomar bebidas con mucha azúcar conducirá inevitablemente a una resaca. Evita las bebidas que estén hechas con mezclas compradas en las tiendas (como la mezcla agridulce) y que tienen un alto contenido de jarabe de maíz.
  5. Toma vitamina B antes de ir a la cama. Como se dijo en la sección de vitaminas, la vitamina B es una buena manera de combatir la resaca. Saca ventaja en la batalla tomando vitamina B antes de ir a la cama. Tómala con un vaso de agua.

Consejos

  • Para evitar tomar demasiado, toma solo vino o cerveza. Las bebidas mezcladas, especialmente las que compras en un bar, pueden tener más alcohol de lo que crees.

Advertencias

  • Si crees que un amigo tiene envenenamiento por alcohol, ponlo de lado y pide ayuda inmediatamente. Los signos del envenenamiento por alcohol son: respiración lenta o irregular, vómito excesivo, convulsiones y falta de coloración que viene con la hipotermia.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página