Cómo instalar resortes de suspensión

La instalación de resortes de suspensión hace referencia al proceso de personalizar la suspensión de tu auto, permitiendo que esté más cerca del suelo. El proceso no es difícil, por lo que cualquier persona con acceso a un garaje y un poco de conocimiento, puede realizar esta modificación. Sigue estos pasos para aprender cómo instalar resortes de suspensión.

Pasos

  1. Afloja las tuercas de los aros y asegúrate de que el freno de emergencia esté bien enganchado.
  2. Levanta la parte delantera, colocando el gato en el centro de modo que el vehículo se eleve de manera uniforme.
  3. Coloca plataformas debajo del riel del chasis lo más cerca posible a la parte frontal y retira las llantas delanteras.
  4. Gira el timón totalmente hacia el lado opuesto al que estés trabajando.
  5. Ubica los pernos que sostienen la mordaza y retira los dos pernos que se encuentran en la parte más interna usando una llave de cubo.
  6. Retira la mordaza del rotor, sujetándola al perno de la parte trasera del cortafuegos, y ten cuidado de no poner demasiada presión en las líneas de freno.
  7. Saca el cable que lleva al Sistema antibloqueo de ruedas de su soporte si el vehículo está equipado con ABS.
  8. Coloca un gato hidráulico directamente debajo del resorte en el brazo en A. Levanta el gato hasta que sostenga firmemente al brazo en A y el resorte esté comprimido.
  9. Retira los pernos de alineación caster y camber del puntal, si tienes un medidor de camber, haz una lectura para que el camber se establezca de manera adecuada durante la reinstalación.
  10. Retira el perno de la unión de la barra estabilizadora, que es la pieza de metal que va desde el brazo en A hasta la barra estabilizadora.
  11. Usa una llave de tamaño adecuado para sacar la tuerca del puntal.
    • Se debe insertar un destornillador plano grande en la ranura en el eje del puntal para evitar que gire.
  12. Baja el gato hidráulico 10.16 a 15.24 cm (4 a 6 pulgadas), asegurándote de que nadie se encuentre cerca del resorte a medida que se descomprima.
  13. Evita que el gato baje más, asegúrate de que se siga sosteniendo el resorte y comprime manualmente el eje del puntal.
  14. Saca el puntal desde la parte debajo del guardabarros.
  15. Deja que el resorte termine de descomprimirse.
  16. Retira el gato y usa una palanca para jalar el resorte suelto del brazo en A.
  17. Retira los aisladores de la parte superior e inferior del resorte.
  18. Coloca los aisladores en el nuevo resorte frontal.
  19. Inserta el resorte en la ranura superior y en la ranura inferior del brazo en A. Confirma que los aisladores se hayan mantenido en su lugar y que el resorte esté correctamente alineado.
  20. Comprime el puntal y gíralo, a su posición de montaje, debajo del guardabarros.
  21. Vuelve a instalar el puntal.
  22. Coloca nuevamente las tuercas en el eje del puntal.
  23. Alinea el perno para la unión y vuelve a instalar la unión en la barra estabilizadora.
  24. Libera la mordaza de donde se estaba sujetando, colócala nuevamente en su lugar y vuelve a poner los pernos de la parte más interna.
  25. Inspecciona la línea de freno presionando el pedal de freno para ver que no hayan fugas.
  26. Repite este proceso en el otro lado.
  27. Calza las llantas delanteras y levanta la parte posterior del vehículo, asegurándote de centrar el gato.
  28. Coloca las plataformas debajo de las cajas de las cajas de torsión.
  29. Retira las llantas traseras y examina la ubicación de los resortes. Marca la ubicación del espiral que se encuentre en la parte más baja.
  30. Desmonta los amortiguadores del extremo posterior y sácalos.
  31. Usa el gato hidráulico para presionar hacia arriba el soporte del extremo posterior donde el brazo de control se encuentra con el eje.
  32. Retira las mordazas de freno posteriores y el soporte de mordazas. Retira el resorte.
  33. Repite este proceso en el otro lado de modo que se retiren simultáneamente ambos puntales y resortes.
  34. Termina la instalación de los resortes traseros de la misma manera que lo hiciste en la parte delantera.

Consejos

  • Al elevar el gato hidráulico, asegúrate de que el vehículo no se levante fuera de las plataformas.
  • Si no tienes acceso a una llave de cubo, sácale provecho a tu llave de casquillo dándole mayor longitud con un tubo de acero.
  • Estas instrucciones pueden variar ligeramente según la marca, modelo y año de tu vehículo.
  • Se recomienda mucho utilizar una llave de impacto para este procedimiento, ya que te permite medir adecuadamente la fuerza de torsión de los pernos.
  • Si tu vehículo no está equipado con ABS, no será necesario retirar las mordazas en la parte posterior.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página