Cómo prevenir los mareos en un avión

Si bien cualquiera puede marearse en un avión, algunas personas son más propensas a los mareos y tienen problemas prácticamente cada vez que viajan en avión. El mareo en el avión es un tipo de mareo por movimiento, causado por señales contradictorias que los sentidos le envían al cerebro. Los ojos se adaptan a la falta de movimiento de alrededor y le envían al cerebro un mensaje que indica que la persona está quieta. Sin embargo, el oído interno siente el movimiento real. Estas señales contradictorias causan náuseas y a veces vómitos. Con suerte, hay algunas cosas que puedes hacer para no marearte en un avión.

Prepararte para tu viaje en avión

  1. No ingieras comidas pesadas. Presta atención a lo que comas por lo menos las últimas 24 horas antes de tu viaje. No ingieras comidas grasas, muy sazonadas o saladas. En vez de eso, ingiere comidas o bocadillos más pequeños, pero con más frecuencia, antes de tu vuelo. No ingieras una comida pesada justo antes de viajar.
    • No comas alimentos que hagan que le prestes atención tu estómago. Por ejemplo, no comas alimentos que te causen una sensación de acidez o reflujo. Mientras menos te concentres en tu estómago, mejor.
    • No comas nada justo antes de viajar en avión, pero tampoco subas al avión con el estómago vacío.
  2. Limita tu consumo de bebidas alcohólicas. Para muchas personas, consumir bebidas alcohólicas antes de viajar puede ser un detonante de los mareos en un avión. No consumas bebidas alcohólicas y también asegúrate de tomar bastante agua.
  3. Escoge tu asiento con cuidado. La mayoría de las veces, el asiento se puede escoger al comprar el boleto de avión. Ten cuidado y escoge un asiento cerca del ala del avión o al lado de una ventana.
    • Los asientos que están cerca de las alas se mueven menos durante el vuelo. Sentarte al lado de la ventana te permitirá concentrar tu mirada en el horizonte o en otro objeto fijo a lo lejos.
    • Si esos asientos no están disponibles, entonces escoge un asiento muy cerca de la parte delantera del avión y cerca de la ventana. La parte delantera del avión es otra sección que se mueve menos durante el vuelo.
  4. Descansa bastante. Haber descansado bien al comenzar el vuelo puede ayudarle a tu cuerpo a mantenerse más relajado.
  5. Usa medicamentos para los mareos. Prevenir los mareos en el avión es mejor que tratarlo una vez que los síntomas hayan comenzado a aparecer. Tu doctor podría ayudarte recetándote medicamentos para prevenir los mareos en el avión.
    • Varias clases de medicamentos están disponibles para ayudar con los mareos. Algunos se venden sin receta médica, como el dimenhidrinato y la meclizina.
    • Los productos más eficaces se venden con receta médica, como los de escopolamina. La escopolamina se receta más en forma de parche que se pone detrás de la oreja unos 30 minutos antes de viajar en avión.
    • También hay otras opciones de medicamentos disponibles, pero tienen muchos efectos secundarios que podrían no ser adecuados para ti. Por ejemplo, la prometazina y las benzodiazepinas.
    • La prometazina se usa con más frecuencia para tratar los síntomas de náuseas y vómitos causados por una enfermedad, pero también causa una sedación, que puede durar varias horas.
    • Las benzodiacepinas también son útiles para prevenir los mareos en el avión, pero funcionan principalmente controlando los problemas de ansiedad. Las benzodiacepinas también pueden sedar bastante. Algunos ejemplos de medicamentos en este grupo son el alprazolam, el lorazepam y el clonazepam.
    • Tu doctor sabrá qué medicamento es el mejor para ti.
  6. Pregúntale a tu doctor acerca de los medicamentos que usas actualmente. Algunos medicamentos que usas de manera habitual pueden volverte más propenso a las sensaciones de náuseas que otros medicamentos. Tu doctor podría ayudarte a regular temporalmente tus medicamentos para tu próximo viaje.
    • Nunca cambies tu régimen de medicación por tu propia cuenta. Hacerlo también puede causarte náuseas, vómitos, diarrea y otros problemas que no querrás que aparezcan cuando estás en un vuelo. Además, podrías correr el peligro de empeorar tu problema médico.
  7. Usa una muñequera de acupresión o toma jengibre. Si bien las pruebas con respecto a la eficacia de la acupresión o el jengibre no son completamente concluyentes, algunas personas creen que estas opciones son eficaces. Las bandas presionan la muñeca para estimular los puntos de acupresión, lo cual se cree que ayuda a controlar las náuseas y los vómitos.

Durante el vuelo

  1. No leas ni juegues juegos portátiles. Concentrarse en algo más cerca del rostro y ojos empeora las señales de movimiento confusas en el cerebro.
    • Usa auriculares para escuchar música, escucha un libro grabado o un tema relacionado al trabajo, o ve una película durante el vuelo para que te ayude a pasar el tiempo.
  2. Concéntrate en el horizonte. Mirar fijamente un punto fijo a lo lejos, como concentrarse en el horizonte, ayuda a tranquilizar al cerebro y a estabilizar el equilibro. Escoger un asiento al lado de la ventana puede ayudarte a mirar un punto fijo a lo lejos, como el horizonte.
  3. Regula los conductos de ventilación. Asegúrate de tener aire fresco alrededor de tu rostro. Respirar aire fresco puede ayudar a relajarte y a evitar que tengas mucho calor. Los ventiladores pequeños personales también podrían ayudar a mantener el aire fresco y en movimiento alrededor de ti.
  4. Controla tu respiración. Respirar con rapidez y poco hondo empeora los síntomas. Respirar despacio y hondo ha demostrado ayudar a controlar los síntomas de mareos mejor que respirar normal.
    • Usar técnicas para respirar despacio y más hondo ayuda a emplear una parte del sistema nervioso denominada "sistema nervioso parasimpático", que lo que hace es calmar a la persona. Este tipo de respiración ayuda a relajarse y a calmar el cuerpo.
  5. Usa el apoyo para la cabeza en el asiento. Esto puede ayudar a relajarte, pero también ayuda a estabilizar los movimientos de la cabeza. Usa un cojín para el cuello si te hace sentir más cómodo.
  6. Come algo liviano y evita el alcohol y la cafeína durante el vuelo. No ingieras nada que pueda irritar tu estómago. Considera la posibilidad de comer galletas saladas y beber agua fría con hielo durante el vuelo.
    • Bebe mucha agua durante el vuelo para mantenerte hidratado.
  7. Párate. Si empiezas a sentirte mareado, párate. Será inútil que te recuestes o descanses en el asiento. Pararte puede ayudarle a tu cuerpo a establecer un sentido de equilibrio y con suerte contrarrestar la sensación de náuseas.
  8. Pídele al auxiliar de vuelo que te cambie de asiento si alguien que está cerca de ti tiene mareos en el avión. Oler y escuchar a alguien vomitando cerca es un gran detonante, que te mareará más. No siempre es fácil cambiar de asiento en un avión, pero podría valer la pena preguntarlo.
  9. Concéntrate en otras cosas. Trata de mantenerte positivo, lo más relajado posible, de permanecer relajado y concentrarte en otras cosas.
    • Si vas a hacer un viaje de negocios, piensa en la exposición que darás. Si es un viaje de placer, entonces anticípate a las vacaciones relajantes que estás a punto de disfrutar.
  10. Escucha música. Escuchar música con auriculares puede ayudar a concentrarte en la música, a relajar tu mente y cuerpo y a no prestar atención a cualquier ruido cerca de ti que podría aumentar tu estrés y ansiedad, como el llanto de un bebé o a otras personas que podrían sentirse mareadas.

Recibir ayuda para los problemas graves o crónicos

  1. Recibe ayuda de un terapeuta capacitado. La ansiedad es un detonante de los mareos en el avión. Al usar métodos de terapias cognitivo-conductuales, puedes aprender a controlar las sensaciones de ansiedad y miedo, y a no sentir mareos.
  2. Usa la relajación muscular progresiva. Esta técnica enseña a concentrar los pensamientos y la energía en controlar los músculos, y ayuda a tomar más conciencia de las diferentes sensaciones físicas.
    • Avanza hacia arriba o abajo de tu cuerpo, por ejemplo, empezando desde los dedos de tus pies. Concéntrate en tensar un grupo de músculos y de permanecer así unos 5 segundos, relajar los músculos durante 30 segundos, repetir el proceso algunas veces y después seguir con otro grupo de músculos.
  3. Considera el entrenamiento de habituación. Incluso algunos pilotos son propensos a marearse en un avión. Para superar este problema, muchos pilotos (así como las personas que tienen trabajos en los que viajan en avión constantemente) usan el entrenamiento de habituación. Este consiste en exponerse constantemente a lo que marea a la persona, como hacer viajes cortos en avión constantemente, especialmente justo antes de un vuelo largo.
  4. Explora las técnicas de biorretroalimentación. Los estudios sobre los pilotos que tienen problemas de mareos han demostrado resultados alentadores. Al usar la biorretroalimentación junto con técnicas de relajación, han superado los problemas con los mareos.
    • En un estudio, los pilotos aprendieron a superar los mareos al colocarse en una silla inclinada y giratoria que hacía que se mareen. Fueron vigilados para ver los cambios en áreas como la temperatura corporal y la tensión de los músculos. Al usar instrumentos de biorretroalimentación y métodos de relajación, el grupo aprendió a controlar sus mareos.
  5. Habla con tu doctor. Si tus mareos empeoran progresivamente o son severos, debes consultar con un doctor especialista en otorrinolaringología (oído, nariz y garganta), y en sistemas neurológicos y de equilibrio.

Consejos

  • Aprovecha el entretenimiento en el vuelo. Muchos vuelos más largos ofrecen películas que puedes ver desde tu asiento, sin que tengas que concentrarte en una pantalla cerca de tu rostro. Esto te ayudará a distraerte de tu preocupación por marearte y ayudará a relajarte.
  • Toma un sorbo de una bebida fría, como ginger ale, agua o una bebida sin alcohol con hielo.
  • Durante el vuelo, no consumas alimentos que normalmente no comerías o alimentos que sabes que no van contigo. Come solo alimentos simples, como galletas saladas.
  • Conversar con tus compañeros de asiento puede ayudar a distraerte y a pasar el tiempo.
  • Debes saber dónde está la bolsa para mareos, por si las dudas.
  • Escucha música para distraer tu mente de los mareos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página