Cómo preparar manzanas acarameladas miniatura

Las manzanas acarameladas son deliciosas en cualquier momento del año, pero aún más en el otoño. Si tienes un antojo de manzana acaramelada pero no quieres comprometerte a comerte una entera, prepara manzanas acarameladas miniatura en su lugar. Necesitas los mismos ingredientes, además de una cuchara para melón.

Conseguir los ingredientes

  1. Elige tu manzana favorita. Si bien es mejor una manzana crocante, quieres una manzana que te permita perforar su cáscara con una cuchara para melón. También selecciona manzanas grandes para que puedas preparar una mayor cantidad de manzanas acarameladas miniatura.
    • Considera comprar unos cuantos limones en caso de que planees preparar varias manzanas. Unos cuantos chorros de limón por encima de las bolas de manzana ya listas evitará la oxidación, la cual puede desteñirlas.
  2. Consigue toffees o jarabe de caramelo. Esto depende de cómo te gustan las manzanas acarameladas. También puedes confitar la manzana, así que este paso es simplemente una cuestión de gustos.
  3. Compra palos para paletas dulces o paletas de helado. Cada manzana miniatura estará montada en un palo, así que elige el tipo de palo en base al tamaño de tus manzanas miniatura.
  4. Corta una lámina de papel encerado o busca una rejilla para usarla para secar las manzanas cubiertas.
  5. Considera añadir grageas u otra decoración dulce para la manzana. Esto también podría incluir dulces de maíz o cualquier otro tipo de dulces para la Noche de Brujas.
    • Compra papel celofán si planeas ofrecer estas manzanas como regalo o recuerdos de fiesta. Esto incluye ataduras de alambre o cintas coloridas para amarrar el papel celofán y mantenerlo en su lugar.

Preparar manzanas acarameladas miniatura

  1. Lava o limpia las manzanas. Puedes ya sea simplemente enjuagar las manzanas o usar un desinfectante vegetal para limpiarlas.
    • Deja que cada manzana se seque al aire o sécalas con un papel toalla. Nunca introduzcas una cuchara para melón en una manzana mojada, ya que la fruta podría resbalársete de la mano.
  2. Introduce la cuchara para melón en un costado de la manzana. Maneja la manzana de la misma forma como lo harías con un melón, creando una bola pequeña y redonda usando la cuchara.
  3. Coloca la pequeña bola de manzana en un plato o hazla a un lado. Agrega un pequeño chorro de limón a las manzanas de vez en cuando para mantenerlas frescas mientras esperan a ser cubiertas de caramelo o dulce.
  4. Calienta el caramelo en el microondas (o sigue las direcciones en el empaque ya sea para caramelo o cobertura de dulce). Evita sobrecalentar el caramelo, ya que se quemará. Considera comenzar con 30 segundos en el microondas, retirar el plato del microondas, revolver y regresarlo por otros 30 segundos.
    • Usa el caramelo una vez que esté casi completamente derretido. Revuelve el caramelo hasta que se mezcle y esté completamente líquido.
  5. Clava la manzana en el palo de paleta o helado. Asegúrate de que no atraviese por completo a la bola de manzana.
  6. Baña la manzana en el caramelo o dulce derretido. Cúbrela bien, haciéndola girar alrededor del plato.
  7. Retira la manzana con cuidado y colócala ya sea en un pedazo de papel encerado o en una rejilla.
  8. Listo.

Consejos

  • Envuélvelas con papel celofán una vez que las manzanas se hayan secado y enfriado completamente.
  • Hazlas rodar por encima de los dulces inmediatamente después de bañar las manzanas en el caramelo o dulce.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página