Cómo atar una bufanda alrededor de tu cuello

Atar una bufanda es sencillo. La parte difícil es elegir el estilo que vas a usar en determinada ocasión. ¡Hay tantos estilos, tanta inspiración! Sigue leyendo para conocer diez maneras diferentes de usar una bufanda.

Una vuelta moderna

  1. Coloca la bufanda sobre tus hombros, con un extremo ligeramente más largo que el otro.
  2. Dale a tu cuello una vuelta con el lado más largo.
  3. Ajusta la bufanda alrededor de tu cuello y alinea los extremos de la bufanda. Los extremos pueden tener la misma longitud o ser ligeramente distintos.

La oreja de conejo

  1. Coloca la bufanda sobre tus hombros, con un extremo mucho más largo que el otro.
  2. Enlaza el extremo más largo en tu cuello hacia la misma dirección.
  3. Agarra el mismo extremo con el que rodeaste tu cuello y mételo en el segundo lazo.
  4. Haz un nudo simple con ambos extremos de la bufanda.
  5. Mete los lazos en el nudo para que ambos extremos estén colgando del lazo, uno a un lado del otro.

El cuello de tortuga

  1. Coloca la bufanda sobre tus hombros, con un extremo mucho más largo que el otro.
  2. Enlaza tres o cuatro veces el extremo más largo alrededor de tu cuello hacia la misma dirección.
  3. Haz un nudo sencillo con ambos extremos de la bufanda y después haz otro nudo sencillo para eliminar el exceso de tela.
  4. Mete el nudo debajo del lazo para que no se vea el exceso de tela.

El lazo infinito

  1. Coloca la bufanda sobre tus hombros de manera que ambos extremos estén equidistantes.
  2. Haz un nudo sencillo al final de cada extremo.
  3. Ata otro nudo sencillo para asegurarte de que el primero no se mueva.
  4. Haz un lazo (con forma de "O") y tuércelo para que tenga la forma de un "8".
  5. Coloca el lazo inferior del 8 sobre tu cabeza.

La sacudida rápida

  1. Coloca la bufanda sobre tus hombros, con un extremo ligeramente más largo que el otro.
  2. Enlaza el lado más largo sobre tu cuello, pero no totalmente. La bufanda debe de colgar por tu espalda.

El lazo europeo

  1. Dobla la bufanda por la mitad longitudinalmente.
  2. Coloca la bufanda doblada sobre tus hombros, con el extremo sin doblar mucho más largo que el lado doblado.
  3. Mete el extremo sin doblar en el lazo creado por el extremo doblado y aprieta.

El lazo famoso

  1. Coloca la bufanda sobre tus hombros, con un extremo mucho más largo que el otro.
  2. Enlaza tres veces el extremo más largo alrededor de tu cuello hacia la misma dirección.
  3. Mete el extremo que usaste para hacer el lazo en el tercer lazo para que esté colgando debajo del lazo.
  4. Mete el otro extremo en el tercer lazo.

La cascada

  1. Coloca la bufanda sobre tus hombros, con un extremo mucho más largo que el otro.
  2. Enlaza dos veces el extremo más largo alrededor de tu cuello hacia la misma dirección.
  3. Toma el extremo que usaste para hacer los lazos y asegúralo por la esquina superior.
  4. Mete la esquina superior en el lazo por un lado del cuello. Cuando se hace de manera correcta, el lado sin agarrar cuelga como una cascada.

El truco mágico

  1. Coloca la bufanda sobre los hombros, con un extremo mucho más largo que el otro.
  2. Enlaza una vez el extremo más largo alrededor de tu cuello.
  3. Mete una pequeña parte del extremo que no está enlazado a través del lazo, formando un semicírculo.
  4. Mete el extremo enlazado a través del semicírculo.
  5. Ajusta ambos extremos para balancear la bufanda.

La novia

  1. Dobla la bufanda por la mitad longitudinalmente.
  2. Coloca la bufanda doblada sobre los hombros, con el extremo sin doblar mucho más largo que el extremo doblado.
  3. Mete el extremo sin doblar en el lazo creado por el extremo doblado, dejando un espacio al final del doblez.
  4. Tuerce el extremo doblado para formar un "8."
  5. Mete el resto del extremo sin doblar en el segundo lazo creado por la torcedura.
  6. Ajusta y balancea la bufanda.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página